Proteger los fanáticos es complicado

Jayson Stark
Los batazos de foul saltando por encima de los dugouts. Los bates rotos volando hacia los asientos.
La gente inocente – mujeres, niños, hombres adultos – gritando de dolor. Sangre brotando. Los equipos médicos corriendo en dirección a ellos.
Los juegos de béisbol deteniéndose. Las caras de los jugadores retorciéndose de dolor.
Demasiadas. Veces.
“Yo tengo un guante en mi mano, y estoy prestando atención, y todavía me pongo nervioso”, dijo el antesalista de los Mets de Nueva York David Wright esta semana. “Por lo que uno contiene la respiración cada vez que uno vez que la pelota se va hacia las gradas demasiado rápido”.
Entonces no es accidente que en este año, en mayor cuantía que en algún otro, estemos escuchando más voces que se preguntan: ¿Por qué? ¿Por qué seguimos hablando de esto? ¿Por qué los poderes que son en las Grandes Ligas no han hecho algo al respecto?
Bueno, aquí está la verdad: El béisbol va a actuar. Entre oficiales de MLB y de los equipos, existe un sentimiento demasiado fuerte para hacerle frente a este problema antes del próximo Día Inaugural, por lo que no será ignorado. Y MLB ya está en medio del estudio científico más importante que se haya encomendado sobre este particular.
Pero he aquí lo que yo he aprendido, luego de pasar la semana pasada hablando con personas dentro y fuera del deporte sobre la seguridad de los fanáticos:
Es algo complicado. Más complicado que lo que mucha gente en el negocio del deporte o de los medios han dejado saber últimamente. Y he aquí el por qué:

Lesiones gradas MLBAP Photo/Charles KrupaLas lesiones sufridas por fanáticos han convertido la seguridad en una gran preocupación para MLB.

Ningún estadio se parece a otro

Parece algo tan básico, el proveer redes de seguridad a lo largo de los bordes de las gradas. Pero, ¿lo es? ¿En serio?
Fenway Park fue construído en 1912. El Marlins Park fue construído en 2012. ¿Acaso ambos estadios tienen algo en común – más allá de cuatro bases, un montículo para lanzadores y la grama más verde en la ciudad?
El Turner Field fue construído para los Juegos Olímpicos. El O.co Coliseum en Oakland fue construído para la difunta American Football League. Siete estadios tienen techos. De estos, dos no son retractables.
Casi no hay terreno de foul en el Wrigley Field. Existe suficiente terreno de foul en Oakland para que los Raiders practiquen sus patadas.
¿Entienden lo que digo? Así que para poder poner redes de seguridad en cada estadio se requiere superar retos de arquitectura e ingeniería diferentes. Esto sin mencionar el hecho de que cada ciudad impone diferentes reglas y estándares de construcción. Así que cualquier orden que afecte a todo el deporte tendría que ser flexible, por lo que habría que tomar todo eso en cuenta.
“Se van a tener que tomar algunas decisiones individuales debido al diseño de los estadios”, dijo el comisionado de MLB Rob Manfred, durante una visita a Filadelfia el jueves. “Los diseños son tan diferentes. Francamente, cuando comenzamos a mirar este asunto, se pierde de perspectiva lo diferentes que realmente son. Es más que un reto para idear pautas significativas para la industria debido a la diferencias entre cada estadio”.

Tokyo Dome redes protectorasYuki Taguchi/Getty ImagesEl Tokyo Dome y otros estadios japoneses tienen redes que protegen practicamente todo el terreno de juego.

¿Cuáles áreas necesitan protección?

En Japón, las redes de protección se extienden de lado a lado, desde un poste de foul al otro. En la mayoría de los estadios de Grandes Ligas, esa protección solo se extiende desde un círculo de espera al otro. Así que incluso si existe un sentimiento abrumador alrededor del deporte para ampliar esa red, ¿hasta qué punto se necesita ser ampliada?
Esa es una pregunta que ni siquiera MLB ha podido responder — todavía. Así que Manfred le dijo a los 30 dueños de equipos en la reunión de dueños de este mes que el béisbol está estudiando esta misma pregunta y todas sus permutaciones.
¿Cuántas pelotas de foul caen en las gradas en promedio durante un partido. ¿Dónde aterrizan estas pelotas de foul? ¿Dónde están los fanáticos en mayor peligro, y dónde están más seguros? MLB está recopilando toda esta información al momento de redactar estas líneas. Se espera que los resultados sean evaluados pronto, para que se puedan presentar recomendaciones a los dueños en las reuniones de noviembre, según dijo Manfred el jueves.
Pero mientras esperamos por esos hallazgos, recopilamos nuestra propia información, cortesía de Edwin Comber, creador del fascinante portal Foulballz.com. Y he aquí lo que nos dijo:
• En los últimos 15 años en los que ha estudiado esto, el número promedio de pelotas de foul conectadas por juego es de 46. Entre 15 y 17 caen en las gradas. Otras 10 son atrapadas por un jugador, un coach, un cargabates, etc., y lanzadas a las gradas. El resto termina en sacos en el dugout y recicladas para ser usadas en prácticas de bateo al día siguiente.
• “Generalmente”, según escribe Comber en un correo electrónico, “las áreas más peligrosas, esas áreas en donde caen los batazos de foul a mayor velocidad y menor trayectoria (lease los batazos de línea), son aquellos entre las redes y el dugout, esas secciones detrás de los dugouts y una o dos secciones detrás de eso. Más allá de eso, la velocidad baja significativamente, y para llegar a esos asientos, el foul tiene que tener más elevación. Eso le da a los fanáticos más tiempo para reaccionar”.
Así que, ¿genuinamente el béisbol necesita extender las redes para que cubran de poste a poste? Comber dice que no. De hecho, él ni siquiera está convencido de que haya una necesidad legítima de extender esas redes. Pero de nuevo, él no sería una de las personas que serán demandadas por el próximo fanático que sea golpeado por un batazo de foul.

Redes protectoras béisbolTom Dahlin/Getty ImagesAlgunos fanáticos creen que ver el juego detrás de una red arruina la experiencia de ir a un estadio.

¿Los aficionados quieren ser protegidos?

Cuando columnistas y anfitriones de programas de opinión demandan que MLB debe proteger a sus fanáticos, ellos se olvidan de algo: No todos los aficionados están en búsqueda de protección.
Cuando la unión de jugadores trajo a colación el asunto, en las negociaciones laborales del 2006 y 2011, de extender las redes más allá de la zona inmediatamente detrás del plato, la respuesta de MLB fue que encuestas hechas entre fanáticos mostraban que la gente estaba opuesta a la idea.
Más recientemente, en una encuesta en línea hecha en junio entre 475 personas en el portal NJ.com, luego de las lesiones serias sufridas por una mujer golpeada por un bate en Fenway Park, el 57 por ciento de los participantes dijo que MLB no debería extender esas redes a lo largo de las gradas por el interés de proteger a los fanáticos.
Y ejecutivos de equipos alrededor del deporte reportan que un gran segmento de sus bases de fanáticos sigue diciéndoles que no quieren pagar gran cantidad de dinero por los mejores asientos en el estadio y tener que ver el juego detrás de alguna clase de red – o perder la habilidad de interactuar con los jugadores.

Lesiones de fanáticos en el 2015

FECHA HISTORIA
20 abril Fanático golpeado en la cabeza por un foul en PNC Park
5 junio Mujer lastimada por bate roto en Fenway Park
19 junio Chico golpeado en juego de Filis llevado al hospital
11 julio Batazo de foul golpea a mujer en Fenway
21 agosto Fanático Tigres golpeado por batazo de foul
23 agosto Fanático en Wrigley golpeado por línea, sacado en camilla
27 agosto Fanático Filis golpeado luego de discurso de Manfred

Pero esto no solo se trata de ellos. Incluso en medio de fuertes comentarios de jugadores en todo el béisbol en este mes, instando a MLB a tomar medidas, no es demasiado difícil encontrar otros jugadores que admiten que incluso admiten que tienen sentimientos encontrados.

Al serle preguntado esta semana sobre las potenciales soluciones que el béisbol podría estar estudiante, el jardinero de los Mets Curtis Granderson le dijo a ESPN.com: “A mí me interesaría ver algunas de las ideas. Pero, no se olviden de los fanáticos. Pidan su opinion. Diganles, ‘Vamos a intentar esto’. Y pregúntenles lo que piensan: ‘¿Les gusta esto, o no les gusta?’ Nosotros vamos a seguir jugando. Pero los fanáticos van a decidir si quieren venir o no a causa de esto. Así que les deben preguntar”.
Excelente punto. Así que eso fue lo que hicimos.
Steve Kada, de Holland, Pennsylvania, se sentó con su hijo de 12 años, Chris, en la segunda fila detrás del dugout local en el Citizens Bank Park de Filadelfia el miércoles en la noche, disfrutando de una vista espectacular. Le pregunté si el tener una red frente a él afectaría su disfrute del espectáculo deportivo.
“Sí lo afectaría”, dijo, sin pensarlo mucho. “La idea de tener una vista clara, donde casi puedes tocar a estos chicos, es lo que creo que vale el precio de entrada. Y eso me molestaría. Sabiendo los riesgos involucrados, comoquiera me correría el riesgo – y manteniendo un ojo en este chico”, dijo golpeando a su hijo en el hombro.
Le pregunté a Steve Kada sí él pensaba que el béisbol perdería algo que no pueda recapturar, si los fanáticos a lo largo de las líneas se encuentran sentados detrás de redes protectoras.
“Pienso que sí”, dijo. “Tengo que pensarlo un poco. Pero honestamente, la idea completa de estar enjaulado en un estadio no es algo que yo disfrutaría. La experiencia completa de esto – tener el terreno cerca, de que sea algo abierto – es solo parte del juego. ¿Y dónde se detendrían las cosas? Yo no quiero estar enjaulado.”
Pero, ¿cuántos fanáticos comparten ese punto de vista? En estos días, no existe una mejor manera de saberlo que preguntarlo en las redes sociales. Así que el jueves, pregunté a mis seguidores en Twitter:

De forma casi instantánea, los mensajes comenzaron a inundarme, por cientos. Me di cuenta que no podría leerlos todos y seguir escribiendo esta columna al mismo tiempo. Así que recogí las respuestas de las primeras 100 personas que respondieron el mensaje. Y resultó en una votación 68-32 a favor de más redes.
Pero dos horas más tarde, regresé a ver los mensajes y noté algo. El sentimiento había cambiado. Así que conté otras 100 respuestas – y la votación fue mucho más cerrada, 54-46 a favor de más redes.
Así que, ¿qué nos dice esto? Bueno, como les mencioné al principio de esta nota, es algo complicado.
Y esa es una de las razones por las que Manfred no ha actuado todavía, incluso luego de haber dicho en junio, tras el incidente en el Fenway, que MLB “reaccionaría fuertemente” sobre este asunto.
El comisionado – y, hecho, todos los oficiales de MLB – han estado reacios en semanas pasadas a comentar públicamente sobre lo que están contemplando a causa de una demanda presentada en junio a nombre de un poseedor de un abono de temporada completa de los Atléticos de Oakland, y debido al temor de que hayan más demandas.

“ A mí me interesaría ver algunas de las ideas. Pero, no se olviden de los fanáticos. Pidan su opinion. Diganles, ‘Vamos a intentar esto’. Y pregúntenles lo que piensan: ‘¿Les gusta esto, o no les gusta?’ Nosotros vamos a seguir jugando. Pero los fanáticos van a decidir si quieren venir o no a causa de esto. Así que les deben preguntar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: