Archive for the ‘ Uncategorized ’ Category

Báez, bate de la ilu sión en Chicago

Javier Baez

Kevin Van Valkenburg

DES MOINES, Iowa — El swing más poderoso de la historia de las ligas menores comienza cada turno de bateo con la más fría indiferencia en la mirada. Indiferencia que termina empañada de violencia. Pero cuando Javier Báez conecta, cuando sincroniza su armoniosa patada con el serpenteo de sus brazos y torso, lo que nos maravilla no es ni la trayectoria de la bola, ni la distancia que recorre. Es el sonido que emiten la pelota y el bate cuando se encuentran. Es una mezcla de hambre y rabia. Una maza golpeando el acero.

Hasta escucharlo practicar sus bateos a puertas cerradas es hipnotizante. En una tarde de agosto reciente, Báez sigue la letra en español de “Esta Noche”, de Justin Quiles, mientras espera pacientemente su turno para batear, sumido en las entrañas del estadio de los Iowa Cubs, Principal Park. Juega con sus guantes verde neón, bromea con sus compañeros y mueve la cabeza al compás de la música. Parece un hombre de 22 años con cara de niño, que no tiene ni una sola preocupación en el mundo. Pero cuando entra a la jaula, todo su cuerpo y su actitud se endurecen. El hombre surge de las sombras del niño, y cada swing desata una explosión de sonido que hace eco en los bloques de cemento a un volumen ensordecedor.
“Tiene un poder que jamás se ha visto”, dice el manager de los Iowa Cubs, Marty Pevey. Dos horas después, contra los Nashville Sounds, Báez llega al plato deseando una bola rápida, para arrancarla de la cerca del jardín derecho, lograr un triple RBI y aportar a la victoria de los Cubs por 3-1. Sucede muy a menudo. A lo largo de los 63 juegos Triple-A de los Cubs de esta temporada, este jugador ha bateado .315 con 13 cuadrangulares, 57 RBI y un OPS de .925.
Entonces ¿por qué sigue Báez en Iowa? Es la historia sin fin de esta temporada, la misma pregunta de siempre, la eterna y remanida historia del segunda base confinado a los campos de maíz.
“Le está yendo muy bien”, dice el manager de los Chicago Cubs, Joe Maddon antes del juego del lunes contra los Indians, una semana antes de la anticipada expansión de la nómina en septiembre. “La idea para él es que le siga yendo bien. Que alguien empiece bien no significa que haya que convocarlo de inmediato”.
Bueno, sin duda. Pero ojalá y la historia de Báez fuera tan simple. Llegado en la temporada 2014, el analista sénior de béisbol de ESPN, Keith Law, ubicó a Báez en el puesto siete de la lista de las principales promesas del béisbol, por encima de Kris Bryant y Jorge Soler. (Addison Russell era el número 3).
Ese año, mientras Bryant y Russell seguían en las menores, Báez brilló en su debut en las mayores, anotando tres jonrones en sus primeros tres juegos a principios de agosto. Ese brillante comienzo se opacó cuando los lanzadores descubrieron que le gustaba perseguir los lanzamientos, incluso los que estaban a metros del plato; por eso su total de strikes tuvo un alarmante ascenso. Aunque su defensa en la segunda era sólida, fue eliminado 95 veces en 213 turnos en el bate, con solo .169 en 52 partidos.
“Me costó mucho aprender a hacer los swings que ellos querían, por el modo en el acostumbro a hacer los míos”, explica Báez. “Hacer el ajuste ha sido muy difícil”.
Pero él ha estado haciendo uno, en Iowa.
A unas 330 millas, en Chicago, los Cubs, que por años han sido objeto de escarnio por su juego inepto, están desplegando una gama de talento joven en su campo de juego. Años de selecciones y de importantes inversiones en el desarrollo de los jugadores están rindiendo más frutos de los que nadie esperaba. Bryant, 23 y Russell, 21 son dos de los mejores jugadores jóvenes de la Liga Nacional. Esta temporada ha sido más difícil para Starlin Castro, a quien incluso cambiaron por Russell como frenador y, sin embargo, este ya jugó en tres Juegos de las Estrellas para los Cubs, con solo 25 años.
En algún sentido, Báez es una víctima de las circunstancias. Los Cubs, que se dieron el lujo de la paciencia por primera vez en diez años, no tuvieron lugar en el cuadro interior. Incluso hubo rumores de que Báez era candidato a ser cambiado, cuando el equipo se preparaba para el último impulso en las eliminatorias.
Pero la permanencia de Báez en las inferiores no es meramente circunstancial.

Javier BaezNorm Hall/Getty Images

DURANTE UN JUEGO a fines de mayo contra los Reno Braves, Báez se aproxima a la caja de bateo. Se lo ve ansioso, sus movimientos son robóticos. Se para lejos del plato y lo estrocan. Luego comienza a hacer su swing, sin importarle dónde está. Exagera la patada, elonga y se abalanza sobre la bola. Llega al plato tres veces, y lo engañan seriamente cada vez. Con cada swing, tenemos la sensación de que quiere enviar la pelota hasta el domo dorado del Capitolio de Iowa, que se ve desde la cerca del campo central, a 2 millas de distancia.
Parece tener la mente en otra parte. El dolor todavía es muy intenso.
Ese mismo día, más temprano, Báez estuvo casi una hora contando historias sobre su hermana, Noely y su padre, Angel, intentando explicar el impacto que tuvieron en su vida y en esta temporada. Es difícil hablar de ellos en tiempo pasado, dice, en especial de Noely. Eran una parte importante de su historia, del hombre que intenta ser. A comienzos de la temporada, después de 21 años “milagrosos”, Noely murió por complicaciones relacionadas con su espina bífida. Ella era su confidente, su inspiración y su mayor apoyo.
Después del funeral, Báez se enfrentó con las preguntas que todos nos hacemos en algún momento de nuestras vidas: ¿Cómo encontramos el tiempo para el consuelo, cuando el mundo no se detiene a esperarnos? ¿Nos enfocamos en nuestra carrera o en nuestra familia? ¿Tomamos una decisión egoísta o una altruista?
Báez eligió la familia. Se tomó una licencia de dos semanas para estar con su madre y sus hermanos, y la organización no dudó en otorgársela. Durante su ausencia, sin embargo, Bryant y Russell fueron ascendidos. Luego, cuando parecía que en junio, por fin había llegado su turno, se quebró un dedo en una carrera a la segunda base.
“Ha sido muy difícil y frustrante”, dice Báez.
Y también ha sido la temporada más importante de su vida.
POCO DESPUÉS DEL NACIMIENTO DE NOELY, los médicos en Bayamon, Puerto Rico, le informaron a la familia Báez que la niña no viviría más que algunas horas. A duras penas lograría pasar la noche. Su médula espinal no se había desarrollado correctamente en el útero, una afección conocida como espina bífida. Sus órganos internos y su sistema circulatorio eran un desastre y era posible que tuviera daño cerebral.
Javier solo tenía 11 meses de edad, era demasiado pequeño para recordar lo que pasaba entonces, pero su hermano mayor, Rolando (de 11 años entonces), todavía recuerda el dolor de sus padres. “Yo era solo un niño, por eso no entendía muy bien lo que pasaba, pero todos nos dejaban en claro que ella no estaría con nosotros mucho tiempo”, explica Rolando.
Pasaron dos horas y Noely, una luchadora desde el nacimiento, seguía respirando. Un día después, los médicos volvieron a hacer cálculos. Era posible que viviera cinco semanas y hasta algunos meses, dijeron. Cuando esos lapsos pasaron, ya nadie sabía qué pensar. ¿Un año? ¿Una década?
“Cuando empezó a crecer, nos dimos cuenta: Esta niña no es discapacitada”, dice Rolando. “Es un milagro”.
Javier tenía 7 años cuando su mamá, Nelida, lo sentó e intentó explicarle a él y a su hermano del medio Gadiel, qué era la espina bífida, para que pudieran entender por qué Noely no caminaba, por qué le resultaba difícil hablar y para qué necesitaba un dispositivo eléctrico conectado al cerebro para que la sangre circulara por su cuerpo.
Las complicaciones médicas usualmente implicaban largas internaciones de Noely en el hospital y a Nelida negándose a abandonarla en ningún momento. Por eso lo hijos quedaron al cuidado de su papá, Angel, que fue el principal cocinero, entrenador y confidente de la familia, en especial después de que Rolando fuera reclutado por los Padres y dejara el hogar para jugar en las ligas menores.
“Mi padre hacía las cosas más locas para hacernos reír”, expresaba Javier. “Un día, el equipo de béisbol de mi hermano ganó un campeonato, y mi papá se trepó a la red que está detrás de la base del bateador para celebrar, hasta bien arriba, y después no sabía cómo bajarse. Tuvimos que llamar a la policía para que lo ayude”.
Los chicos encontraron consuelo en el béisbol. Incluso desde joven, el talento de Javier en la cancha era evidente. Javier floreció bendecido con un cuerpo fuerte y atlético, manos fuertes y pies de un bailarín de salsa y rodeado por hermanos y primos amantes del béisbol. Su abuelo había sido un lanzador excelente en la liga de Puerto Rico, peo Javier estaba determinado a superarlo. Planeó su acercamiento a la base después de su jugador favorito, Manny Ramírez, y fue detrás de las pelotas de béisbol como si lo hubiesen ofendido y estuviera buscando venganza.
“Dentro de la cancha, era una persona diferente”, dice Rolando. “Se comportaba como si hubiese estado en las grandes ligas por 20 años. Pero luego llegaba a casa y solo era un niño.”
Javier se preguntaba por qué Dios le había dado un cuerpo capaz de hacer tanto pero le había dado a su hermanita una columna torcida y pulmones dañados. Esto parecía injustamente cruel, incluso para el niño con este don físico.
“Pensaba mucho en eso”, dice Javier. “Pensaba: ¿Qué pasaría si pudiese darle mis piernas? ¿Qué pasaría si pudiese tomar su lugar para que ella pudiera caminar? Pero ella no quería eso. Quería hacer cosas por sí misma”.
ANGEL Báez NO ERA un hombre grande, 1,60 m, aproximadamente. Pero sí era una persona trabajadora que hacía lo mejor para mantener a su familia.
“No éramos ricos ni pobres, teníamos lo suficiente”, dice Javier. Ángel cortaba el paso para ganarse la vida y era empleado de Twins Landscaping, una empresa grande local, donde se encargaba de cuidar las canchas y estadios de béisbol en Bayamon. Por momentos parecía incansable e indestructible, que es por lo que se sorprendió su familia cuando una noche de verano llegó a su casa del trabajo y se fue directo a dormir. Normalmente, llevaba a sus hijos a jugar a la pelota o a pegar roletazos, pero ese día estaba exhausto.
En medio de la noche, Ángel se tambaleó hasta el baño y comenzó a vomitar. Javier, que en ese entonces tenía 12 años, escuchó el alboroto. Sabía que su madre estaba en el hospital con Noely, por lo que se levantó a ver si Ángel necesitaba ayuda.
“Lo sostenía en el baño mientras vomitaba”, dice Javier. “Le dije: ‘espérame, voy a despertar a Rolando para que te pueda cuidar’. Mientras mi hermano se vestía, volví al baño y lo vi tirado en el piso. Traté de hablarle, de levantarlo, pero no tenía mucha fuerza para hacerlo”.
Fue entonces que Javier notó el corte en la cabeza de su padre. Al parecer, Ángel trató de levantarse, se resbaló y se golpeó la cabeza contra el lavabo o el inodoro. Tenía un corte profundo en su cabellera y su cabello estaba empapado en sangre. Los chicos llamaron desesperadamente a su madre, pero para el momento en que su padre llegó al hospital, era demasiado tarde. Ángel murió, dice Javier, como resultado de ese golpe en la cabeza.
“Recuerdo pensar ‘no puede ser que esto esté pasado'”, dice Javier. “Fuimos a la casa de mi abuela y había mucha gente afuera, tantas que hasta casi parecía una fiesta. Vi a mi mamá en la sala de estar, y le dije ‘sé que papá no va a estar más aquí, pero nosotros sí. Tenemos que ser fuertes’. Ella se calmó un poco después de eso, pero era una situación muy mala”.
Él se negaba a que alguien lo viera llorar. Estaba decidido a ser fuerte. Pero cuando nadie lo estaba mirando, se metió en la habitación de su abuela, cerró la puerta y comenzó a llorar.
POR UN AÑO, la familia Báez intentó ganarse la vida en Puerto Rico, pero se hacía cada vez más difícil. Nelida decidió mudarse con su familia a Carolina del Norte, con la esperanza de, al menos, tener un mejor acceso a la salud para Noely. Rolando, en ese entonces recién casado, se quedaba en Puerto Rico.
La familia tenía familiares en Carolina del Norte que los ayudaron en su transición. “Honestamente, no recuerdo ni qué parte del Estado era” dice Javier. “Solo recuerdo que nos mudamos al medio de la nada”. Pronto la familia se dio cuenta de que habían cometido un error. Javier y Gadiel se inscribieron en una escuela con un programa con inglés como segundo idioma pero se sentían totalmente perdidos.
También estaban horrorizados cuando se enteraron de que el béisbol era solo un deporte de temporada en los Estados Unidos.
“No tenemos amigos; no hablamos inglés; y hacía 115 grados afuera, no podíamos hacer nada”, cuenta Javier. “Todo lo que recuerdo es escuchar a mi mamá llorar todos los días”.
Finalmente, Javier dio un ultimátum infantil: O encuentras una situación mejor para nosotros o nos dejas mudarnos de nuevo a Puerto Rico. Nelida lo pensó, llamó a una amiga que conocía hacía muchos años (su hija también tenía espina bífida) y dio otro salto de fe. Le darían una oportunidad a Jacksonville, Florida.
“Al principio, pensé que era aburrido”, expresa Javier. “Cuando estás en casa, escuchas ruido por todos lados. Puerto Rico es ruidoso y siempre hay algo para hacer. Jacksonville no era así”. Sin embargo, el béisbol en Jacksonville no era aburrido o extraño. Se sentía como en casa cada vez que se ponía un guante o pisaba el plato. Se unió a un equipo de viajes, hizo algunos amigos y aprendió inglés de forma gradual chateando con sus compañeros de equipo (y mirando televisión). También sacó músculos en su contextura desgarbada. “La primera vez que volé a Jacksonville fue un año después de que se mudaron de Carolina del Norte”, cuenta Rolando. “Fui a un torneo en Lakeland a ver a Javy. No podía creer lo que estaba viendo. Parecía un hombre grande”.
A la mitad de la carrera en la escuela secundaria de Javier en Arlington Country Day, el mundo de los exploradores y los managers del béisbol comenzó a notarlo también. Al principio no estaba visto como una promesa de élite, pero siguió destruyendo bolas de béisbol. Llamó la atención de la gente. En su último año, bateó un espectacular 771 (64-por-83), con 22 jonrones, 20 dobles y 6 triples. Fue suficiente para persuadir a los Cubs a que lo contraten con el n.° 9 en la lista de las Grandes Ligas del Béisbol 2011 y le entregaron un contrato de $2 600 000.
Mientras las acciones de béisbol de Báez mejoraban, también lo hacía la situación de Noely. Tenía mejor atención médica en los Estados Unidos, iba a la escuela que le gustaba y estaba disponible para mirar los juegos de béisbol de su hermano. “Se volvía loca cuando yo hacía un strike”, cuenta Javier.
“Me gritaba, ‘¡Haz un hit! ¡Haz un hit!’ Entonces cada vez que hacía un jonrón, la señalaba. Le encantaba”.
Con el tiempo, los hermanos de Noely aprendieron que era injusto ponerle límites. No le gustaba que empujen su silla de ruedas, insistía en hacerlo ella misma. Si sus hermanos iban a cabalgar y se metían en la piscina familiar, insistía en unirse al combate, y ellos la lanzaban a la pileta también (con mucho cuidado).
Cuando andaban en moto de agua en el mar, ella les rogaba que la lleven, entonces la sujetaban bien y rebotaban en las olas. Cuando Rolando compró una motocicleta, la sentó en la parte trasera y la llevó a dar un paseo. Uno de los recuerdos favoritos de Báez de su hermana siempre será el día que llevaron a Noely a Disney World, un lugar que había añorado conocer por muchos años, y ella descendió por Splash Mountain.
“Mi mamá estaba muy preocupada”, recuerda Báez. “Pero Noely estaba tan feliz. Gritaba y gritaba. Le gustó mucho”.

Javier BaezAP Photo/Paul Beaty

EL DÍA QUE Báez tuvo su debut en agosto del 2014 contra los Rockies, caminó al plato como un veterano de hacía 10 años. Estaba listo. Había soñado con eso toda su vida. Como un adolescente, con el logo de las Ligas Mayores tatuado en la parte trasera del cuello, era su destino ser una superestrella, y esa era su oportunidad. Diez miembros de su familia, incluso Rolando, Noely y su madre, estaban en Denver para verlo.
Hizo un strike, un out y otra vez un strike.
Cuando entró al plato en el 12 con el juego empatado 5-5, miró al lanzador Boone Logan, enterró el pie de atrás, movió su bate y bateó una bola rápida al campo opuesto y anotó un jonrón. Mientras recorría las bases, señaló al cielo, luego a su familia en la tribuna. Dos días después, en el tercer juego de su carrera, bateó dos jonrones más contra los Rockies, y se convirtió en el tercer jugador de béisbol de la historia en hacer tres jonrones en los tres primeros juegos de su carrera.
Lo hacía parecer fácil. Pero solo al principio. En los dos meses siguientes, hizo strikes a un nivel extraordinario (41,5 por ciento de sus bateos). Ganó el sombrero de oro cinco veces; cuatro strikes en un juego. Otras nueves veces, hizo tres strikes en un juego. Según FanGraphs, el 39 por ciento de sus swings salieron de lanzamientos fuera de la zona de strike.
Los Cubs estaban preocupados porque su swing curvo no duraría una temporada completa. Los Cubs se daban el lujo de sortear su formación durante el año, con el equipo muy lejos de perseguir un desempate. Si fallaba, habría una discusión más grande sobre los ajustes que debía hacer y, probablemente, otra temporada en las ligas menores. Para el final de la temporada, estaba claro que algo debía cambiar. Firmó para jugar en los juegos de invierno en Puerto Rico pero obtuvo resultados mezclados.
“Debe acortar el swing”, expresa el manager de los Cubs de Iowa, Pevey. “De lo contrario, seguirá escolarizado. Cuando el cañón del bate parece el driver de John Daly, crea una curva gigante. Mientras más grande es el swing, más rápido debe comenzarlo. Entonces estás retrasado en la bola rápida y out en un quiebre de la bola. Ahí reside el mayor problema”.
Báez insiste en que estaba escuchando en los entrenamientos de primavera de esta temporada, absorbiendo información, haciendo cambios. Dirigía la bola al campo opuesto en las prácticas de bateo y aspiraba al trabajo del Día de apertura en segunda base. Pero con los Cubs como contrincante por primera vez desde el 2008, no pudieron afrontar donar bateos.
Maddon dijo que Báez era uno de los mejores jugadores jóvenes que había visto, pero también advirtió que no era seguro que formara parte de la lista. “No existe un programa de privilegios”, expresó Maddon cuando se le preguntó sobre Báez en el entrenamiento de primavera. “Todo se tiene que ganar”.
En realidad a Báez le dolía. Los años de procedimientos médicos habían afectado el cuerpo de Noely, y si bien su mente quería seguir peleando, sus órganos no cooperaban. Recientemente había pasado seis meses en el hospital por problemas en sus pulmones y parecía que iba a tener que volver.
“Cada vez que los médicos la intubaban, sus pulmones se debilitaban”, cuenta Báez. “Era muy duro. Ni siquiera podía levantarse. No podía hablar. Había que tocarla para que supiera que estabas ahí porque había muchas máquinas. Creo que, al final, decidió irse en lugar de que la intubaran de nuevo”.
Mientras tanto, pareció por un periodo breve que Báez podía llegar a la lista del Día de apertura de los Cubs a pesar de su bateo pobre durante la primavera (173 con 20 strikes en 52 bateos).
Screenshot_2.png
Muchos medios informaron que se le había dicho que él hacía el equipo. Pero en los recortes de la lista, a Báez lo descendieron a Iowa (como a Bryant y a Russell).
“Está tan cerca de resolver el asunto dentro del cajón del bateador”, les expresó el manager, Theo Epstein, a los periodistas. “Sentimos que el Triple A es el foro correcto para él, el camino correcto para que siga haciendo esos ajustes y quede asegurado. Todo el resto lo hace bien dentro del campo de béisbol. No está lejos de lograrlo”.
Si bien pudo con su decepción, Báez no pudo dejar de preocuparse por Noely. Llamó a su madre para ver si había novedades. Trató de asegurarle que las cosas estarían bien, que debía concentrarse en el béisbol, pero él estaba en el medio de dos mundos.
EL DÍA ANTES de la apertura de temporada de los Cubs, fue a entrenar. Mientras se preparaba para entrar al campo, recibió una llamada de Gadiel que estaba jugando al béisbol en el Tabor College: “Acabo de hablar con Rolando. Está con Noely. Estaba llorando. Sabes que él nunca llora. La situación está complicada. Creo que es momento de que volvamos a casa. Ahora”.
Báez les pidió a los Cubs que lo pusieran en el próximo vuelo a Jacksonville, y lloró todo el vuelo. Trató de prepararse, de recordar que toda la vida de Noely había sido un milagro, que los 21 años que había vivido eran una bendición. Cuando llegó al hospital, Noely había fallecido. Entró a la habitación, sostuvo la mano de Noely y le dijo adiós. “Fue muy duro”, comentó. “Muy duro”.
Al principio no estaba seguro de si necesitaba alejarse del béisbol por un tiempo para hacer el duelo. Pero los Cubs lo creían necesario. Le dijeron que algunas cosas eran más importantes que el trabajo. Entonces regresó a casa.
“Pensé que tenía que ser fuerte por mi madre, y que tenía que mantenerla ocupada”, dice Báez. Puso su mejor cara de obstinación y les aseguró a todos que iban a superar esta situación juntos. Iban a estar bien. Por un mes, la familia habló de Noely, contaba historias sobre ella y miraba sus fotografías. Báez tenía tatuado su nombre en el antebrazo con una inscripción en español: Tus manos nunca hicieron daño. Tus pies nunca dieron un paso en falso.
No fue hasta que volvió a Iowa que comenzó realmente su duelo. “Dejo salir todo cuando estoy solo”, dice Báez. “Todavía lloro cuando pienso en ella, pero luego me doy cuenta de que es algo normal. Es algo que necesitas hacer, mostrar tus sentimientos”.
Canalizó su tristeza a través del béisbol. “En seguida estaba luciéndose con los lanzamientos en la liga menor. Quería volver a las grandes ligas, por sí mismo, por su madre y especialmente por Noely.

Jaview BaezWilfred Perez/Icon Sportswire

Era difícil ser paciente. En sus noches malas, lanzaba la pelota con tanta violencia y potencia que muchos de los bateadores terminaban con una rodilla en el suelo, con la potencia del joven humillada por otro lanzamiento así. Miraba videos de él mismo para intentar mantener el nivel de sus manos, pero era frustrante. Siempre lanzaba hacia un lado, como cuando su padre y su hermano le enseñaron por primera vez el juego. Difícil.
“Está trabajando en tratar de pegarle a una pelota por 400 pies en vez de 700” dice el entrenador de bateadores de los Iowa Cubs, Brian Harper.
Finalmente, parecía que iba a tener su oportunidad. El club de las grandes ligas tenías algunos juegos interligas próximos, y había una oportunidad para agregar su bate a la lista de bateadores designados.
Dos autoridades de los Chicago Cubs visitaron al equipo en Des Moines, y Báez sabía que lo iban a estar mirando desde cerca. “Sientes esa sensación que tienes cuando sabes que te van a ascender”, dice.
Un deslizamiento de cabeza a la segunda base el 7 de junio arruinó todo ese trabajo. Su dedo se quedó atorado en la bolsa cuando pasaba y el dolor era insoportable. Intentó seguir jugando, insistiendo con que estaba bien y que la hinchazón no era nada, pero el equipo técnico vio su mano (que era del tamaño de una pelota pequeña) y lo envió a hacerse unas radiografías. Un dedo roto significaba de cuatro a ocho semanas de rehabilitación.
Con los Cubs más fuertes por primera vez en mucho tiempo, él fue enviado a Arizona.
“Voy a ser honesto contigo, la rehabilitación realmente es lo peor”, dice Báez. “Estar en Arizona fue muy frustrante. “Soy del tipo de personas que necesita estar en movimiento. Necesito jugar todos los días. No podía hacer nada más que sentarme y mirar televisión”.
No le prestaba atención al club de grandes ligas cuando estaba afuera. No se quería obsesionar pensando en lo que podría haber sido, pero era difícil no autocompadecerse. A medida que le permitieron sacarse el yeso, empezó a batear pelotas desde la salida con una mano. Comenzó otra vez con lo básico: una buena postura, un espacio corto entre los pies, las manos bien levantadas y un contacto fuerte. En seguida, pudimos escuchar el golpe de la pelota en su bate otra vez. Cuando volvió a Iowa en Julio, Báez tuvo una racha de siete partidos con múltiples bateos en el que bateo 441.
“Sé que todo fue muy frustrante, pero debe haber sido lo mejor que le pudo haber pasado”, dice Pevey.
“Cuando volvió, su posición en la base era más corta y calma, y parecía que estaba haciendo correcciones de veterano que le permitían ser realmente exitoso en las grandes ligas”.
El 1 de septiembre, el próximo martes, los equipos podrán expandir sus listas a 40 jugadores, que es la próxima oportunidad posible para que Báez encuentre su lugar en la liga mayor desde que Noely murió. Pensó, brevemente, que esta era una temporada perdida. Ahora, es probable que regrese cuando los Cubs más lo necesitan.
Ha estado corriendo pelotas fuera del campo durante la práctica de bateo en Iowa, en caso que el equipo le quiera dar una oportunidad como lateral derecho o izquierdo. No era algo que le pidieron hacer. Simplemente a hacerlo un día por su cuenta. Nunca sabes, dice Báez, las oportunidades que te puede dar la vida.
“Ya va a llegar su momento”, dijo Maddon el lunes. “Está en el radar sin lugar a dudas”.
Báez todavía le habla a Noely cuando está solo sobre sus alegrías, sus plegarias, sus frustraciones y decepciones. Probablemente siempre lo hará. “Cada vez que escuchaba mi nombre y sabía que iba a entrar a batear, enloquecía”, dice Javier. “Sin importar cómo iba el partido, cuán mal o bien estaba jugando, siempre estaba allí para alentarme.
Eventualmente, batearía otro jonrón en las grandes ligas, y él sabe que lo hará. Señalará a su madre en las gradas y le agradecerá por su sacrificio. Luego, señalará al cielo y pensará en su hermana, imaginando que todavía puede escucharla gritar de alegría.


Publicado por Blogger para BEISBOL 007 el 8/28/2015 06:00:00 a. m.

Joyas de pitcheo

kluber-internal.jpg

José Luis Mora
En la temporada 2015 de las Grandes Ligas hemos visto juegos sin hits, ni carreras, juegos de un hit que estuvieron de cerca de la gloria, otros que fueron juegos completos más allá de recibir pocas carreras, así como otros memorables con cantidades de ponches para deleitarse y llenarse de puntos. Pero esto último es lo que a los jugadores del desafío béisbol los mueve y es lo que los hace ganar, pero ¿cuáles son aquellas actuaciones que a la fecha en 2015 han generado más puntos?
Corey Kluber(Indios de Cleveland): el ganador del premio Cy young en 2014 tuvo un arranque de 0-5 en 7 aperturas en 2015 y su PCL de 5.04 así lo confirmaba. En la noche del 13 de mayo de 2015 los Indios enfrentaban en Progressive field a los Cardenales de San Luis, quienes poseían el mejor record de las grandes ligas para ese momento con 23-9 lo cual parecía ser una larga noche para el diestro de los indígenas, sin embargo, el encuentro duraría solo 2:47 horas, ya que Kluber se encargó de guillotinar a 18 de 26 bateadores que enfrentó en 8.0 entradas de labor para su primera victoria de la temporada y ubicarse en la posición 12 (empatado con otros 14) entre los lanzadores que más ponches han propinado en un juego de 9.0 entradas. En esa actuación Kluber no permitió carreras, ni regaló boletos, mientras lanzaba sin hits ni carreras por espacio de 6.2 entradas hasta que Johnny Peralta le conectaba el único imparable que recibió en su actuación. El total de puntos de Kluber para el desafío béisbol esa noche fue de 46 lo cual hasta la fecha es una de las dos cifras más altas para cualquier lanzador esta temporada.
Max Scherzer (Nacionales de Washington): en su primera temporada con su nuevo equipo tenía marca de 6-5, pero con un buen 2.13 de PCL tras 12 aperturas cuando se subió al montículo del Miller Park de Milwaukee. Esa noche del 20 de junio Scherzer estaba intraficable y lanzando sin hits ni carreras por espacio de 6.0 entradas, pero abriendo el séptimo inning el dominicano Carlos Gómez le conectó imparable para romper el hechizo, sin embargo, sería el único que recibiría ya que lanzó juego completo, mientras regalaba un solo boleto, ponchaba a 16 y sumaba 46 puntos para el desafío béisbol. En la salida siguiente el diestro siguió intratable, esta vez ante su público en Nationals Park frente a los Piratas de Pittsburgh. Durante la tarde Scherzer estuvo “perfecto” sin conceder boletos, mientras sumaba 10 ponches en un total de 8.2 entradas cuando Clint Hurdle envió al venezolano José Tabata a batear de emergente por el lanzador Vance Worley. Luego de 6 pitcheos y cuenta de 2-2 Scherzer golpeó a Tabata, quién fue a la inicial terminándose el juego perfecto, sin embargo, el siguiente bateador Josh Harrison falló con un elevado a la izquierda para completar el sin hits ni carreras para un total de 42 puntos en el desafío.
Chris Heston (Gigantes de San Francisco): antes del juego sin hits ni carreras de Scherzer, el novato de los Gigantes había lanzado uno el 09 de junio de 2015. Ese día el diestro enfrentó a los Mets de Nueva York a quienes guillotino en 11 ocasiones, sin otorgar boletos, para escribir su nombre en los libros de records y sumar 43 puntos con un total de 98 lanzamientos.
Cole Hamels (Vigilantes de Texas): el 29 de julio los texanos recibieron al experimetado lanzador junto al zurdo Jake Diekman en un cambio que llevó a 5 prospectos y a uno de experiencia como Matt Harrison a la organización de Filis de Filadelfia. Antes de irse, en su última apertura Hamels se subió al montículo de Wrigley Field donde cerró con broche de oro su transitar en la única organización en la que había estado en grandes ligas hasta ese momento y quien lo escogió en primera ronda del draft de 2002. El zurdo de californiano esa tarde lanzó su primer juego sin hits, ni carreras, completo, ya que en 2014 lo había hecho de manera combinada ante los Bravos de Atlanta. Frente a los Cachorros, Hamels poncho a 13 bateadores y regaló un par de boletos para 43 puntos.
Madison Bumgarner (Gigantes de San Francisco): el as de los Gigantes tuvo la quinta mejor presentación de lanzador alguno en cuanto a puntos para el desafío béisbol con 42 igualado con Scherzer. El 16 de Agosto el zurdo enfrentaba a los Nacionales de Washington en el AT&T Park de San Francisco, ese día colgó 9 ceros en la pizarra, mientras ponchaba a 14 bateadores y toleraba solo 3 inatrapables para su victoria 14 de la temporada.
Chris Archer (Rays de Tampa Bay): el derecho de los Rays está en lo que sin duda alguna es su mejor temporada en las grandes ligas, entre otras cosas se ubica segundo con la mayor cantidad de ponches en la liga americana, además de superar sus topes personales en ese renglón, el de PCL y victorias. Una de las mejores presentaciones de Archer en la temporada la tuvo frente a los poderosos y sorprendentes Astros de Houston el 20 de agosto a quienes les aceptó solamente un imparable, mientras cubría la ruta completa con 11 ponches, un solo boleto y sin aceptar anotaciones sumando 41 puntos.
Johnny Cueto (Reales de Kansas City): el dominicano para el 7 de julio de 2015 aún vestía el uniforme de los Rojos de Cincinnati y ese día se enfrentaba a los Nacionales de Washington en Nationals Park. El diestro derrotó a Scherzer al no aceptarle carreras a los Nacionales con 11 ponches, par de boletos y lanzando juego completo, mientras los escarlatas lo respaldaban con 5 rayitas. El total de puntos de Cueto esa noche para los jugadores del desafío béisbol fue de 40.
Clayton Kershaw (Dodgers de Los Ángeles): el zurdo de los dodgers ha tenido dos actuaciones esta temporada de 40 puntos. La primera de ellas se produjo el 18 de julio de 2015 frente a Nacionales de Washington en donde trabajó por espacio de 8.0 entradas en las que poncho a 14 rivales sin otorgar boletos y aceptando solo 3 imparables, mientras Kenley Jansencompletaba la blanqueada. El 23 de julio los Dodgers viajaron a Citi Field para una serie de 3 juegos frente a los Mets, en el primero de ellos Kershaw tomó la pelota y no la entregó en el resto del juego, ya que lanzó las 9.0 entradas para su segundo juego completo de la temporada en el cual poncho a 11 sin boletos y aceptando solo 3 imparables.
Menciones especiales:
Mike Fiers (Astros de Houston) e Hisashi Iwakuma (Marineros de Seattle) lanzaron juegos sin hits ni carreras, Fiers lo hizó ante los Dodgers el 21 de agosto para 39 pts e Iwakuma frente a los Baltimore Orioles el 12 de agosto sumando 36 unidades.
Cuatro monticulistas lanzaron blanqueos cubriendo la ruta completa y tolerando apenas un imparable, ellos fueron Mike Montgomery (Marineros de Seattle) el 30 de junio ante losPadres de San Diego para 34 puntos al igual que Alfredo Simón (Tigres de Detroit) frente a los Vigilantes de Texas el 20 de agosto. Por su parte, Justin Verlander de los Tigres también lo hizo la noche del 26 de agosto ante los Angelinos de Los Ángeles. Tras lanzar 8.0 entradas sin hits ni carreras Verlander coqueteaba con la hazaña por tercera vez en su carrera, pero recibió un doble de Chris Ianetta que picó en la raya de la izquierda acabando con la magia, sin embargo, liquidó la novena entrada para completar la blanqueada y dejar 38 puntos en las cuentas de los jugadores de desafío.
El venezolano Carlos Carrasco (Indios de Clevaland) estuvo a un strike de lanzar sin hits ni carreras ante los Rays el 1 de julio hasta que Joey Butler le conectó el único imparable que permitió esa noche de 38 puntos de blanqueo. Posteriormente el 4 de agosto Carrasco lanzó otro juegazo al blanquear a los Angelinos y colocar 32 puntos en el desafío béisbol. Esa noche el barquisimetano poncho a 7 y regaló un boleto y no aceptó carreras.
Recuerden estar atentos a todos los datos y tips en nuestra cuenta oficial de desafío beisbol (@desafio_beisbol) en Twitter y nuestro Podcast semanal los días jueves junto a Carolina Guillen (@caroguillenespn), Fernándo Esquer (@fesquerb) y este servidor José Luis Mora (@joseluismora13). Hasta la próxima entrega.


Publicado por Blogger para BEISBOL 007 el 8/28/2015 06:09:00 a. m.

Ligas Invernales: ¿C ómo se importa el ta lento?

Ligas Invernales
Convencer y contratar a los peloteros para que jueguen en el Caribe es una tarea ardua.

Arturo Marcano

¿Cómo es el proceso para armar una importación en las ligas del Caribe? Bueno, ya en estos días uno comienza a escuchar nombres de posibles refuerzos para las distintas divisas de las ligas del Caribe. Pero antes de llegar al anuncio del pelotero los equipos deben pasar por un par de procesos específicos consagrados en el Acuerdo Invernal o Winter League Agreement que queremos explicar a continuación.

Lo primero es entender que hay dos procesos distintos para la contratación de importados o refuerzos. Uno se refiere a los colocados en lista de reserva. El otro es el que podemos llamar el trámite normal.

Toda divisa de las ligas del Caribe puede reservar hasta un máximo de diez importados siempre que: a) estos hayan terminado la temporada regular con el equipo; o b) el equipo haya cancelado al importado todos sus sueldos hasta el final de la ronda regular a pesar de haberse ido antes.

El proceso para contratar a los importados reservados es el siguiente:

Los Equipos del Caribe tendrán hasta el 1ro de septiembre para solicitar el permiso de los importados incluidos en su lista de reserva. Si le dan permiso, el equipo tendrá hasta el 12 de septiembre para enviarle el contrato o, de no hacerlo en ese período, el importado es agente libre. Si le envían el contrato y no firma entonces el pelotero no puede jugar en esa liga con otro equipo pero si podría participar en otra liga. Si el permiso es negado entonces no puede jugar en esa liga del Caribe a menos que el equipo que lo tenía en reserva lo permita, pero si puede jugar en otra liga.

Lista de Reserva-1ro de Septiembre-permiso-12 de Septiembre.

El otro proceso para contratar refuerzos es el más común y consiste en lo siguiente:

Para el 15 de agosto la Oficina del Comisionado tiene la lista por equipo de MLB de los jugadores disponibles para participar en la pelota invernal. Si el equipo de la liga del Caribe está interesado en alguno de ellos debe hacer la solicitud vía base de datos oficial a la Oficina del Comisionado. La Oficina del Comisionado le envía la solicitud al equipo de MLB. El equipo de MLB tiene 5 días hábiles luego de recibida la solicitud para dar o negar el permiso. Si lo niega se acaba el proceso. Si lo da, la Oficina del Comisionado informa al equipo del Caribe, el cuál tendrá 11 días a partir de la fecha del permiso para firmar al pelotero. Si no llegan a un acuerdo en ese tiempo se vence el permiso. El equipo podría pedir un nuevo permiso en esos casos pero debe seguir todo el proceso desde cero.

15 de agosto peloteros disponibles-permiso-equipo de MLB tiene 5 días para dar o negar permiso-equipo del Caribe tiene 11 días a partir del día en que se dio el permiso para firmarlo.

El proceso para obtener el permiso y firmar al refuerzo es solo una formalidad del Acuerdo Invernal. De hecho, a pesar de obtener el permiso y firmar el contrato son muchos los casos de peloteros que terminan cambiando de opinión a última hora. Pero hay otros factores adicionales que también influyen en la disponibilidad y posibilidad de contratación de los refuerzos. Es decir, al final no siempre una buena oferta económica es lo que puede motivar a un prospecto extranjero a participar en el Caribe, hay otras realidades que se entrecruzan.

Nuevas gerencias en MLB: muchas de las nuevas gerencias en MLB no entienden la importancia de las ligas del Caribe en el desarrollo de peloteros. En algunos casos ni conocen ni pareciera interesarle tan siquiera conocer lo que son las ligas del Caribe más allá de considerarlas como un estorbo. Esto hace que muchos prospectos no estén disponibles por miedo, entre otras cosas, a una lesión.

Falta de control: incluso cuando una gerencia en MLB le parezca conveniente mandar a sus prospectos a las ligas del Caribe existe la preocupación de perder el control sobre esos peloteros, a diferencia de lo que sucede, por ejemplo, en la liga instruccional de Arizona. Es decir, más allá de alguna instrucción o plan de trabajo específico la realidad es que en el Caribe si el importado no da resultados a corto plazo lo más seguro es que lo despidan. Algo que pudiera resultar hasta traumático en caso de jugadores muy jóvenes. En Arizona, pase lo que pase, el pelotero tiene una serie de objetivos que cumple independientemente de lo que suceda en el terreno.

Dinero: si el importado está en ligas menores le resulta atractivo jugar en el Caribe para complementar sus ingresos. De hecho, en muchos casos ganará más en esos meses que en toda la temporada de ligas menores. El inconveniente principal es la ampliación de los rosters en septiembre, que implica un ingreso cercano a los cien mil dólares solo por ese mes. Si el pelotero no es subido en el mes de septiembre su interés en la pelota caribeña sube.

Distintas ligas, distintas características: muchos importados tienen preferencias con alguna liga ya sea por experiencia propia o por recomendación de sus amigos. En LIDOM no es donde ganan más pero hay un ambiente de seguridad y de una competencia de alto nivel. En México también existe un nivel alto de organización y competencia. Puerto Rico es atractivo para algunas gerencias de MLB ya que pueden ejercer un mayor control sobre el pelotero. En Venezuela es donde más ganan económicamente pero con un riesgo país muy alto. En fin, si el jugador quiere jugar pelota invernal muchas veces la decisión final es por ese tipo de preferencia personal más que cualquier otra cosa.

Acuerdos de trabajo: en algún momento los acuerdos de trabajo eran algo común. Un equipo del Caribe hablaba con uno de MLB para que este fuera fuente de todos lo peloteros importados y grupo de coaches. El equipo de MLB al hacer eso estaba más propenso de enviar sus mejores prospectos para continuar con su desarrollo y además podía velar por su utilización. Esto ya no pareciera una opción debido a que para armar una importación se necesitan de muchos peloteros y una sola organización no es suficiente para ello. Hay mucha rotación y ese tipo de acuerdos al final lo que termina es amarrando las manos de los equipos del Caribe. Antes funcionaba por muchas razones y una realidad distinta. Ahora bien, es posible que una formulación distinta de esos acuerdos de trabajo tomando en cuenta las nuevas realidades pudiera funcionar en el futuro pero eso dependerá de las nuevas gerencias en el Caribe y en MLB. Hoy en día hay muchos peloteros en las Grandes Ligas que carecen de experiencia en el terreno de juego, suben muy rápido luego de ser seleccionados en el draft, y las ligas del Caribe pudieran ayudar a corregir muchas fallas pero eso hay que plantearlo de manera inteligente.

Ligas Independientes: Antes las ligas Independientes eran como un sitio de retiro de peloteros tercos que no querían dar ese paso formal. Hoy en día, por todas las restricciones que tienen los equipos de MLB a la hora de manejar sus rosters de ligas menores y mayores, es totalmente factible encontrar buen talento en esos sitios. Además, la relación con ellas no está regida por el Acuerdo Invernal y eso permite mucha flexibilidad. El otro punto es la motivación al ser peloteros en busca de una segunda oportunidad que pudieran conseguirla jugando en el Caribe. Por ello que esto se ha convertido en una verdadera alternativa.

Al final, luego de determinar cuál sería el balance ideal de una importación, tantos abridores y tantos jugadores de posición, el proceso para conseguirlos y firmarlos depende de tantas cosas que uno debe reconocer la labor que hacen las gerencias de los equipos del Caribe en ese sentido. Son procesos complejos que dependen de muchos factores y que parecieran complicarse cada día mas. Mi reconocimiento a las personas que hacen ese trabajo.


Publicado por Blogger para BEISBOL 007 el 8/28/2015 06:12:00 a. m.

Reales exhiben una madurez impresionante en el 2015

ALCIDES-ESCOBAR.jpg

Por David Venn / LasMayores.com

KANSAS CITY – Los Reales de Kansas City van rumbo al primer título divisional de la franquicia en 30 años. Recuerden que en el 2014, cuando alcanzaron la postemporada y la Serie Mundial por primera vez desde 1985, lo hicieron vía el Comodín de la Liga Americana.
La edición del 2015 de los Reales ha manejado a la perfección la transición de “cenicientas” a potencia establecida. Aun contando con un núcleo joven, Kansas City ha exhibido una madurez y un enfoque impresionantes a la hora de defender su título de la Liga Americana.

“Ponte a ver el récord. Eso te dirá cómo lo han manejado”, comentó el manager de los Reales, Ned Yost. “Es un grupo joven que llegó a los entrenamientos bien decidido a volver a la Serie Mundial. Todo lo que hicieron en los entrenamientos y todo lo que han hecho en esta temporada dice eso de una manera bien contundente”.
Nombres como Eric Hosmer, Mike Moustakas, el venezolano Salvador Pérez, su compatriota Alcides Escobar, Alex Gordon (lesionado ahora mismo), Lorenzo Cain, el dominicano Kelvin Escobar y el también quisqueyano Yordano Ventura representan ese grupo que se crió o terminó de madurar dentro de la organización de Kansas City.
A un año de maravillar y al mismo tiempo sorprender a muchos al llegar a ley de una victoria para coronarse campeones de la Serie Mundial, los Reales de ahora lucen como un equipo veterano acostumbrado a ganar. Y con el mejor récord de la Liga Americana con 78-49 y ventaja de 13 juegos en su división, todo luce indicar que Kansas City llegará a octubre descansado y con la ventaja de local para toda la postemporada.
“Creo que hemos encontrado lo que funciona para nosotros como equipo”, dijo el miamense Hosmer, de ascendencia cubana. “Lo único que nos preocupa cada noche es salir a ejecutar lo que nos hace fuertes como equipo. Creo que cuando te enfocas en ser consistente como equipo, sabes que la mayoría de las noches las cosas te van a salir bien”.
En cuanto a números se refieren, el éxito de los Reales ha llegado de la misma manera que en el 2014. La ofensiva (séptima en la Americana en carreras anotadas) hace lo suficiente para apoyar a un pitcheo abridor respaldado por mejor bullpen de Grandes Ligas (EFE de 2.34) y una defensa sobresaliente.
Ahora, con la expectativa de ganar cada día y competir por un anillo de campeón, los Reales no han bajado la guardia para nada-aun estando tan cómodos en la cima de su división.
“Ha sido increíble su enfoque y su intensidad todos los días”, dijo Yost. “Que yo recuerde, nunca he dirigido un grupo que haya podido hacer eso a ese nivel”. El venezolano Omar Infante, quien llegó a Kansas City como agente libre en el 2014 y después de cuatro participaciones consecutivas en los playoffs con Atlanta y Detroit, ha sido testigo de la transformación de estos Reales.
“Hemos madurado bastante, ya que creo que el año pasado, al principio de la temporada cuando llegué aquí, tenían la etiqueta de perdedor”, dijo el segunda base. “Nos reunimos, hablamos todo el equipo y dijimos, ‘tenemos un gran equipo; tenemos que tratar de salir a ganar’. Y así fue”.
Los éxitos han continuado en el 2015, sin señales de aflojamiento–con todo y un cupo en los playoffs esencialmente asegurado.
“Estás jugando béisbol de Grandes Ligas y estás enfocado todos los días”, dijo Hosmer. “Son 162 juegos y tienes que llegar bien enfocado cada día.
“Si te mantienes así, al final mirarás y te darás cuenta dónde estás”.


Publicado por Blogger para BEISBOL 007 el 8/28/2015 12:42:00 p. m.

Urías a ganarse el p uesto en la rotación de los Dodgers 2016

cropped-40759b.jpg

PARA VIERNES 28, AGOSTO 2015…
JUAN VENÉ EN LA PELOTA…
Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).-
Letrero frente al consultorio de un ginecólogo…; “Especialista en mujeres y otras enfermedades”…
-o-o-o-o-o-
** Los planes de los Dodgers con el joven lanzador zurdo y mexicano de 19 años, Julio Urias, son llamarlo al equIpo grande alrededor del 20 de septiembre para que lance unos cinco o seis innings en relevo. Fue lo que me dijeron ayer desde Dodgers Stadium. Y añadieron…: “Queremos que descanse el brazo todo el invierno, y en los entrenamientos 2016 él debe tratar de ganarse el puesto en la rotación”… ** Compañeros narradores y comentaristas deportivos…: Quienes mejor transmiten no son quienes más gritan. La mayoría de Uds. hoy día arman teles escándalos como si estuvieran pidiendo auxilio, en vez de narrar o comentar juegos de beisbol, fútbol, básquet, peleas de boxeo y etc. La reacción lógica es apagar sobre las narices de Uds. Sosiego, muchachones. No se hagan tan ordinarios, tan de baja calidad, tan poco apreciados por Uds. mismos… ** Hanley Ramírez feliz porque, al fin tendrá una posición defensiva fija en 2016, si se cumplen los planes de los Medias Rojas. Le han dicho que será el primera base regular…
-o-o-o-o-o-
Letrero en el parachoques de un auto deportivo…: “¡Cuidado, estudiante boracho!”…
-o-o-o-o-o-
** CC Sabathia ha sido un lesionado asíduo en su historia con los Yankees. Y ahora está en manos de los médicos especialistas quienes tratan encontrar una fórmula para eliminar la artritis de su rodilla izquierda. Dijo el mismo Sabathia que espera regresar a la ación en septiembre. “No me importa cómo me utilicen” ha dicho CC, “igual como abridor que de relevista, yo me adaptaré a lo que necesite el equipo”… ** Amanecí ayer sintiéndome en Tijuana, porque celebraba la magnífica serie ganada por los Toros a los Diablos para meterse en la semi-final. En este agosto los Toros aprendieron que en el beisbol nada se ha perdido ni se ha ganado, sino cuando se realiza el último out. Y ahora, muchachones tijuanenses, ¡buena suerte en lo que queda de postemporada!… ** Desde las oficinas de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, una persona amiga de esta columna me informa…: “El presidente Oscar Prieto dijo que si el año pasado la Liga hubiera tenido el control del Salón de la Fama, como lo tiene ahora, Juan Vené nunca habría sido elegido; y que como ahora sí controla esa Liga el Salón, jamás aceptarán la biblioteca, la videoteca y la audioteca que ofreció Vené donar al Museo”. Óigame, ignoraba que yo fuera tan odiado, que ni donando mis propiedades me acepten. Ya encontraré quien quiera esos archivos de 55 años de trabajo en Grandes Ligas y alrededores. Gracias, Oscar. Que Dios te cuide y te ilumine. Te hace mucha falta…
-o-o-o-o-o-o-
Letrero en el Marlins Stadium…: “Contraten un nuevo propietario”…
OJO.- En juanvene.com, el archivo de estas columnas y mucho más.
Gracias a l a vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.
Jbeisbol5@aol.com
@juanvene5


Publicado por Blogger para BEISBOL 007 el 8/28/2015 12:43:00 p. m.

Francsico Cervelli: el Pirata que comanda el buquecsico Cervelli: el Pirata que comanda el buque

Francisco%2BCervelli2.jpg
Quieto en primera
por Alfredo Villasmil Franceschi

Una de las cosas que quería Francisco Cervelli era salud. El catcher de los Piratas de Pittsburgh estuvo con los Yanquis de Nueva York entre el 2008 y el 2014 y en la temporada que más juegos participó fue la 2010, cuando recibió 93 veces con los del Bronx. Aun recordamos aquellas palabras que nos dijo en Tampa, en la pretemporada de 2012. “Si estoy sano, que es lo único que quiero, voy a matar la liga”. Era la señal inequívoca de los que confían en sus condiciones.

Las lesiones lo han aporreado toda su vida; fue tanta la desesperación que hasta hubo de recurrir a los esteroides y ser suspendido en 2013 por 50 partidos por el uso de sustancias prohibidas. “Estaba desesperado”, dijo. “Sé que fue una mala decisión”, espetó en aquella oportunidad.

El valenciano tuvo el coraje de aceptar su culpa, cargar con el estigma de una suspensión por uso de exteriores y pidió disculpas por el error cometido. Luego de cumplida la sanción regresó, los Yanquis lo enviaron a Pittsburgh. Allí parece haber revivido y encontrado el punto justo que necesitaba para demostrar su valor. “Si estoy sano, voy a matar la liga”. ¡Vaya ritornello!

El pasado miércoles sonó su quinto triple de la temporada, se puso en .306 de promedio y llegó a 100 juegos por primera vez en su carrera. La salud no le ha jugado una mala pasada, hasta ahora, y todo parece indicar que se quedará en un equipo que va a los postemporada, por lo menos hasta ahora.

Miguel Montero necesitaba jugar a diario. El catcher de los Cachorros de Chicago comenzó lento, pero se encendió. Cuando le dieron la confianza, cuando Joe Maddon lo puso todos los días detrás del plato, el caraqueño comenzó a funcionar. El pasado 14 de agosto bateaba .227, este viernes amaneció en .235. Durante todo este lapso ha sacudido tres jonrones y remolcado nueve carreras, más un OBP de .333. Otro buen ejemplo de aquel que tiene el deseo de siempre hacerlo bien.

Cervelli ha tenido un buen mes de agosto y este viernes amaneció con .306 de promedio. Es un receptor que tiene velocidad en las piernas, tal y como se desprende de sus cinco tribeyes conseguidos hasta los momentos en este 2015. Pero además ha sido un pelotero disciplinado en el plato. Un .388 de OBP muestra la evidencia de cómo se ha comportado el careta en estos días de verano.

Si tomamos su actuación ofensiva desde el 1º de este mes hasta el 27 de los corrientes nos percatamos de promedio para .333 (72-24), con tres dobles, otros tantos triples y un cuadrangular, más cinco remolcadas y 10 anotadas en 21 compromisos, de los cuales ha sido abridor en 18.

Hurdle dijo en días pasados que el venezolano había sido una de las partes fundamentales del éxito en esta temporada. Tenía la responsabilidad de sustituir a Russel Martin, quien no ha sido extrañado por los filibusteros debido al trabajo realizado por el venezolano en este 2015 tanto con el bate como con el guante. De hecho, dentro de los Piratas, en este momento, no hay un mejor bateador que Cervelli. El OBP del venezolano es el segundo mejor club (.374) y ha sacado al 22 por ciento de los corredores que le intentan robar.

Montero y el valenciano, son dos cátchers que seguramente se enfrentarán, si todo sigue como va en la Nacional, porque no debe haber ninguna sorpresa, en el juego por el comodín en la Liga Nacional. Son dos representantes de esa nueva posición que ha surgido en el país y que ahora nos identifica como en otrora los campocortos, la receptoría.


Publicado por Blogger para BEISBOL 007 el 8/28/2015 01:40:00 p. m.

Córdoba espera franq uicia con remozado B eisborama

cropped-40759b.jpg

PARA JUEVES 27, AGOSTO 2015…
JUAN VENÉ EN LA PELOTA…
Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).-
“Los hombres inventan aventuras pasionales que jamás han vivido, mientras las mujeres ocultan las que sí han disfrutado”… Anónimo.-
-o-o-o-o-
La pregunta de la semana…: De los 30 equipos de Grandes Ligas hay 12 en lucha por uno de los lugares de postemporada 2015. Hace 140 años, en 1871, terminaba también su campaña la primera Liga Grande, la National Association. Era igualmente la primera temporada que jugaban. ¿cómo quedaron aquellos equipos?
La respuesta…: Eran nueve clubes, el que más jugó lo hizo 35 veces y quedaron en este orden, Atléticos de Philadelphia, Calcetines Encarnados de Boston, Calcetines Blancos de Chicago, Mutuals de Nueva York, Olímpicos de Washigton, Unions de Troy, Forest Citys de Cléveland, Kekiongas de Fort Wayne y Forest Citys de Rockford.
** Podría ser que cuando leas esta columna ya José Reyes esté uniformado de Yankee y en Atlanta para la serie del fin de semana con los Bravos. El dominicano pregonó en Denver que deseaba irse de los Rockies, a quienes llegó en el cambio de los Blue Jays por Troy Tulowizki. Reyes posee extraordinarias facultades como bateador y como shortstop, pero el único que ignora esa preciosa realidad es él. No toma en serio su profesión. Por eso lo negociaron los Mets, por eso salieron de él los Marlins y por eso lo mandaron los Blue Jays al otro lado del mundo. Si aterriza ahora en Yankee Stadium, lo veremos aseado, decente, sin la asquerosa melena ni las horribles patillas. Los consejeros del Bronx tratarán de adecentarlo y convertirlo en adulto…
-o-o-o-o-
Letrero que se lee antes de entrar al consultorio del médico Andrés Fermín Medina…: “El doctor está muy ocupado. Por favor, tenga sus síntomas preparados”.
-o-o-o-o-
La Pelota Cordobesa.- En Córdoba, Veracruz, todo está listo para recibir una franquicia de la Liga Veraniega de México. Y no sueñan con una nueva, porque están dispuestos a salvarles la vida a los Broncos de Reynosa, cuyos ejecutivos han fracasado de-todas-todas. El presidente municipal de Córdoba, el médico Tomás Ríos Bernal, le dijo a mi querido amigo, el narrador Domingo Setién (El Mulato de Córdoba), que está preparado para ordenar la remodelación del estadio Beisborama, hasta dejarlo como nuevo, y con cuanto haga falta para el bienestar del beisbol…
Otra veracruzana.- Entre tanto, en Veracruz, Veracruz, temen que los Rojos del Águila tengan que mudarse, no a Córdoba, ¡¿quién sabe por qué?, sino a Chiapas. La situación económica del equipo veracruzano no es mala, pero no aparece el dinero que, se supone, entra en esas arcas. Traté de hacer contacto con quien aparece ahí de ejecutivo, José Antonio Mansur, pero no contesta las llamadas. Es su estilacho… ¡¿Y cómo se hace, pues?!…
-o-o-o-o-
Letrero al lado del aviso “NO ESTACIONE“…: “Estaciona ahora y paga después”.
OJO.- En juanvene.com, el archivo de estas columnas y mucho más.
Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.
@juanvene5


Publicado por Blogger para BEISBOL 007 el 8/27/2015 01:41:00 p. m.

Pujols, Shoemaker lideraron blanqueada de Angelinos vs. Tigres

Screenshot_2.png
Los Angeles Angels’ Kole Calhoun safely beats the tag of Detroit Tigers catcher Alex Avila to score from second on a single by teammate Albert Pujols during the sixth inning of a baseball game Thursday, Aug. 27, 2015, in Detroit. (AP Photo/Carlos Osorio)

DETROIT

Los Marlins contemplan acercar los muros en su estadio

Mucles-lol-giancarlo-stanton-38139108-416-594.jpg

Por Joe Frisaro / MLB.com

MIAMI — En lo que parece que será una larga lista de asuntos por resolver en la temporada muerta, los Marlins contemplarían hacer ajustes a las dimensiones de su amplio Marlins Park.
El presidente del equipo David Samson informó que la organización piensa acercar y bajar un poco los muros en uno de los estadios más difíciles para pegar jonrones en las Grandes Ligas.

“No hemos fijado un plan”, le dijo Samson a MLB.com. “Estamos observando todo, pero estamos tratando de tomar una decisión para la próxima temporada”.
Miami ocupa el 29no lugar en la Gran Carpa con 91 cuadrangulares, y comparten el 26to puesto con Oakland con 42 vuelacercas como locales.
Giancarlo Stanton ha pegado 13 de aquellos bambinazos de los Peces en el Marlins Park.


Publicado por Blogger para BEISBOL 007 el 8/27/2015 01:48:00 p. m.

Ídolo de Nueva York

2200.jpg

Fue parte de un cambio que jamás se concreto. Sus lágrimas atraparon a la afición de una de las ciudades más cosmopolitas del mundo. Pese a ser objeto de burla por no afrontar como profesional su supuesto cambio, Wilmer Flores ha dado razones de pesos para que los Mets de Nueva York lo mantuvieran en su roster como una de sus piezas a futuro.

Desde el 29 de julio, cuando la infructuosa transacción que lo enviaría a los Cerveceros de Milwaukee junto a Zack Wheeler por Carlos Gómez se cayera, el venezolano ha demostrado su valía con el bate y sentido de pertenencia con la organización.

Ha promediado 324 con cuatro jonrones y 14 remolcadas en 21 encuentros, mientras que Gómez que fuera transferido al día siguiente a los Astros de Houston, apenas batea para 191 con dos jonrones y ocho remolques.

La decisión acertada de la gerencia rindió frutos ya que Flores ha sido determinante en el primer lugar que los Mets mantienen en su división con cinco juegos y medio sobre los Nacionales de Washington, mientras que Gómez no ha marcado diferencia en unos Astros que también marchan lideres en su división pero que han sentido el acecho de los Angelinos de Anaheim en los últimos días.

Para el pelotero ficha de los Bravos de Margarita en la LVBP, todo ha sido una ruleta rusa desde que se anunció su cambio a Milwaukee y sus lágrimas se hicieron eco en todo el béisbol. El OPS de Flores es de 993 desde aquel 29 de julio, siendo una de las razones de pesos para que el mánager Terry Collins lo mantenga en la alineación.

“Desde ese día, ha sido realmente divertido. No puedo decirles que es por eso (el cambio infructuoso)”, declaró Flores al New York Post, tras la histórica noche de lunes en las que los Mets dispararon ocho jonrones – incluido dos del venezolano -, para implantar un nuevo récord en la franquicia. “Lo que me pasó fue lo más loco que me ha tocado vivir. Pero ya es una cosa del pasado”.

CLIH2j8UMAAclmG.jpg
Las lágrimas de Flores fueron tendencia mundial en twitter

Por más que parezca extraño, los Mets han cosechado marca de 17-7 desde entonces, siendo uno de los equipos más calientes de todo el béisbol, y serios aspirantes a estar en la Serie Mundial. Los movimientos que realizó la gerencia a finales de julio y comienzos de agosto han fortalecido sus debilidades, siendo vitales en ese primer lugar: Yoenis Céspedes, Juan Uribe, Kelly Johnson. Tyler Clippard y Eric O´Flaherty.

Tampoco podemos obviar el retorno de David Wright, un bate que será determinante en esas aspiraciones.

Campocorto con más cuadrangulares
Wilmer Flores ha generado el impacto que esperaban los Mets cuando decidieron darle la responsabilidad de ser el campocorto de todos los días en 2015.

Pese a que su defensa ha sido cuestionada durante la temporada, el valenciano de 24 años de edad, ha establecido varios registros como jugador de la posición seis. Durante abril y mayo, coleccionó ocho cuadrangulares, igualando el cuarto total más alto de las mayores para un campocorto con menos de 24, de acuerdo con Elias Sports Bureau.

Solo Alex Rodríguez, que lo hizo dos veces (10 en 1996, a los 20 años, y 20 en 1998 a los 22 años), y Cal Ripken (11 en 1984, a la edad de 23), han superado la cifra que Flores estableció con los Mets.

Otros torpederos que sacaron ocho estacazos de vuelta completa, antes de cumplir los 24 años de edad son: Arky Vaughan (1935, Piratas), Rico Petrocelli (1966, Medias Rojas), A-Rod (1999, Marineros) y Jean Segura (2013, Cerveceros).

Imagen1.jpg
Flores ha promediado sobre los 300 entre finales
de julio y durante el mes de agosto

Actualmente, sus 14 vuelacercas y 54 remolcadas lo ubican como el segundo campocorto en la historia de los Mets con 12 o más jonrones y 50 o más remolcadas. José Reyes es el primero en conseguirlo en tres ocasiones: 2006,2007 y 2008.

Flores vive las mieles del éxito, su repentina fama ha llegado justo cuando su bate ha estado encendido y parece no tener indicios de apagarse.

Es la nueva estrella de Queens.

El dato

La marca de más cuadrangulares para un shortstop venezolano en las mayores le pertenece a Asdrúbal Cabrera en 2011, cuando vistiendo el uniforme de los Indios de Cleveland, despacho 25. En ese entonces, contaba con 25 años.

Adonis Marcano D.
http://beisboladentro.blogspot.com/


Publicado por Blogger para BEISBOL 007 el 8/27/2015 02:47:00 p. m.

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 11,806 other followers

%d bloggers like this: