Los Rockies podrían aspirar a un título divisional la próxima temporada

DENVER — Los Dodgers y los Gigantes han establecido una hegemonía en el Oeste de la Liga Nacional. Entre los dos equipos, han llegado a la postemporada siete veces en las últimas cinco campañas.

Los Ángeles ha ganado cuatro títulos divisionales consecutivos. San Francisco ha ido a los playoffs como Comodín en dos de las últimas tres temporadas y fue campeón del Oeste del Viejo Circuito en el 2012, cuando ganó una de sus tres Series Mundiales desde el 2010.

De su parte, los Rockies han terminado con récords perdedores en cada una de las últimas seis campañas. Pero las cosas podrían estar a punto de cambiar.

La novena de Colorado llegó al receso de temporada con la meta de dar la pelea en el 2017 y hay motivos para pensar que así será.

No ha habido venta de “liquidación”. Carlos González será agente libre en un año y aunque los Rockies gozan de profundidad en los jardines, no tienen intenciones de desprenderse del venezolano, quien reúne las cualidades para ayudar a un equipo con posibilidades de ganar.

Y eso es justo lo que se consideran los Rockies – un equipo contendiente y no un club que busque adquirir prospectos a cambio de uno de los guardabosques más talentosos en Grandes Ligas.

Ahora mismo, Rockies están en busca de las piezas que necesitan para capturar el primer título divisional en la historia de la franquicia. Por eso, a la hora de elegir a un nuevo capataz, optaron por la experiencia de Bud Black.

Por lo mismo, hay indicios de que Colorado tiene en la mira a Mark Melancon, quien además de haber sido uno de los taponeros más consistentes de Grandes Ligas en los últimos años, es oriundo del área de Denver. Al preguntársele acerca del éxito que ha tenido en el Coors Field, el derecho sonrió y respondió, “Aprendí a lanzar en la altitud. No me molesta”.

Está por verse si los Rockies serán capaces de elaborar una oferta que le convenga tanto al equipo como a Melancon.

Reforzar la parte trasera del bullpen es precisamente lo que necesitan hacer los Rockies. Agregar a un verdadero cerrador le permitiría al derecho Adam Ottavino y al zurdo Jake McGee fungir como preparadores y podría convertir a Colorado en un legítimo contendiente en el Oeste de la Nacional.

En el 2016, McGee no tuvo los resultados que los Rockies esperaban, pero intentó lanzar pese a una dolencia en la rodilla izquierda y ahora tendrá tiempo para sanar. De su parte, Ottavino demostró en los últimos dos meses de la temporada lo dominante que puede ser. Este invierno, el derecho tiene la oportunidad de enfocarse en ponerse en forma para lanzar luego de pasar el último año recuperándose de una cirugía Tommy John.

En verdad, a los Rockies no les hace falta mucho más. Cuentan con una alineación potente, una defensa dominante y una rotación joven integrada por brazos de poder.

La principal interrogante en el lineup de los Rockies es la primera base, pero dado que cuentan con un exceso de jardineros – los veteranos González, Charlie Blackmon y el venezolano Gerardo Parra, más los prospectos David Dahl y el dominicano Rafael Tapia – el equipo tiene flexibilidad en ese sentido.

Además de la profundidad en los jardines, tienen al antesalista Nolan Arenado, uno de mejores jugadores de Grandes Ligas, y al intermedista DJ LeMahieu, quien fue el campeón de bateo en la Liga Nacional este año y ha ganado un Guante de Oro. Y el torpedero de Colorado, Trevor Story, iba reuniendo argumentos para el premio al Novato del Año del Viejo Circuito antes de quedar fuera de acción a finales de julio por un ligamento desgarrado en el pulgar izquierdo. Además, Colorado cuenta con Tom Murphy, un receptor novato de gran promesa.

La rotación de Colorado luce bastante fuerte con el diestro Jon Gray y el zurdo Tyler Anderson, quienes fueron seleccionados en las primeras rondas del draft amateur y demostraron este año que merecen ser ligamayoristas. También están Chad Bettis, quien tuvo marca de 14-8 en el 2016 — incluyendo foja de 8-2 en el Coors Field — y Tyler Chatwood, quien esta temporada tuvo marca de 12-9 y efectividad de 3.87 luego de recuperarse de una cirugía Tommy John.

Los Rockies también tienen opciones en su finca para llenar el puesto de quinto abridor, incluyendo a Jeff Hoffman, la pieza clave que recibieron en el cambio en el que Troy Tulowitzki pasó a los Azulejos en el 2015. También está el venezolano Germán Márquez, adquirido junto a McGee desde los Rays el pasado invierno a cambio de Corey Dickerson.

¿Tendrán los Rockies suficiente talento para finalmente coronarse campeones de su división?

Con el tiempo lo sabremos, pero Colorado luce tener motivos para aspirar a eso mismo en el 2017.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: