El beisbol cubano, que enfrenta seria crisis, se mide a Tampa hoy

El beisbol cubano, que enfrenta seria crisis, se mide a Tampa hoy
Cuando Barack Obama presencie el partido de hoy (11:30 a.m.) entre los Tampa Bay Rays y la selección cubana, no tendrá el placer de ver a la que supo ser la fuerza dominante de la pelota a nivel amateur, sino a una novena venida a menos, que enfrenta su peor crisis en 50 años.

La pelota cubana siente el efecto de la partida de muchas de sus mejores figuras. Los estadios y los campos de juego están muy desmejorados y el equipo nacional no gana un torneo grande desde hace casi una década.
“Está en un mal momento”, expresó Ismael Sene, historiador del beisbol cubano. Ahora las autoridades están considerando cambios otrora inimaginables para salvar el deporte nacional, reformas que son posibles en parte por el detente que comenzaron el presidente estadounidense Obama y el mandatario cubano Raúl Castro.

Las Grandes Ligas están hablando con ambos gobiernos sobre un posible acuerdo que haría que resulte más fácil para los peloteros cubanos jugar en Estados Unidos sin tener que escaparse cuando compiten en justas internacionales o con peligrosos cruces acuáticos ayudados por traficantes.

La semana pasada el gobierno de Obama implementó una política que permitirá a los cubanos cobrar sueldos en Estados Unidos siempre y cuando no paguen impuestos especiales en la isla. Esas normas mencionan específicamente a deportistas, artistas y otras figuras del mundo del espectáculo. Víctor Mesa, legendario pelotero cubano que dirige el equipo que enfrentará a los Rays, dijo que sueña con el día en que los jugadores cubanos puedan competir en Estados Unidos sin tener que abandonar su patria.

“Se puede ir a trabajar allá, nos van a dar permisos de trabajo y el dinero se puede traer para Cuba. Eso es lo que nosotros queríamos, que nuestros peloteros puedan jugar allí”, expresó Mesa.

Un tema clave es que, si bien Cuba permite ahora a algunos peloteros competir en ligas del exterior, son cedidos a préstamo por la federación cubana de beisbol, que se lleva parte de sus salarios. Pagarle directamente al gobierno cubano violaría los términos del embargo que rige sobre la isla y que el Congreso de Estados Unidos se niega a levantar.

Yulieski Gourriel fue el primer pelotero en el 2014 que fue al exterior en la plenitud de su carrera con el apoyo del gobierno. Ganó un millón de dólares en Japón con los Yokohama Dena Baystars y le dio el 10 por ciento la federación cubana, lo que constituye una suma importante en un país en el que el salario promedio es de unos 25 dólares al mes.

LOS FACTORES

Los sueldos de las Grandes Ligas son otro factor. En años recientes los peloteros cubanos han firmado por grandes sumas. Rusney Castillo firmó por 72.5 millones de dólares con los Medias Rojas y Jose Abréu por 68 millones con Chicago. Eso motiva mayores deserciones.

Muchos chicos cubanos, por otro lado, están optando por el futbol en lugar del beisbol e idolatran a Lionel Messi y Cristiano Ronaldo. En futbol una pelota le permite jugar a 22 personas. El beisbol es muy caro.

“ÍDOLOS SE FUERON”

“Hoy por hoy, a los cubanos les interesa más lo que hacen los peloteros isleños que están en las Mayores, que los que se quedaron. Los que se quedaron están por debajo de los que se fueron. Cada vez hay menos razones para quedarse y permanecer en el sistema. Ya no hay son ídolos. Los ídolos son los que se fueron”, dice Peter C. Bjarkman, autor del libro Desertores del beisbol cubano: La verdadera historia.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: