Los Mets de Nueva York buscarán robarse otro triunfo en Los Ángeles

Screenshot_3.png
Marly Rivera

Los Mets de Nueva York casi podían saborear el pase a su primera serie de campeonato desde 2006 la noche del martes.

Tras haberse robado una victoria en Los Ángeles ante nada menos que el tres veces Cy Young,Clayton Kershaw, un impresionante despertar ofensivo, jamás visto en la historia de los playoffs metropolitanos, puso a soñar con más béisbol en octubre a los fans en Queens después de tomar una ventaja dos partidos a uno sobre los Dodgers.
Pero fue precisamente Kershaw, el proverbial miembro de la letal dupla con Zack Greinke que los hace el uno y dos más temido en Grandes Ligas, quien se encargó de acallar las gradas en Queens pitcheo por pitcheo a través de siete entradas para enviar la serie a un quinto y decisivo partido.
Después de su soberbia presentación en la lomita, donde el Jugador Más Valioso de la Liga Nacional no mostró ni vestigios de estar lanzando con un día menos de descanso, los fans neoyorquinos se tuvieron que despedir de sus queridos Mets sin saber si los volverán a ver el próximo sábado contra los Cachorros de Chicago en la serie de campeonato, o la primera semana de abril de 2016.
Y la realidad es que fue una gran oportunidad desperdiciada por los Mets.
Propinarle al mejor lanzador en Grandes Ligas lo que había sido entonces su quinta derrota consecutiva en la postemporada les había dado la oportunidad de recuperar la ventaja como dueños de casa que desperdiciaron tras perder cinco de sus últimos seis partidos para concluir la temporada regular.
Pero el mismo Kershaw se encargó de arruinarles la fiesta.
Muchos podrán argumentar que los Mets ni siquiera deberían estar en esta posición por lo sucedido con la controversial barrida ilegal de Chase Utley, pero el equipo neoyorquino tuvo que pasar la página, y su enfoque tiene que estar por completo en algún tipo de despertar ofensivo contra el lanzador que permitió el menor número de carreras en todo Grandes Ligas.
Greinke es el candidato principal para ganar el Cy Young 2015 en la Liga Nacional después de haber registrado una efectividad de 1.66, la más baja registrada en Grandes Ligas desde el 1.63 del inmortal Greg Maddux en 1995.
Pero si los Dodgers están confiados con Greinke en la lomita para el quinto juego, los Mets no tienen nada que envidiarles entregándole la pelota a Jacob deGrom, lo cual nos promete lo que podría ser un clásico duelo de pitcheo postemporada.
Ambos ganaron sus respectivas aperturas, deGrom siendo el más dominante de los dos, pero Greinke subirá a la lomita del Dodger Stadium con una de las mejores marcas en casa en todo Grandes Ligas (10-1) y habiendo acumulado una ínfima efectividad de 1.46 en los confines del Dodger Stadium.
Mientras los Mets estarán dependiendo por completo del brazo de deGrom, y quizás de los bates de Wilmer Flores (.375) y Daniel Murphy (.313), los únicos bateadores metropolitanos con buenos números en su limitada experiencia con Greinke, los Dodgers confían en el despertar ofensivo del primera base Adrian Gonzalez.
El “Titán”, quien ha tenido una excelente postemporada con cuatro partidos consecutivos con al menos una carrera impulsada, cuenta con tres hits, dos de ellos cuadrangulares, en ocho turnos contra el as de los Mets.
Además, podríamos ver la reaparición de Utley. El veterano segunda base, quien no ha jugado en los dos partidos desde que su deslizamiento en segunda base terminó en una fractura de pierna para Rubén Tejada, cuenta con tres hits en 10 turnos al bate contra deGrom.
Un solo error podría ser la diferencia en este anticipado duelo de pitcheo Greinke-deGrom, un solo swing podría decidir quién recibirá a los Cachorros en la serie de campeonato. Y si hablamos de cuadrangulares, Greinke permitió dos en su primer partido, y cuatro en sus últimas cinco aperturas de la temporada regular. El último vuelacercas permitido por deGrom fue hace más de un mes, el 9 de septiembre.
Al fin y al cabo, suceda lo que suceda, los Cachorros serán los más beneficiados, ya que no verían ni a Kershaw, ni a Greinke, ni a deGrom para arrancar la serie de campeonato el sábado. Aunque secretamente Chicago, que les ganó todos y cada uno de sus siete partidos en contra esta temporada, estará izando un banderín de “Let’s go Mets!”.


Publicado por Blogger para BEISBOL 007 el 10/15/2015 08:46:00 a. m.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: