Luis Valbuena, Francisco Cervelli y otros buenos deseos

El Emergente
Por Ignacio Serrano

Luis%2BValbuena.jpg
Un total de 14 peloteros venezolanos eran elegibles para el arbitraje salarial este año en las Grandes Ligas. Todos llegaron a un acuerdo antes de acudir al panel avalado por la Asociación de Peloteros y la MLB.

De ellos, 11 firmaron en las últimas 48 horas y forman, en cierto modo, un club de jugadores que aspiran a ser protagonistas en la embajada nacional en las próximas temporadas.

Los 14 acordaron por un año. Se esperaba algún acuerdo multianual, especialmente en los casos de Francisco Cervelli y Héctor Rondón. Aunque siendo realistas, era improbable que este último recibiera una oferta más allá de 2016, dada la cautela que los militantes del nuevo análisis tienen al hablar de relevistas; no olvidemos que la sabermetría reina en la zona norte de Chicago.

Luis Valbuena consiguió el pacto más jugoso (6,125 millones de dólares). Sus 25 jonrones lo justifican. El zuliano tiene asuntos que atender, como su bajo average (.228 de por vida) o la cantidad de ponches (más de 100 en cada una de las últimas dos campañas). Pero además de poder legítimo, tiene un guante excepcional y puede defender varias posiciones. Si pudiera elevar su promedio de embasado, se convertiría un infielder de élite.
Rondón ($ 4,2 millones) y Cervelli ($ 3,5 millones) son, en este momento, los que mayor entusiasmo causan. Posiblemente por eso, y por el tiempo de servicio que acumulan, consiguieron las mejores cifras, después del antesalista de los Astros.

El cerrador de los Cachorros ha florecido en su papel de apagafuegos. Puso 1.67 de efectividad, con 69 ponches y apenas 15 boletos, con 4 jonrones en 70.0 innings. Si mantiene ese paso, la meta es el cielo.

El receptor de los Piratas nunca había sido titular, antes de 2015. Respondió al desafío con .295 de average, un OPS de .771, sólida defensa y multitud de elogios por su forma de conducir el pitcheo en Pittsburgh.

Otros tres serán regulares en la campaña que se avecina: Avisail García (Medias Blancas, $ 2,1 millones), Freddy Galvis (Filis, $ 2 millones) y Wilson Ramos (Nacionales, $ 1,8 millones).

Dos son relevistas intermedios: Jeanmar Gómez (Filis, $ 1,4 millones) y Luis Avilán (Dodgers, $ 1,39 millones).

Dos más son jugadores de medio tiempo, con aspiraciones a convertirse en titulares: Eduardo Escobar (Mellizos, $ 2,15 millones) y Robinson Chirinos (Rangers, $ 1,55).

Uno es un utility a tiempo completo: Marwin González (Astros, $ 2 millones). Por cierto, la cifra que recibe el aragüeño refleja el aprecio que le tienen en Houston, por su versatilidad y rendimiento, con .279 de average y .759 de OPS en 2015, más la habilidad para jugar en primera, segunda, tercera, short y el left.

Esos 11 se unieron a los que ya habían acordado en los meses pasados, adelantándose al proceso de arbitraje. Aquel trío lo formaban el pitcher Félix Doubront (Atléticos, $ 2 millones), el utility Andrés Eloy Blanco (Filis, $ 1,45 millones) y el receptor suplente José Lobatón (Nacionales, $ 1,387 millones).

Ningún venezolano irá al arbitraje en esta ocasión. Para tres de ellos, fue la última oportunidad. Cervelli, Valbuena y Ramos ahora se jugarán su futuro y la posibilidad de un contrato de largo plazo, según los números que consigan en 2016.

Publicado en El Nacional, el sábado 16 de enero de 2016.


Publicado por Blogger para BEISBOL 007 el 1/16/2016 05:08:00 a. m.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: