¿Qué pasó con Omar Infante?

¿Qué pasó con Omar Infante?

El Emergente
Ignacio Serrano

Omar%2BInfante%2B3.jpg
Los Reales de Kansas City estaban determinados a arrebatar el título divisional a los Tigres de Detroit en 2015. Para ello, realizaron algunos movimientos clave, a fin de consolidar ese roster lleno de talento joven que incluía a Salvador Pérez, Eric Hosmer, Alex Gordon y Mike Moustakas.

Un paso firme en esa ruta fue la firma del camarero Omar Infante.

El portocruzano venía de una sólida campaña con los felinos. Había bateado para .318/.345/.450, con un OPS ajustado que era 10 por ciento mejor que la media de las Grandes Ligas, nada malo para alguien de su posición.

Tenía 31 años de edad. Era previsible que estuviera cerca de comenzar un descenso, pero nada sugería que sería pronto. Después de todo, es delgado, atlético y siempre ha mostrado una buena forma.

A Infante le ofrecieron cuatro temporadas y unos 32 millones de dólares, con una opción para un quinto campeonato, hasta 2018.

Así llegó este anzoatiguense a un elenco hecho a su medida. Diseñado alrededor de guerreros, sin grandes nombres, con estupenda defensiva; gladiadores capaces de tomar una base extra o robar hits a los contrarios.

La gerencia de los monarcas no equivocó el rumbo con ese diseño. Disputaron la Serie Mundial de 2014 y ganaron la de 2015. Pero ya en la segunda lo hicieron con un sustituto por Infante y esta semana decidieron sacarle del roster, antesala de su inminente puesta en libertad.

El seguro infielder, tan útil con los bengalíes; el suplente que saltó sorpresivamente a la titularidad con los Bravos de Atlanta y luego con los Marlins de Miami; el único utility en la historia de la MLB que ha sido llevado a un Juego de Estrellas, precisamente por su condición, bateó para .238/.269/.328 con la tropa de sangre azul.

No ligó para average, no se embasó y no dio extrabases en dos campañas y media. Para colmo, tampoco ha compensado con el guante. Su WAR defensivo es negativo, según la cuenta de Baseball Reference. Su factor de alcance, que se mide de acuerdo al número de chances totales por inning y por juego, está por debajo del promedio de las mayores.

Esto explica cómo aquella gerencia que creyó en él, por su sólida trayectoria, decidiera ahora salir de él, aunque eso le cueste al equipo tener que pagarle otros 14 millones de dólares sin jugar, hasta 2017.

¿Cómo pasó esto? ¿Qué ocurrió para que un pelotero valioso, trabajador y muy serio en su oficio terminara de este modo su recorrido por Kansas City?

Parte de la tragedia personal que le tocó vivir estuvo en esa disciplina, en ese carácter que le llevó a jugar lesionado y con dolor, sin quejarse.

Infante tuvo molestias en el cuello que le sacaron de acción en la recta final del pasado torneo. Y durante todo 2015 actuó con astillas en el codo, problema que le afectó desde el Spring Training y que no atajó sino hasta después de finalizada la justa, sometiéndose a una cirugía.

Es lógico que sufriera una regresión por la edad. Ya hoy tiene 34 años de nacido. Pero un bajón de .795 de OPS con Detroit en 2013 a .597 con Kansas City es algo demasiado drástico como para no creer que estuvo marcado en cierta medida por las dolencias físicas.

Infante protagonizó una historia extraordinaria cuando peleó el título de bateo de la Liga Nacional en 2010. Ojalá consiga la oportunidad de despedirse en sus propios términos, como merece.

Publicado en El Nacional, el viernes 17 de junio de 2016.


Publicado por Blogger para BEISBOL 007 el 6/17/2016 05:05:00 a. m.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: