Serie Azulejos Yankees: No hay nada decidido

Marly Rivera

Los Yankees de Nueva York y los Azulejos de Toronto finalmente arrancarán su anticipada penúltima serie de temporada regular este viernes en el Bronx. Serán los primeros cuatro de siete partidos restantes entre los rivales divisionales este 2015, los cuales están siendo augurados como decisivos para las aspiraciones de postemporada de ambos equipos.

Los Azulejos cuentan con el mejor récord en todo Grandes Ligas desde el 29 de julio, habiendo acumulado una impresionante marca de 29 victorias y sólo 9 derrotas.

Los decaídos Yankees, a pesar de múltiples lesiones, milagrosamente han sabido mantener el paso con los líderes del Este de la Americana y se ubican a un juego y medio del tope divisional.

Pero mientras no cabe duda que todas y cada una de las series disputadas por equipos aspirantes a playoffs cobran mayor importancia llegado septiembre, nada quedará decidido una vez los Azulejos se despidan del Yankee Stadium al concluir el partido del domingo.

Y esa es precisamente la perspectiva de los peloteros en Toronto, incluido el estelar toletero dominicano Edwin Encarnación: que aún queda mucho béisbol por jugar.

“Va a ser [una serie] muy importante, pero no la que va a decidir nada, faltan muchos juegos”, dijo el estelar primera base y bateador designado. “Todavía faltan muchos juegos después que juguemos con los Yankees. Los momentos decisivos se verán al final”.

El jardinero Jose Bautista coincidió con su compatriota y compañero de equipo, reiterando que con más de tres semanas y 23 partidos restantes de temporada, es muy temprano para otorgarle demasiada importancia a un solo resultado.

“Cuando el posicionamiento está cerrado, como es el caso con nosotros ahora mismo, los juegos cogen más importancia pero uno no puede cambiar la forma de pensar, y pensar que cada juego es el último de la temporada”, sentenció Bautista. “Uno tiene que concentrarse en lo que lo ha mantenido teniendo éxito hasta este momento en la temporada y seguir haciendo eso”.

Pero mientras ganar la serie contra los Yankees este fin de semana será un gran impulso para sus aspiraciones, al equipo canadiense le esperan múltiples desafíos a la vuelta de la esquina.

Al concluir la serie en Nueva York, los Azulejos viajarán a Turner Field a medirse a los deplorablesBravos de Atlanta, una serie que deberían barrer con muchísima facilidad con su poderosa ofensiva y el pésimo pitcheo de sus últimos rivales interligas.

No obstante, después los Azulejos disputarán el resto de sus partidos contra rivales divisionales, incluidos tres juegos más contra los Medias Rojas de Boston, ante quienes han perdido sus últimas dos series y cinco de sus últimos siete enfrentamientos.

Tras tres juegos más contra los Yankees en casa del 21 al 23 de septiembre, los Azulejos tendrán tres partidos contra Tampa Bay, otro rival divisional que se les ha hecho sumamente difícil esta temporada, habiendo ganado sólo cinco de sus 13 choques este año (aunque cabe destacar que sus peores rachas fueron a principios de temporada, mucho antes del gran momento que están viviendo en la actualidad).

Las últimas dos series de temporada regular de los Jays serán contra Baltimore, contra quienes cuentan con un dominante récord de 9-6, pero luego se toparán de nuevo con Tampa Bay para concluir la campaña regular.

Los Yankees fallaron en aprovechar las dos derrotas de los Azulejos en Fenway Park, sufriendo a la vez dos reveses ante los Orioles, un equipo que habían dominado a través de todo el año.

De los 24 partidos restantes para el equipo neoyorquino, 17 serán contra rivales divisionales, siete de ellos contra los Azulejos, ante quienes han ganado sólo cuatro de sus 12 enfrentamientos. Los Yankees también tendrán que enfrentar a los candentes Mets de Nueva York para su última serie de interliga del 18 al 20 de septiembre.

La única esperanza para Nueva York no será sólo tener una buena presentación ante los Jays y los Mets, sino también barrer series contra equipos como los decaídos Medias Blancas de Chicago, y seguir dominando a sus rivales divisionales como han hecho a través de la temporada. Fuera de Toronto, los Yankees han ganado la serie de temporada contra Tampa Bay (10-6), Boston (10-5) y Baltimore (9-7).

Pero al fin y al cabo, podría ser demasiado poco y demasiado tarde para los Yankees, con los Azulejos perfectamente posicionados para ganar su primer banderín del Este de la Americana y clasificar a su primera postemporada desde 1993, y poner fin a la sequía de béisbol en octubre más larga activa en Grandes Ligas.

Una sola serie a mediados de septiembre puede que no determine nada, pero no cabe duda que de ser barridos, los Yankees podrían verse relegados a ser meros observadores de resultados en el marcador y tener que conformarse con una cita en un partido de comodín para decidir su temporada.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: