Francisco Cervelli busca causar un impacto en Piratas

BRADENTON, Florida — El receptorFrancisco Cervelli es uno de varios jugadores que tienen la oportunidad de establecerse en los Piratas esta temporada. De lograrlo su impacto sería enorme, dado que ocupa un rol clave y exigente.

El reto de Cervelli consiste en mitigar la partida de Russell Martin , quien representa la baja más sensible de los Bucaneros este invierno. El venezolano parece tener la personalidad necesaria para ser un líder en el clubhouse y definitivamente pretende velar por el cuerpo monticular de Pittsburgh.

“Me encanta la responsabilidad”, manifestó Cervelli. “No puedo ser Russell; sólo hay uno. Pero puedo ayudar como yo mismo lo hago. Será un proceso divertido”.

Quizás Cervelli no pueda ser Martin, pero en ocasiones se expresa como el veterano – al compartir su primera impresión de los lanzadores de Pittsburgh, por ejemplo.

“Se trata de un grupo de muchachos bastante sólido. Muchos brazos de poder. Nunca había visto un campamento con tantos brazos poderosos como los hay aquí”, dijo el oriundo de Valencia.

Las palabras de Cervelli le hacen eco a las de Martin cuando el segundo llegó a los entrenamientos de los Piratas por primera vez hace dos años: “Esta es la primera vez que he visto tantos brazos fuertes en un campamento y he participado en nueve”, dijo Martin en aquella ocasión.

Es posible que Cervelli hable como Martin porque existe un parecido en sus cualidades, según describe el manager Clint Hurdle.

“Su forma de cuadrar los pitcheos, bloquear los pitcheos, pedir los pitcheos, su energía, su astucia – todo lo que estamos buscando”, dijo Hurdle acerca de Cervelli.

Las lesiones limitaron a Cervelli a un total de 247 compromisos del 2009 al 2014. Pero cuando estuvo en el terreno, logró sacarles lo mejor a todos los cuerpos monticulares con los que colaboró en Nueva York. En las cinco temporadas en las que Cervelli ha visto acción considerable (con excepción del 2012), los lanzadores de los Yankees tuvieron efectividad colectiva de 3.75 cuando estaba el venezolano detrás del plato y de 3.99 con los otros cátchers.

Cervelli representa otro reencuentro para A.J. Burnett , quien al llegar a los Piratas en el en 2012 se reunió con Rod Barajas, su receptor predilecto cuando estaba con los Azulejos. Luego su ex compañero de batería en los Yankees, Martin, lo alcanzó en Pittsburgh en el 2013. Y ahora ha llegado Cervelli, otro cátcher con quien Burnett trabajó en el Bronx.

“Es bueno tener muchachos con quienes estás familiarizado”, dijo Burnett, quien se encuentra entre aquellos que esperan que Cervelli sea una revelación este año. “Creo que aportará muchas cosas. Mucha energía, sin duda alguna, si logra mantenerse en salud”.

Y por otro lado está la reunión de Cervelli y Chris Stewart , quienes compartieron la receptoría en los Yankees en el 2013. Resultó ser la temporada más activa de Stewart hasta la fecha (108 juegos), debido a que Cervelli sufrió una fractura en la mano derecha en abril que le puso fin a su campaña.

Stewart ha estado compartiendo con Cervelli los detalles que no se pueden aprender de los videos y las sesiones del bullpen.

“Me he concentrado en el aspecto mental”, dijo Stewart. “Cómo hablarles a ciertos muchachos, a quiénes hay que tranquilizar, a quiénes tienes que exhortar para que arranquen, qué les gusta hacer cuando tienen corredores en base. Sus pitcheos preferidos, a los que recurren cuando tienen dos strikes…todo lo referente a trabajar con diferentes muchachos”.

Tom Singer / MLB.com

Azulejos le ven potencial a la contratación de Johan

DUNEDIN, Florida – Los Azulejos no esperan que el zurdo Johan Santana, ganador de dos premios Cy Young, esté listo para el comienzo de la temporada regular. Pero el venezolano pronto tendría la oportunidad de competir por un puesto en la rotación de Toronto.

Los Azulejos firmaron a Santana a un contrato de liga menor que incluye una invitación a los entrenamientos del equipo grande.

El oriundo de Tovar, quien no lanza en Grandes Ligas desde el 2012, ha sido operado dos veces del hombro de lanzar. El año pasado, sufrió un desgarre en el tendón de Aquiles del pie izquierdo.

Varios escuchas de los Azulejos observaron a Santana este invierno en la liga de Venezuela.

“Para nosotros, es obvio que no hay riesgos con ninguno de los jugadores que firmamos a contratos de liga menor”, dijo el gerente general del club, Alex Anthopoulos. “Lo vimos durante el invierno. Se veía bien. Apenas está comenzando su programa de tiros, así que es poco probable que esté listo para el Día Inaugural”.

Santana ganará US$2.5 millones si hace el equipo grande, pero el contrato incluye varios bonos que dependen de cuántas aperturas haga y cuánto tiempo permanezca en el roster activo. Se cree que es la primera vez que Anthopoulos incluye incentivos en un contrato.

“Lo vemos como abridor”, dijo Anthopoulos. “Si logramos subirlo a un montículo y que esté saludable, no dudamos que puede ser un abridor muy bueno. Su material aún se vio muy bien durante el invierno. El lanzamiento en cambio está ahí, es tremendo competidor, un gran atleta y tratándose de un contrato de liga menor, no tenemos nada que perder”.

Se espera que Santana compita con Daniel Norris, el mexicano Marco Estrada y posiblemente Aaron Sánchez por el último puesto en la rotación de Toronto. El serpentinero puede salirse de su contrato si no está en el roster de Grandes Ligas para el 28 de abril.

 Gregor Chisholm / MLB.com

Manny Machado asegura gozar de completa salud

SARASOTA, Florida — Seis meses después de su segunda operación de rodilla en dos años, el antesalista de los Orioles, Manny Machado, se mostró contento a su llegada a los entrenamientos primaverales, y hasta ahora, luce completamente sano.

Machado, de ascendencia dominicana, no ha podido jugar una temporada completa en Grandes Ligas, pero confía que eso cambiará en 2015.

La lesión de la rodilla izquierda sufrida en septiembre de 2013 lo marginó del primer mes de la campaña anterior. Fue suspendido una semana por aventar un bate y terminó su temporada el 11 de agosto cuando se quejó de molestias en la rodilla derecha.

El manager Buck Showalter está satisfecho con lo que ve del pelotero de 22 años y le dará más tiempo del habitual en la pretemporada.

La mayoría de los titulares casi no juega partidos fuera de casa, pero Showalter indicó que Machado si lo hará.

“Jugaré tanto como pueda. No he jugado en mucho tiempo. Estoy emocionado esta primavera. Estoy emocionado por jugar. Quiero salir al campo lo más que pueda”, señaló. “No importa nada, solo estoy emocionado por jugar”.

Hace un año, Machado no tuvo un solo juego en los entrenamientos primaverales. Cuando volvió a la acción el 1 de mayo, batalló para entrar en ritmo, jugando apenas media temporada, 82 partidos. Bateó 12 cuadrangulares con 32 carreras remolcadas y un porcentaje de 278.

En su temporada de 2013, cuando fue el tercera base titular de la Liga Americana en el Juego de Estrellas y ganó el Guante de Oro, Machado lideró Grandes Ligas con 51 dobles. Ese total se redujo a solo 14 hace un año.

A mediados de enero, Machado pasó su primera prueba, corriendo y bateando durante el último día del mini campamento de Baltimore. Se presentó varios días antes de lo previsto, ansioso por demostrar que estaba sano.

“Lo veo como si fuera mi primer entrenamiento primaveral. Estoy emocionado. Soy afortunado de estar aquí. No puedo esperar a volver a jugar”, dijo. “Solo quiero salir de nuevo al campo, en verdad. Es mi principal preocupación, volver al campo, volver a tener la sensación de pertenecer al equipo. Me preparo para que mañana podamos mostrarlo todo”.

No ha habido complicaciones en su rehabilitación y su primera semana en el terreno de juego.

“Creo que todo ha ido bien, toco madera. Todo ha ido conforme a lo planeado. Solo debo fortalecerme más. Ahora tengo dos rodillas nuevas, así que es hora de salir a hacer lo que he estado haciendo”, dijo el antesalista.

A Showalter le gusta cómo luce Machado y le ha pedido tomar más rodados en la tercera base.

“Está listo. Se nota. Hasta parece aburrido”, señaló Showalter.

En su primera campaña, en 2012, Machado jugó en la postemporada. Hace un año tuvo que perdérsela.

“Es difícil ver al equipo en los playoffs y llegar tan lejos”, señaló Machado. “Es complicado ver el juego desde la banca. No es fácil”.

Franklin Gutiérrez intenta volver a G.L. con Marineros

Franklin Gutiérrez. (Rick Bowmer/AP)

PEORIA, Arizona – Franklin Gutiérrez llegó a los entrenamientos de los Marineros con una meta bastante sencilla. Tras haberse perdido la campaña del 2014, el jardinero venezolano simplemente quiere saber si aún es capaz de jugar el deporte que ama.

Gutiérrez, quien se vio entorpecido por diversas lesiones en su carrera con Seattle, padece una condición que causa inflamación en los nervios y afecta la flexibilidad de la espina dorsal y la parte inferior de la espalda.

Ahora Gutiérrez está de regreso con los Marineros con un acuerdo de liga menor que le permite entrenar con el club para determinar en qué estado se encuentra.

“Me va bien”, dijo Gutiérrez, de 32 años de edad. “Después de perderme un año, me siento muy agradecido por estar de regreso. Llevo mucho tiempo aquí. Simplemente quiero intentarlo una vez más para ver si se puede”.

Gutiérrez disputó apenas 81 juegos por los Marineros del 2012 al 2013 debido a varias lesiones que luego atribuyó a la condición que se le diagnosticó a finales de su última campaña con Seattle. Tras perderse la temporada del 2014, vio suficiente acción en la pelota invernal de Venezuela como para convencer a los Marineros – y a sí mismo – de intentarlo de nuevo.

“El año pasado fue difícil, porque al no jugar, tuve mucho tiempo para ponerme a pensar”, dijo Gutiérrez. “Fue bueno porque pude compartir con mi familia – mi esposa y mi hijo – e hice otras cosas que probablemente no hubiesen sido posibles durante la temporada. Pero se me hico difícil ver los juegos por televisión y sólo poder aplaudir a mis amigos”.

 Greg Johns / MLB.com

Los Dodgers esperan que sus cambios rindan frutos

Don Mattingly (AP)

GLENDALE, Arizona — Desde la gerencia hasta el clubhouse, la limpieza completa de los Dodgers era de esperarse de un equipo del montón, no de un equipo que haya ganado su división en dos años consecutivos.

No se sabrá hasta octubre si esto ha funcionado, pero con el inicio de los Entrenamientos de Primavera con los lanzadores y receptores en Camelback Ranch en Glendale, Arizona, se aclararán un poco algunas situaciones:

¿Habrá suficiente ofensiva sin el dominicano Hanley Ramírez ni Matt Kemp? ¿Estará Joc Pederson listo para el Día Inaugural? ¿Estarán el prospecto mexicano Julio Urías y Corey Seager cerca de unirse al equipo grande? ¿Se habrán resuelto los problemas en el bullpen? ¿Habrán los Dodgers reforzado la rotación? ¿Qué sucederá con Andre Ethier?

“El número de carreras que necesitamos anotar será menor si jugamos mejor defensa”, dijo el dirigente Don Mattingly. “Así son las cosas en los playoffs”.

Los nuevos directivos hicieron cambios drásticos para ganar esos juegos en octubre. La meta es mejorar la defensa, armar un roster equilibrado y funcional y agregarle profundidad a la banca para compartir el volumen de trabajo con el utility Justin Turner.

“Lo que esperamos y pensamos es que al tener un balance en la alineación del uno al ocho, luciremos diferentes pero seremos igual de productivos”, explicó el gerente general Farhan Zaidi. “Me siento muy optimista de que realizaremos turnos al bate de calidad y no dependeremos tanto de la parte gruesa de la alineación”.

Zaidi indicó que Mattingly tendrá más flexibilidad durante los juegos, debido a que cuenta con jugadores mejor preparados para papeles específicos. Eso, junto a una mayor atención a las estadísticas avanzadas, podrían hacer cambiar con frecuencia el orden de bateo dependiendo de los enfrentamientos.

El trabajo de Mattingly ya se ha hecho más fácil con las idas de Ramírez, Kemp y Brian Wilson. Aunque Kemp volvió a ser una estrella en la segunda mitad de la temporada, su relación con Mattingly fue un poco tensa. Ramírez a diario traía incertidumbre con su salud, especialmente cuando el club decidió no otorgarle una extensión de contrato. Y la excentricidad de Wilson, tolerada cuando lanzaba bien, se convirtió en una distracción cuando el veterano no podía conseguir outs.

Zaidi dijo que Brett Anderson, la mayor interrogante en la rotación, ha tirado tres sesiones del bullpen sin dolores en su espalda operada. Anderson realizará programa limitado en los entrenamientos como medida preventiva, pero se espera que esté listo en abril. Erik Bedard es una opción en caso de ser necesario, junto a los jóvenes abridores Joe Wieland, Mike Bolsinger, el dominicano Carlos Frías y Zach Lee.

Zaidi agregó que confía en que el bullpen mejorará, “pese a que no firmamos brazos de alto valor”. Se hicieron cambios para adquirir a los dominicanos Joel Peralta y José Nicasio, Chris Hatcher yAdam Liberatore, y la lista de invitados incluye a Sergio Santos, David Aardsma y David Huff para acompañar a J.P. Howell, Brandon League, los quisqueyanos Pedro Báez y Yimi García, Paco Rodríguez y Daniel Coulombe. El cerrador Kenley Jansen se perderá algunas semanas debido a una lesión en el pie izquierdo.

Ya se presentaron los lanzadores y receptores

El equipo completo se presenta:
Martes, 24 de febrero

El primer juego de pretemporada:
En casa contra los Medias Blancas el 4 de marzo a las 12:05 p.m. PT

El Día Inaugural:
En casa contra los Padres el 6 de abril a la 1:10 p.m. PT

 Ken Gurnick / MLB.com

Mattingly: Peralta estaría listo para el Día Inaugural

Joel Peralta

GLENDALE, Arizona — El dirigente de los Dodgers, Don Mattingly, confía en que el relevista dominicano Joel Peralta estará listo para el comienzo de la temporada.

“Esperamos contar con él para el arranque”, expresó Mattingly.

La preparación de Peralta se ha retrasado por una rigidez en el hombro derecho. Peralta dijo que espera tirar su primera sesión del bullpen la próxima semana.

Pero Mattingly indicó que el ritmo del programa de lanzamientos está diseñado para aprovechar las cinco semanas que quedan de los Entrenamientos de Primavera.

El piloto agregó que debido a que es principalmente relevista de una entrada, Peralta no necesita tantas presentaciones en la Liga del Cactus para estar listo para la temporada regular.

Ken Gurnick / MLB.com

Cruz asume el papel de jonronero en los Marineros

PEORIA, Arizona, EE.UU. — Pocos Marineros estaban más contentos de ver al dominicano Nelson Cruzen el camerino de Seattle que Félix Hernández.

El as venezolano de los Marineros sabe lo difícil que es retirar a Cruz. No solo Cruz le ha roto a Hernández aspiraciones de un juego sin hit, sino que el cañonero está empatado con Mark Teixeira, de los Yanquis, con la mayor cantidad de jonrones contra el ganador del Cy Young de la Liga Americana de 2010, con cinco.

“Me recordó esos detalles”, contó Cruz. “Es divertido. Siempre que compites contra uno de los mejores pitchers del juego, quieres rendir al máximo. Eso fue lo que hice siempre que lo enfrenté”.

Y los Marineros pagaron una cuantiosa suma por el mejor jonronero en Grandes Ligas la campaña anterior, adquiriendo al dominicano por cuatro años y 57 millones de dólares como agente libre en diciembre pasado.

“Quiero ser parte de un equipo ganador, y esta es la mejor decisión que pude tomar”, señaló Cruz.

No hay muchas dudas de que Cruz pueda brindar el poder en la posición de bateador designado que tanto padecieron los Marineros en 2014, cuando el cubano Kendrys Morales y Corey Hart apenas batearon por encima de .200 y se combinaron para solo 13 cuadrangulares y 45 carreras impulsadas.

Cruz, quien en 2013 recibió una suspensión de 50 juegos por dopaje tras verse involucrado en el escándalo Biogenesis, tuvo una campaña estelar con los Orioles al año siguiente. Bateó para .271 con 40 jonrones y 108 remolcadas.

Los números en la carrera del bateador designado de 34 años en el Safeco Field, benéfico para los bateadores, no son espectaculares — nueve jonrones, 19 carreras impulsadas y promedio de .234 en 52 partidos — pero los Marineros no están preocupados.

“El tipo es un buen bateador. Pega jonrones, pero también es un buen bateador”, dijo el manager Lloyd McClendon. “Tiene la habilidad de producir carreras. Sospecho que le irá bien”.

Cruz afirma que hace caso omiso de los comentarios de que le costará sacudir tantos vuelacercas en Seattle.

“Intento batear líneas. Si se van, se van. Es todo lo que puedo hacer”, señaló.

Cruz conoce bien a varios de sus nuevos compañeros. En casi todas las ocho temporadas que militó con los Rangers de Texas, enfrentó con frecuencia a los Marineros como rival en el Oeste de la Liga Americana. También ha representado dos veces a la República Dominicana en el Clásico Mundial de Beisbol, jugando al lado de sus compañeros de Seattle, Robinson Canó y Fernando Rodney en 2009 y 2013.

“Son líderes”, dijo Cruz sobre Canó y Hernández. “Son los baluartes del equipo, y no conozco a dos mejores personas a las cuales seguir que a esos dos”.

 José M. Romero / Associated Press

Latinos tras marcas importantes de jonrones

KISSIMMEE, Florida — Los dominicanos Alex Rodríguez, Albert Pujols, David Ortiz y Adrián Beltré; el venezolano Miguel Cabrera, el puertorriqueño Carlos Beltrán y el mexicano Adrián González tendrán la oportunidad de alcanzar cifras redondas de cuadrangulares, en el liderato de Grandes Ligaas o entre sus compatriotas, en la temporada que arranca en abril próximo.

Rodríguez, quien busca regresar a la alineación regular de los Yankees de Nueva York, tras perderse la temporada completa del año pasado por una suspensión, es el quinto mayor jonronero de la historia con 654. Con seis vuelacercas empatará a Willie Mays en el cuarto puesto y podrá reclamar un bono de $6 millones de dólares.

“A-Rod”, además, necesita 61 hits para los tres mil, 31 impulsadas para dos mil y 81 anotadas para dos mil. Hank Aaron (3,771 hits, 755 jonrones, 2,297 impulsadas y 2,174 anotadas) es el único bateador de la historia con al menos tres mil imparables, 650 jonrones, dos mil impulsadas y dos mil anotadas.

Pujols, de los Angelinos de Los Ángeles, alcanzó la marca de 500 el año pasado. En la cuarta temporada de un contrato de 10 años con Anaheim, Pujols (520), buscará seguir escalando en el liderato y empatar o superar a Ted Williams, Willie McCovey, Frank Thomas (521), Jimmy Foxx (534), Mickey Mantle (536), Mike Schmidt (548) y Manny Ramírez (555). Ramírez es 14to. en el liderato de por vida.

Ortiz, el bateador designado de los Medias Rojas de Boston, arrancará la temporada con 466 jonrones y 1,533 carreras impulsadas. Si se acerca a su producción del 2014 (35 y 104), el popular “Big Papi” será el 27mo. pelotero de 500 jonrones en la historia de Grandes Ligas. La lista incluye cinco latinoamericanos (el cubano Rafael Palmeiro y los dominicanos A-Rod, Sammy Sosa, Ramírez y Pujols).

Beltré, quien acaba de asegurar que estará con los Vigilantes de Texas al menos por los próximos dos años, solamente necesita cinco cuadrangulares para convertirse en el pelotero #52 de 400 en la historia de Grandes Ligas. Una docena de latinoamericanos y siete dominicanos (A-Rod, Sosa, Ramírez, Pujols, Ortiz, Vladimir Guerrero y Alfonso Soriano) forman parte del “Club 400″, que también tratarán de integrar Cabrera y Beltrán.

Cabrera, el mejor bateador del béisbol en estos momentos, desplazará al gran Andrés Galarraga (399) del liderato entre los venezolanos cuando pegue los primeros 10 del 2015. El inicialista de los Tigres de Detroit promedia 35 vuelacercas por cada 162 partidos durante su carrera de 12 años. Está firmado hasta el 2023.

Beltrán solamente bateó 15 jonrones el año pasado, en su primera temporada con los Yankees, debido a una lesión del codo derecho que lo limitó a 109 juegos, antes de mandarlo a la mesa de operaciones en septiembre.

Libre de molestias, Beltrán, de 37 años, podría aprovechar el corto jardín derecho del Yankee Stadium para conectar los 27 cuadrangulares que le separan de los 400, una cifra que solamente han logrado otros dos puertorriqueños: Carlos Delgado (473) y Juan ‘Igor’ Gonzalez (434).

En el caso de “El Titán” González, su meta es un poco más modesta, pero no menos importante. Con 38 vuelacercas sería el segundo mexicano de 300 en Grandes Ligas. El antesalista Vinny Castilla (320) se retiró como el líder de todos los tiempos entre los mexicanos que han accionado en el Circo Grande.

González, de los Dodgers de Los Angeles, sacó 27 pelotas del parque en el 2014, promedia 28 por cada 162 juegos durante su carrera y solamente ha superado los 35 en dos ocasiones (36 en 2008 y 40 en 2009).

Los dominicanos Nelson Cruz (197), Hanley Ramírez (191), Juan Uribe (178) y Jhonny Peralta (177) y el venezolano Víctor Martínez (189) estarán en muy buena posición de llegar a los 200 jonrones, algo que han hecho 315 bateadores.

Marcas de jonrones que buscan los latinos en el 2015

Jugador Marca Le faltan
Alex Rodríguez 660 6
Albert Pujols 555 35
David Ortiz 500 34
Adrián Beltré 400 5
Miguel Cabrera 400 10
Carlos Beltrán 400 27
Adrián González 300 38
Nelson Cruz 200 3
Hanley Ramírez 200 9
Víctor Martínez 200 11
Juan Uribe 200 22
Jhonny Peralta 200 23


ENRIQUE ROJAS / ESPN

Los Azulejos le dan un pacto de liga menor a Johan

DUNEDIN, Florida — Johan Santanaintentará volver a las Grandes Ligas con los Azulejos de Toronto tras aceptar un contrato de ligas menores.

Los Azulejos anunciaron el acuerdo el jueves e invitaron al zurdo venezolano a los entrenamientos de pretemporada. Santana, quien cumplirá 36 años en marzo, no lanza en las mayores desde 2012 con los Mets de Nueva York, sometiéndose a dos operaciones en el hombro izquierdo durante el lapso.

El doble ganador del premio Cy Young estuvo en las menores con Baltimore el año pasado, pero sufrió un desgarro del talón de Aquiles del pie izquierdo en junio.

Reapareció en la liga de invierno de Venezuela con los Navegantes del Magallanes, cumpliendo una sola apertura en la que retiró a seis bateadores en fila el pasado enero.

Santana ganó el Cy Young de la Liga Americana con Minnesota en las temporadas de 2004 y 2006. Lanzó el único juego sin hits en la historia de los Mets y su marca de por vida es de 139-78 con 3.20 de efectividad.

A-Rod participó en su primer entrenamiento con N.Y.

TAMPA, Florida — Un chico de sexto grado en su primera visita a un campamento de pretemporada se ubicó detrás de una verja afuera del estadio Steinbrenner Field para poder avistar a su pelotero favorito. Shane Negast, de 11 años y oriundo de West Nyack, Nueva York, viajó a Florida junto a su padre, John, quien aprovecha la suspensión que Alex Rodríguez purgó por toda la temporada pasada como una lección. El hijo lució una camiseta con el número 13 de A-Rod, parcialmente tapada por una mochila rojiblanca, ataviada con un par de botones recordatorios de los campeonatos de la Serie Mundial que los Yanquis conquistaron en la década de los 90. También es un ferviente fanático de Derek Jeter, y los Yanquis son el equipo de sus amores. La mera mención del nombre de A-Rod hizo que el chico sonriera. “Hemos hablado de todo lo que ha pasado”, decía el padre el jueves. “La gente comete errores, y yo sé Alex es el responsable de su situación. Pero ya cumplió su suspensión. Se disculpó. Quiere seguir adelante. La gente debería darle un respiro”. Cuando conversan en casa, John le explicó a su hijo –quien ambiciona jugar como segunda base y jardinero, que él también uso sustancias para mejorar el rendimiento cuando era jugador de fútbol americano en la escuela secundaria. “Creo que es una lección valiosa”, dijo. “No tengo problema alguno que use el número 13″. Los Negasts estuvieron entre los 500 fanáticos que acudieron al primer entrenamiento de los Yanquis con todos sus jugadores, dándole la bienvenida a Rodríguez con aplausos y frases de aliento. El toletero ingresó al camerino poco después de las 9 de la noche, se puso el uniforme por primera vez en más de un años y se puso a saludar a varios de compañeros. Lo siguiente fue empezar su arduo regreso a la actividad, como él mismo lo reconoce. Rodríguez, quien no juega desde septiembre de 2013, fildeó rodado en la tercera base y sacudió tres jonrones en 32 swings en la práctica de bateo. “Esto no es fácil lo que estoy intentando de hacer”, declaró Rodríguez, describiéndose como un novato. Y si bien el gerente general Brian Cashman asegura que el veterano 39 años “forma parte del equipo”, Rodriguez insistió que acomete esta pretemporada con la consigna de que demostrar que se merece su sitio. “Estoy feliz de estar aquí otra vez… Ha pasado tanto tiempo sin el uniforme”, dijo Rodríguez. Añadió que precisará de toda la pretemporada para poder determinar su nivel y calibrar lo que puede aportarle a los Yanquis. “Desearía que fuera tan fácil como conectar una recta de 55 millas (en la práctica de bateo). Todos nos lucimos como estrellas en ese momento. Ya lo veremos ante alguien tirando a 95 millas”. El mánager Joe Girardi pidió paciencia. “Como he venido diciendo, no es justo sacar conclusiones prematuramente. Cuando ha disputado tan pocos juegos en los últimos dos años, lo que cuesta es engancharse otra vez el ritmo del juego”, comentó el piloto. Girardi añadió que las decisiones sobre la posición que le tocará a Rodríguez no se tomarán hasta la recta final de los entrenamientos. Sus compañeros también le dieron aliento. El primera base Mark Teixeira, cuyo casillero en el camerino está situado en la misma esquina donde se encuentra el de A-Rod, señaló que está contento por el regreso de su amigo y que Rodríguez “hará todo lo posible para volver a ser un pelotero productivo”. “Hablé con Alex cuando lo ví hace un par de semanas, fue como si nada había pasado”, dijo Teixeira. “A Alex le fascina el béisbol, quiere jugar y quiere ser un buen compañero de equipo. Le dije, que en lo se comporte como un gran compañero, le íbamos a querer. Si puede salir a jugar y producir para nosotros, los fanáticos le van a querer. Eso es lo más importante, que haga las cosas bien”. Fred Goodall / Associated Press

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 11,100 other followers

%d bloggers like this: