José Altuve guió barrida de Astros sobre Reales

HOUSTON — José Altuve pegó tres imparables y anotó la carrera de la diferencia en el séptimo inning, para que los Astros de Houston completaran una barrida en tres juegos sobre los Reales de Kansas City, al imponerse el miércoles por 6-5.

El encuentro estaba empatado 5-5 en el séptimo inning, cuando el dominicano Kelvin Herrera (1-2) propinó un pelotazo al venezolano Altuve en un antebrazo. Altuve se robó la intermedia y ancló en la antesala con una línea para out.

Dio la ventaja a Houston, superando el tiro al plato, en un batazo de Chris Carter para jugada de selección. Los umpires ratificaron la anotación tras revisar el video.

Luke Gregerson (3-1) resolvió a la perfección el noveno episodio para llevarse la victoria.

Carter y el venezolano Marwin Gonzalez conectaron vuelacercas solitarios por Houston, en tanto que Evan Gattis remolcó dos carreras.

Por los Reales, los venezolanos Alcides Escobar de 4-0, Salvador Perez de 3-0 con una anotada,Omar Infante de 4-0. El cubano Kendrys Morales de 3-1 con una anotada y dos impulsadas. El puertorriqueño Alex Rios de 4-2 con una anotada y una remolcada.

Por los Astros, el dominicano Domingo Santana de 2-0. Los venezolanos Altuve de 4-3 con dos anotadas y una producida, Luis Valbuena de 3-0, Gonzalez de 4-1 con una anotada y una impulsada.

Carlos Carrasco queda a un out del no-hitter en victoria de Indios

ST. PETERSBURG– El venezolano Carlos Carrasco se quedó a un strike de lanzar el primer juego sin hit de los Indios desde 1981, pero Cleveland doblegó el miércoles 8-1 a los Rays de Tampa Bay.

Joey Butler impidió la hazaña de Carrasco, al conectar un sencillo que remolcó al venezolano Asdrúbal Cabrera. La pelota pasó apenas encima del guante del intermedista Jason Kipnis.

Por tercera noche consecutiva, los Indios llevaron un juego perfecto hasta el sexto inning frente a los Rays. Esta vez, Carrasco retiró en orden a los primeros 19 bateadores antes de dar base por bolas a Butler con un out en el séptimo capítulo.

Max Scherzer, de Washington, perdió su juego perfecto a un strike del final el 20 de junio pero terminó con juego sin hit, el segundo en las mayores en esta temporada.

Carrasco cedió pasaporte a Cabrera para abrir la novena entrada, luego dio un pelotazo al bateador designado Brandon Guyer. Grady Sizemore, también designado, pegó roleta y Kevin Kiermaier se ponchó, lo que llevó a Butler de nuevo al bate ante 11.394 aficionados de pie en el Tropicana Field.

Butler conectó una línea en cuenta de 0-2 que pasó sobre Kipnis, pese al salto del segunda base, y llegó hasta el jardín central. Carrasco sonrió, aplaudió con su guante y apuntó hacia Kipnis, agradeciendo su esfuerzo.

El derecho de 28 años fue relevado de inmediato luego de hacer s

u lanzamiento número 124, un récord personal. Austin Adams sacó el último out.

Carrasco recibió palmadas y abrazos de sus compañeros en la cueva, tras una estupenda labor en la que recetó 13 ponches.

El último lanzador de los Indios que logró un doble cero fue Len Barker. Logró juego perfecto ante Toronto el 14 de mayo de 1981.

El dominicano Alex Colomé (3-4) fue el derrotado.

Por los Indios, el dominicano Carlos Santana de 3-1 con dos anotadas. El puertorriqueño Roberto Perez de 4-0.

Por los Rays, el venezolano Cabrera de 2-0 con carrera anotada.

Toronto aplastó a Boston en el Día de Canadá

Screenshot_4

Toronto Blue Jays’ Jose Bautista is congratulated by teammate Jose Reyes after hitting a two-run home run against the Boston Red Sox during the second inning of a baseball game in Toronto on Wednesday, July 1, 2015.

TORONTO — Justin Smoak pegó cuadrangulares bateando desde ambos lados del plato mientras Mark Buehrle ganó su cuarto partido en fila en duelo en que los Azulejos de Toronto vencieron 11-2 a los Medias Rojas el miércoles, con lo que frenaron la racha de tres partidos ganados al hilo por Boston.

Los dominicanos José Bautista y Edwin Encarnación, y Josh Donaldson pegaron vuelacercas mientras el campocorto dominicano José Reyes logró cuatro imparables en partido en que los Azulejos anotaron más carreras que en sus cuatro partidos previos, con lo que la multitud que festejaba el día de la fiesta nacional de Canadá tuvo mucho que celebrar.

Buehrle (9-4) permitió una carrera y cuatro imparables en siete innings. La última vez que cayó derrotado fue el 23 de mayo contra Seattle.

Encarnación conectó un jonrón productor de tres carreras contra Rick Porcello en la primera entrada y Smoak mandó otro lanzamiento a la gradas del jardín derecho para dos carreras más.

Por los Azulejos, los dominicanos Reyes de 5-4 con cuatro carreas anotadas, Bautista de 3-2 con tres impulsadas y 1 anotada, y Encarnación de 5-1 con 3 remolcadas y una anotada, y el venezolano Ezequiel Carrera de 3-0.

Por los Medias Rojas, los dominicanos David Ortiz de 4-1, Hanley Ramírez de 4-1 con una anotada, Alejandro de Aza de 3-1, y los venezolanos Pablo Sandoval de 4-1 con una remolcada y Sandy León de 3-0.

La primera bigleagueresa una shortstopisa de Francia

JUAN VENÉ EN LA PELOTA…

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).-

“Algunos comerciales de televisión deberían ser censurados, no por pornográficos, sino por malos, absurdos e innecesarios”… La Pimpi.-

-o-o-o-o-o-o-

Hoy es día del correo, como todos los miércoles. No puedo responder a quienes no informan sus nombres ni desde dónde escriben. Lo siento.

Celso Acosta, de Mexicali, pregunta…: “¿Será posible que en el futuro haya mujeres como jugadoras en Grandes Ligas?. Sería mucho más valioso que el uso de los videos por los umpires o las manipulaciones de la zona de strike?”.

Amigo Checho…: El beisbol profesional ha sido tan machista, que hasta hace 25 años prohibían damas periodistas en los palcos de prensa, en los clubhouses y en los terrenos de juego. Además, siguen vetadas las umpiresas, aún cuando las ha habido de muy alta calidad en las menores, como la hermosa Pam Postema, que brilló hasta en triple A. En cuanto a peloteras, ha habido varias muchachas con muy buenas condiciones, y ahora llama la atención la francesa de 16 años, Melissa Mayeux, quien juega como shortstopisa. Está autorizada por MLB para firmar con cualquier equipo. Pero por su joven edad, quizá la traigan a estudiar y a jugar en alguna Universidad por dos años, antes de hacerla profesional del beisbol… ¡Amanecerá y veremos!

Juan A. Ramírez C. de Ensenada, pregunta…: “¿Por qué a Arlie Latham no le acreditaron las bases robadas entre 1883 y 1885, cómo se anotaban entonces?”.

Amigo y tocayo…: Antes de 1886, no se acreditaban “oficialmente” las bases robadas. Algunos equipos las registraban para sus estrategias. Sin embargo, se ha entendido que el primer robo de base fue por Ned Cuthbert de los Keystones de Philadelphia, el 28 de julio 1865, hace ya casi 150 años. Pero igualmente hay indicios de que antes, el nueve de agosto de 1856, Edward J. Nichols, al menos intentó, robar tercera base en Trenton, New Jersey. Hasta 1896 tampoco anotaban los outs en intentos de robo, ni las carreras impulsadas, ni los strikeouts. Después, hasta 1897, además de los robos como se les conoce hoy día, también se acreditaba base robada a todo corredor que avanzaba por incogible de otro bateador o durante algún out.

Rodrigo Gutiérrez G. de Reynosa, pregunta…: “¿Quién ha sido el bigleguer más completo, exceptuando los lanzadores, y cuáles son las cinco habilidades que debe tener un buen beisbolista?”.

Amigo Rigo…: Los únicos con todas las habilidades hasta hoy, Willie Mays, Joe DiMaggio, Mickey Mantle, Roberto Clemente y Alex Rodríguez. Y no son “cinco habilidades que debe tener un buen beisbolista”. Muchos han sido útiles con una o dos solamente. Las cinco las poseen los super estrellas. Y son, facilidad para chocar la bola, poder al bate, piernas rápidas, buenas manos y brazo potente y educado. Yo agrego instinto y entusiasmo por el juego.

En juanvene.com, esta columna diaria y su archivo.

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

Jbeisbol5@aol.com
@juanvene5

Johan Santana y el caso de Sandy Koufax

Johan Santana había lanzado un juego sin hits, promediaba un ponche por inning y tenía 2.38 de efectividad cuando su cuerpo pareció no dar más, en junio de 2012.

Fue posiblemente por esas fechas, a raíz del esfuerzo realizado en su no-no, cuando el hombro volvió a lesionarse, tal como lo evidencian los números que puso en lo sucesivo, antes de resignarse a pasar por el quirófano otra vez.

Ningún pitcher había regresado de una cirugía semejante. Varios ases lo intentaron, sin éxito: Mark Prior, Chien-Ming Wang, Brandon Webb, por ejemplo. El venció las apuestas y lo corono con aquella noche de gloria y pena. Gloria por el resultado. Pena porque quizás allí dio un vuelco su carrera.

Sandy Koufax era el mejor pitcher del beisbol en 1966, cuando defendió a los Dodgers en la Serie Mundial. Venía de mostrar 1.73 de efectividad, 27 juegos completos y 317 ponches.

El zurdo causó un temblor cuando anunció su retiro, al finalizar esa zafra. La artritis terminó con su carrera cuando todavía no cumplía 31 años de edad. No quiso seguir. No aguantaba más.

Ayer citamos a Koufax al analizar la decisión de Santana de seguir en acción, de intentar un regreso en 2016, de no rendirse a las lesiones. Ya fue el primer notable en volver de una intervención en la cápsula y quiere ser el único en hacerlo dos veces.

Una parte de la fanaticada toma el caso del zurdo estadounidense y recomienda lo mismo al zurdo venezolano. No es el asunto de este columnista ni de esta columna. Ya en la entrega anterior argumentamos porqué la que el merideño tome será una decisión personalísima y respetable.

El asunto de esta columna es otro. Es proponer un vistazo a la hoja de servicios de uno y otro, dados los problemas físicos y el notable dominio ejercido por ambos en sus épocas.

Son abundantes los puntos de encuentro entre el nativo de Tovar y ése a quien muchos consideran el mejor zurdo de todos los tiempos.

Koufax apareció en 397 juegos, Santana tiene 360; sumó 2324.1 innings contra 2025.0 del magallanero; ponchó 2.396 rivales contra 1.988 del andino; dio 817 boletos contra 567 del turco; tuvo 1.11 de WHIP contra 1.13 del nuestro; cerró con 2.76 de efectividad contra 3.20 del local.

Hasta allí, el as hebreo es mejor en casi todo, por poco. Bien. Pero vean lo demás.

La efectividad ajustada de Santana es 36 por ciento mejor que el promedio de la liga en su tiempo contra 31 por ciento del norteamericano; logró seis torneos con OPS+ de 143 contra cinco del judío; promedió 2,5 bases por bolas por cada 9.0 actos contra 3,2 del serpentinero de los Dodgers; y aunque ambos muestran una media de 8,8 abanicados por cada 9.0 episodios, la relación ponches/boletos es mejor para el de acá, con 3,51 contra 2,93 del de allá.

Hay razones para comparar a Santana con Koufax. La más importante está en el contraste de cada uno con la media de los monticulistas de su tiempo, que favorece, como vimos, al suramericano, o incluso el WAR, que es ligeramente mejor para el norteño, con 53.2 contra 50.7 del Gocho, según Baseball Reference.

¿Retiro o no? Ya él decidirá. Pero sabemos a dónde fue a parar Koufax después del adiós: fue entronizado en Cooperstown.

¿Cuántos votos recibiría Santana para el Salón de la Fama?

IGNACIO SERRANO  /  EL EMERGENTE

Ortiz la bota y Boston extiende su racha en Toronto

TORONTO — El dominicano David Ortiz y Jackie Bradley Jr. conectaron jonrones solitarios, el venezolano Eduardo Rodríguez trabajó seis entradas con control y los Medias Rojas de Boston consiguieron el martes su tercera victoria consecutiva al derrotar por 4-3 a los Azulejos de Toronto.

Los Medias Rojas empataron su racha de triunfos más larga en la campaña.

Rodríguez (4-2) concedió una carrera y cuatro imparables en seis capítulos para frenar al equipo que más carreras anota en las Grandes Ligas.

Tommy Layne permitió un vuelacercas al dominicano José Reyes en la séptima entrada, el quisqueyano Alexi Ogando sacó cuatro outs y Koji Uehara consiguió su 18vo salvamento.

El mexicano Marco Estrada (5-4), quien no había recibido imparable hasta la octava en cada una de sus dos aperturas anteriores, dio base por bolas a Mike Napoli y al dominicanoAlejandro De Aza con las almohadillas llenas en el primer episodio.

Bradley, como primero en el turno de bateo, sacudió un bambinazo en la segunda entrada y Ortiz abrió la tercera con el 479no jonrón de su carrera.

Por los Medias Rojas, los dominicanos David Ortiz de 4-1, una anotada, una producida, y Alejandro de Aza de 3-1, una impulsada. El venezolano Pablo Sandoval de 3-0.

Por los Azulejos, los dominicanos José Reyes de 4-2, una anotada, dos remolcadas; José Bautista de 3-0, y Edwin Encarnación de 4-1, una anotada. El venezolano Dioner Navarrode 3-0.

Jonrones de Pujols y Aybar hundieron a los Yankees

ANAHEIM, California — Andrew Heaney lanzó siete innings con pelota de dos hits, los dominicanos Albert Pujols y Erick Aybar pegaron jonrones consecutivos en el sexto episodio y los Angelinos de Los Angeles ganaron el martes 2-1 a los Yanquis de Nueva York para acumular una seguidilla de cuatro victorias.

Mike Trout y Matt Joyce tuvieron dos hits cada uno para los Angelinos, que han ganado seis de ocho en los nueve partidos que disputarán como locales. Los ??ngeles (41-37) llega a los partidos de julio por encima de .500 por primera vez desde el 1 de junio.

Pujols, que lidera la clasificación de vuelacercas de la Liga Americana, conectó el 24to de la temporada y estableció un récord para los Angelinos ya que era el 13ro de un mes espectacular.

Mark Teixeira pegó un cuadrangular para los Yanquis, que han perdido siete de sus últimos 10 juegos.

Pujols y Aybar arruinaron una buena apertura del también dominicano Iván Nova, que cedió ocho hits y dos boletos y ponchó a siete.

Por los Yanquis, el puertorriqueño Carlos Beltrán de 2-0.

Por los Angelinos, los dominicanos Albert Pujols de 4-1 con una anotada y una impulsada; Erick Aybar de 4-2 con una anotada y una impulsada.

EL “DETESTABLE” PUIG

ESCRITO POR ANDRES PASCUAL.

Batea trescientos, mejor promedio de embasamiento y 2º en slugging: “EL DETESTABLE” PUIG

¿Quién es el mejor prospecto de posición de todos los jugadores cubanos activos en las Mayores? A pesar de la forma irrespetuosa como debutó en el Chicago Americano, no es Abreu, ni Ramirez, tampoco Céspedes, ni… lo mejor que han traído los yates contrabandistas al beisbol malo de Grandes Ligas, beisbol esclavo, superado por el mejor y más libre del mundo que abandonaron sin contemplaciones, es el villareño Yasiel Puig, un fenómeno por las condiciones que tiene para desarrollar: bateador hitter con poder, una bala en bases, fildeador que evoluciona hacia Guante de Oro y el mejor brazo de todos los jardineros en el BEISBOL ORGANIZADO, más la capacidad de decision del líder nato, que nació para brillar bajo presión ¿Qué más puede pedirse?

Ninguno de los jugadores de la Mayor de las Antillas, que hacen titulares diariamente en los medios del mundo beisbolero, es superestrella, son reclutas (con la excepción de Ramirez, que lleva más años) de infinita promesa, pudieran convertirse en superestrellas si les siguen saliendo bien las cosas, pero no pueden catalogarse aún como tales, porque no han acumulado LABOR para el retiro, que son cinco años.

Lo que se desconoce en estos tiempos, porque se trata poco o nada por la crítica, es que un bigleaguer puede ser calificado como tal si extingue un mínimo de cinco años activo, hasta lograr el tiempo de retiro; si no alcanza a permanecer en GL esa cantidad, no tiene derecho al mismo, sino a una pension de alrededor de 300 dólares “humanitarios” por su estancia en las Ligas Menores del Beisbol Organizado. Por lo mismo, el calificativo de estrella es imprudente con los cubanos de nueva hornada… Hay que esperar, incluso, como decía Eladio Secades: “en los casos de reclutas, de peloteros tiernos o nuevos para una clasificación, hay que ser obligatoriamente cuidadoso en el elogio…” Ruego a Dios porque Marino Martinez, tan bruto que ni cuenta se da de los quotes que le doy al Maestro de Bohemia y El Diario de la Marina, no plagie esta otra frase y la publique como suya en el desprestigiado Nuevo Herald.

De nuevo regresó a la línea Puig, que aparenta que hubiera una conspiración contra él en todo y por todos: al muchacho lo están acusando de loco, de bruto, de indisciplinado, de… hasta de chivato y comunista ¡POR FAVOR!

Increíblemente, un tipo al que le salvo el puesto de manager, se ha dado el gusto de comentar negativamente contra el prospectazo ¿Por qué? bueno, para no mezclar lo politico con lo deportivo, como me enseñó la tiranía durante 30 años desperdiciados allá, me voy a callar… por ahora.

Y ahí tenemos al cubano, bateando .300, primero en embasamiento y segundo en slugging, a 6 puntos de Adrián González, que está en primero. Hay algo que deben tener claro con este joven, que va derecho al estrellato irremediable: juega con la pasión de un colegial, con las habilidades de Miñoso y tiene Ángel para la concurrencia, condición obligada y extraña con la que nacen algunos elegidos para brillar en la vida, para poder echarse sobre los hombros un club y ponerlo a cantar al son de Chapotín ¡YO SÍ COMO CANDELA”.

Puig es la esencia del pelotero cubano tradicional, al que le critican todo; porque, en tiempos tan decadentes, de ocio y oportunismo atlético de acuerdo a las reglas liberales que rigen peor el beisbol mayor, es un mal ejemplo para quienes no juegan a la pelota como se debe, que ni intentan hacerlo, porque les falta la clase profesional obligada que los haga mantener los enormes salarios que se roban, con beneplácito de los conspiradores de oficina, incluido el fanático.

A los peloteros que lo critican, al público que lo censura, incluso a un manager que, de medio siglo sin ver al verdadero jugador cubano se les olvidó que existe una Isla secuestrada por el comunismo, donde se juega a la pelota con más pasion y clase que en todos los países ajenos a los Estados Unidos ¡MUCHO CUIDADO!

Sin el cubano los Dodgers no hubieran clasificado el año pasado, Mattingly hubiera perdido un puesto que no acaba de llenar, los Dodgers hubieran sido un fraude peor que el Boston que le vendió algunos peloteros y, nadie lo dude, serían un equipo con proyección de 2da divisón ¡Qué se arriesguen y salgan del outfielder, que van a ver lo que significa comer soga!

Lideres de bateo en Las Grandes Ligas

Screenshot_6

Johan Santana y la hora del adiós

Johan Santana no lanzará más en 2015. O al menos, no lo hará en el norte. Si se suma o no al Magallanes, es algo que está por verse. Los problemas físicos continúan afectando al zurdo más notable que haya dado el beisbol venezolano y tiene muchas cosas por decidir.

Algo sí parece claro: el merideño intentará un regreso en 2016. Tiene tres años luchando por volver a las Grandes Ligas y quiere despedirse cuando considere sin dudarlo que su hora llegó.

¿Es el momento del adiós? ¿Cuándo debe retirarse una estrella de alta competencia?

Algunos aficionados creen que debe hacerlo ya. No es la primera vez que lo dicen respecto al Gocho. Después de todo, han sido considerables los obstáculos que ha encontrado en el último lustro.

Santana, desde 2012, ha pasado por una segunda cirugía en la cápsula de hombro izquierdo, una operación en el tendón de Aquiles y esta situación poco clara ahora, en la que se mezcla una infección en el dedo pulgar de un pie con el agotamiento sufrido en la LVBP y diversos tratamientos seguidos en Venezuela y Estados Unidos.

Tiene 36 años de edad. Cumplirá 37 en el próximo spring training, en caso de estar en condiciones de intentarlo. Habrá pasado casi cuatro años desde su último juego en las mayores. ¿Vale la pena tanta lucha, tanto esfuerzo?

Es obvio que para él lo vale. Ya ganó fama y premios. Sus números son, en algunos casos, comparables con los que metieron a Sandy Koufax en el Salón de la Fama. Ha ganado suficiente dinero para mantener a su familia por décadas. Cuenta con la admiración unánime de la afición en su país. Pero quiere algo más.

Ese algo es intangible. Santana lo puso en palabras cuando señaló que desea retirarse en sus propios términos. Hacerlo cuando quiera, no cuando sea inevitable.

Hay quien ve esto como un acto de soberbia o un empeño que puede dañar la memoria que se tiene de su implacable dominio sobre los bateadores. Es una diatriba que se ha dado con él, así como antes se dio con Omar Vizquel y, en cierto modo, con Andrés Galarraga.

Es injusto. Nadie debería presionar desde afuera para que un profesional se retire, sea deportista, ingeniero o abogado, siempre que haya alguien dispuesto a ofrecerle un empleo. E incluso si no fuera así, ¿cómo negarle el derecho al último intento, cómo negarle la alegría de volver a hacer aquello que, dentro de poco, no podrá hacer nunca más?

Porque todo atleta sabe que algún día deberá retirarse. Igual pasa con nosotros, pero los periodistas, los maestros o los comerciales, cualquier profesional liberal, podrá ejercer hasta llegar la tercera edad, inclusive.

Los peloteros no. Los mejores y más longevos saben que alrededor de los 40 años de edad deben pasar al retiro. Quienes ya pasamos esa raya sabemos lo aptos, lo bien que nos sentimos, lo capaces que podemos ser para muchas cosas los cuarentones y hasta los cincuentones.

Los jugadores de prácticamente cualquier deporte se enfrentan demasiado temprano con la idea de no hacer nunca más aquello que tanto aman: competir, recibir el aplauso del público, sentir el placer de desempeñarse en el campo, vivir ese ambiente que nunca más vivirán.

A todo eso se enfrenta Santana cuando sopesa la posibilidad de intentarlo una vez más. Lo menos que podemos hacer es desearle buena suerte.

IGNACIO SERRANO  /  EL EMERGENTE

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 11,567 other followers

%d bloggers like this: