Mattingly a los Marlins es un hecho, pero…

0220071.jpg
Jorge Morejón

Los Marlins de Miami ya tienen manager para las próximas cuatro temporadas o al menos, esas son las intenciones iniciales del acuerdo al que habría llegado la franquicia con Don Mattingly, cuyo anuncio oficial se haría después de la Serie Mundial.

Mattingly llega al sur de la Florida después de cinco campañas al mando de los Dodgers de Los Angeles, en las que siempre tuvo récord ganador y en las tres últimas ganó la división Oeste de la Liga Nacional.

Pero a quien fuera el popular primera base de los Yankees de Nueva York entre 1982 y 1995 se le exigía mucho más que una simple visita a los playoffs, pues le armaron equipos para ganarlo todo.

Así que pese a su récord de 446-363, su paso por la novena californiana es visto como un fracaso, pues siempre se quedó a mitad del camino hacia el clásico de octubre.

Asimismo, siempre dio la impresión de no tener el control del equipo, que más que equipo, simplemente parecía un grupo de peloteros jugando cada cual para sí mismos.

Rumores desde Chávez Ravine aseguran que los sabermétricos de la gerencia dictaban las alineaciones y que Mattingly no tenía mucho poder de decisión.

Pero a eso, que se escapa de sus manos, se une su manera de dirigir errática, absurda y contraria al ABC del béisbol, que le hizo merecedor ante la opinión pública de un lugar entre los peores directores de todas las Grandes Ligas.

La llegada del nuevo mentor a Miami no está exenta de polémica, pues se trata de un tipo bastante impopular en la mayoritaria fanaticada cubana.

En las radios locales se le ha llegado incluso a acusar de anticubano y racista, por la manera en que manejó las oportunidades de peloteros como Yasiel Puig y Alexander Guerrero.

No creo personalmente que Donnie Baseball albergue ningún sentimiento contra los cubanos o peloteros de otras nacionalidades, y como prueba está que contra viento y marea mantuvo en la alineación a Yasmani Grandal, a pesar de que las molestias que lo llevaron hace dos semanas al quirófano le impedían batear.

Es cierto que no supo aprovechar el momento ofensivo de Guerrero al principio de la temporada, pero quién sabe si ello se debió a imposiciones gerenciales, como indican los rumores.

También se cuenta desde Los Angeles que las relaciones entre Gordon y su entonces manager no eran las mejores y que fue esa una de las causas por las que el equipo lo canjeó a los Marlins.

Pero si Mattingly cree que las cosas serán distintas con los Marlins y que tendrá mayores libertades para tomar decisiones, le advierto que el equipo anunció la creación de un departamento analítico para aprovechar al máximo las opciones de las nuevas estadísticas.

Entiéndase, un grupo de sabermétricos, encabezado por un graduado de Harvard, de esos que sólo ven el béisbol a través de los números de una computadora, que tal vez jamás experimentaron el fragor de un juego de pelota.

Veremos entonces cuánto tiempo pasará antes de que comiencen las fricciones entre el recién llegado manager y los analíticos del nuevo departamento.

O los desacuerdos con el dueño Jeffrey Loria, un hombre de poca paciencia con los managers.

No por gusto desde el 2002, cuando compró a los Marlins, han pasado ocho mentores por el puente de mando, varios de ellos despedidos antes de cumplir sus contratos.


Publicado por Blogger para BEISBOL 007 el 10/30/2015 04:19:00 p. m.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: