EL PREMIO MVP EN LA LIGA CUBANA

 

 

Por Andrés Pascual

Como en todas las facetas del beisbol, el cubano fue el 2do a nivel mundial que premió al jugador más valioso a su club, bueno como refuezo de la labor que, si los números son acreditables, lo ayuden a ingresar al Salón de la Fama de la nacionalidad que lo elija.

El reconocimiento se concedió por primera vez en el champion cubano en la campaña 27-28 hasta 1960-61, cuando, bajo decreto ordenanza del propio tirano, conocido como Ley de Abolición del Deporte Profesional, no solo descabezó el mejor y más importante campeonato de este juego ajeno a las fronteras de Estados Unidos, sino “a la niña de los ojos del deporte nacional”; porque, nadie lo dude, el  una vez pasatiempo nacional, por las presiones desde 1962 para borrarlo como interés de distracción masiva,  sin equivocaciones, se acabó allí a la manera histórica de “cantera con ribetes internacionales” y, si perdió esa grandeza, que incluía la proyección e influencia en la región; pues, sencillamente, lo liquidaron en Cuba: un beisbol de segunda ni importa ni merece un tratamiento especial del erudito como no sea en el análisis político del sector deportivo por una hecatombe con efecto de “noche nuclear casi eterna” en la sociedad cubana.

Unicamente dejó de entregarse el premio MVP en la Liga Invernal en las campañas 31-32, 32-33 y 33-34 por circunstancias de índole económica que afectaron el desarrollo normal del evento.

Para exhibir el primer galardón fue escogido el Inmortal Martín Dihigo, que ganaría
otros tres, único al que le dieron más de un trío en la historia del diploma de consagrado anual en aquel beisbol: 27-28, jugando para el Habana; 35-36, para el Santa Clara; 36-37, Mariano y, 41-42, de nuevo con los Leones.

Con un par de premios están el importado, estrella norteamericano de Ligas Negras, Willie “El Diablo” Wells en 1929-30 (Cienfuegos) y 1939-40 (Almendares). Lázaro Salazar, “El Príncipe del barrio Belén”, en 1934-35 (Marianao-Almendares) y 37-38 (Almendares). Gilberto “El Jibarito” Torres en 40-41 con el Habana y en 1943-44 también con los Leones y Orestes Miñoso en 1952-53 y 56-57, ambas veces con los Tigres del Mariano.

El resto uno “PERCÁPITA”: Alejandro “El Caballero” Oms, 28-29 (Habana); el poco promocionado Carlos Etchegoyen, 31-32 (Almendares); Alejandro “Patón” Carrasquel,
venezolano, 38-39 (club Cuba); Antonio “Pollo” Rodríguez, 42-43 (Almendares); Pedro “Gamo” Pagés, 44-45 (Cienfuegos); Alejandro Crespo, 45-46 (Cienfuegos); Andrés Fleitas,46-47 (Almendares); Conrado “El Premier” Marrero, 47-48 (Almendares); Morrie Martin, 48-49, de Ligas Negras (Almendares); Fermín “El Isleño” Guerra, 49-50 (Almendares); Adrián Zavala, pitcher y Silvio García, shortstop, 50-51 (ambos del Cienfuegos); Bert Haas, 51-52 (Habana); Cliff Fannin, 53-54 (Almendares); Joe Hatten, 54-55 (Almendares); Camilo Pascual, 55-56 (Cienfuegos); Bob Shaw, 57-58 (Marianao); Orlando Peña, 58-59 (Almendares); Raúl Sánchez, 59-60 (Cienfuegos); Pedro Ramos, 60-61
(Cienfuegos).

En total 14 pitchers ganaron el premio, de estos, 5 importados. Cinco infielders, todos nativos. Nueve outfielders con un embajador noteamericano entre ellos y dos catchers, ambos cubanos.

Por su versatilidad, tanto Martín Dihigo como Lázaro Salazar y Gilberto Torres se incluyen entre los jugadores de cuadro, los jardineros y los lanzadores, habilitando a Miñoso como infielder-outfielder-catcher, aunque no haya alternado esas funciones sostenidamente.

Doce premios MVP cayeron en peloteros con uniforme añil; Siete combinados como Petroleros o Elefantes en la franela verde del club de la Perla del Sur; cuatro anaranjados para el Marianao; cinco para los Rojos del Habana; uno para el Cuba y otro para el Santa Clara.

Cuando Adrián Zavala compartió el diploma con Silvio García en la campaña 1950-51, inició la temporada con el Habana y la terminó con los Elefantes de Bobby Maduro. Igual que Lázaro Salazar 15 años antes, que empezó con el Marianao y finalizó con el Almendares.

Feliz fin de semana con rumorama.com

 

Juan Vené en la Pelota

 

PARA SÁB. SEPT. 8, 2018…

 

JUAN VENÉ EN LA PELOTA…

 

Coral Gables, Florida (VIP WIRE).-

 

“Cuando regalas felicidad, liberas a un hada mágica, que nunca, nunca, olvida el camino de regreso”… Joseph McKadew.-

 

-o-o-o-o-o-

 

nadieleganalachinita.com… El Salón de la Fama del Beisbol Zuliano, cuya sede es el Estadio Luis Aparicio, de Maracaibo, celebrará su primera exaltación El Día de la Chinita, 18 de noviembre. Esa me parece la mejor de las fechas para restar importancia a estos actos, ya que competir en el Zulia con la Virgen de Chiquinqirá, en lo que sea, es estar derrotado de una vez. Quiero expresar que la magnitud los festejos estatales estará por encima del Salón de la Fama. ¿Por qué no el 29 de abril, día del nacimieno de Luisito Aparicio?… Digo yo, ¿no?.

 

antipáticaeinnecesaria.com… Por otra parte, las condiciones para ser elevado, anuncian algo que no debe anunciarse, por innenecesario y por la simpatía de la obra….: “Para ser considerado a estar en las papeletas de votación se debe cumplir con varios requisitos como haber nacido en el Estado Zulia”. Innecesario, absurdo, ¿por qué? pues, porque en seguida agregan…: “o haber hecho carrera en el Estado con algún equipo como pudiera ser Águilas del Zulia, Gavilanes, Pastora o incluso algún jugador importado que haya sido importante para el béisbol regional”. Entonces “haber nacido en el Estado Zulia” no es ningún requisito.

 

unrósterdelujo.com… Ahora, el Comité Histórico del Salón de la Fama del Beisbol Zuliano, es un róster estelar. Puros figurones inmensos, valiosos…: Gilberto Ocando Yamarte, Jorge Antúnez, Samuel Portillo y Antonio Núñez Rovira.

 

gavilanespastoray.com… La historia del beisbol zuliano, tanto profesional como amateur, es rica en grandes hechos. Los protagonistas, zulianos y nacidos en otras parte de este inmenso globo terráqueo, han sido numerosos. Solo de Gavilanes, Pastora, Orange Victoria y Centauros, merecen un nicho en ese Salón varios centenares… ¡Yo que te digo!…

 

adentrarsenlahistoria.com… Pero vale la pena llevar la investigación mucho más allá, hasta cuando a fines del Siglo XIX y comienzos del XX, aquel viejo comerciante estadounidense de apellido Phelps, llevó bates y pelotas (no existían los guantes) y puso a los zulianos a jugar pelota por primera vez. A ver si Phelps merece estar en el ese recinto…

 

elmuseovalfrente.com… Muy importante en estos Salones es el museo. Según sea el museo, con más piezas históricas o con menos, así será considerada la importancia del lugar. Esta, de coleccionar objetos de todos los tiempos, es una difícil labor.

 

¡lesdeseoelmejordeloséxitos!.com… Con sinceridad, deseo la mejor de las suertes a todos los que trtabajan y a los trabajarán en el Salón del Beisbol Ziliano…

 

ATENCIÓN.- Puedes leer todo el archivo reciente de “Juan Vené en la Pelota”, si entras en internet por “el deporte vuelve a unirnos”.

 

“Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

 

Jbeisbol5@aol.com

@juanvene5

5

Aroldis Chapman se enfoca en los Yankees y mira hacia el futuro

TAMPA, Florida — Aroldis Chapman trata de concentrarse en su regreso a los Yanquis de Nueva York, no en la Serie Mundial que conquistó con los Cachorros de Chicago.

“Ahora estoy acá”, dijo el relevista cubano el miércoles, antes del primer entrenamiento de pretemporada de los Yanquis. “Tenemos trabajo por hacer acá. Aquello fue como un capítulo en mi carrera que quedó atrás, y ahora miro al futuro”.

Nueva York adquirió a Chapman en diciembre de 2015, mediante un canje con Cincinnati. Pero el 25 de julio, cedió al zurdo de poderosa recta a los Cachorros, a cambio de Adam Warren y de tres peloteros de las menores.

Luego de ayudar a que los Cachorros obtuvieran el gallardete de la Liga Nacional por primera ocasión desde 1945, Chapman realizó una contribución clave para que Chicago dejara atrás una sequía de títulos de la Serie Mundial, que se remontaba a 1908.

Se declaró agente libre y firmó por cinco años y 86 millones de dólares con los Yanquis. Fue el contrato más jugoso firmado por un relevista en la historia.

“Definitivamente disfruté al máximo, no sólo por mí, sino por mi familia y amigos”, relató Chapman acerca de la época en que jugó en Chicago. “Todos fueron parte de esto también. Ser parte de un equipo que ganó la Serie Mundial después de que no la ganaba en 108 años es fantástico. Definitivamente es una experiencia que nunca voy a olvidar”.

Chapman volverá a lucir su recta de más de 100 mph en el Wrigley Field del 5 al 7 de mayo, cuando los Yanquis disputen una serie de tres compromisos frente a los Cachorros. El lanzador percibe similitudes entre los Yanquis de 2017 y los Cachorros del año pasado, pues ambos equipos combinaban experiencia con juventud en su plantel.

“He visto que muchos equipos hacen esto”, dijo. “Ahora lo vimos con Chicago. Esto va a ser una cosa muy buena. Quiero ser parte de este movimiento de jóvenes”.

A mediados del año pasado, el receptor dominicano Gary Sánchez, el jardinero Aaron Judge y el primera base y jardinero Tyler Austin llegaron a las filas de Nueva York. Greg Bird, marginado de toda la campaña por una lesión de hombro, es el reemplazo probable de Mark Teixeira en la inicial.

Luego de recuperarse de una foja de 9-17 el año pasado, Nueva York comenzó su transformación cediendo a Chapman, a Andrew Miller y al boricua Carlos Beltrán, a cambio principalmente de prospectos.

Y cuando Alex Rodríguez fue dado de baja, Nueva York siguió peleando por un boleto de postemporada, antes de perdérselo con una foja de 84-78, a cuatro juegos del segundo wild card.

Chapman negó que el mes adicional de actividad que tuvo el año pasado represente un problema. Apareció en los últimos tres encuentros de la Serie Mundial, incluido el quinto, en el que aportó un salvamento con labor de dos entradas y dos tercios.

Se llevó la victoria en el séptimo y definitivo, dirimido en 10 innings, pese a permitir que Rajai Davis empatara la pizarra con un cuadrangular en la octava entrada.

“Trabajé bien duro para esta temporada”, aseguró Chapman. “Trabajé mucho con mi cuerpo. Me siento bien, estoy listo”.

Prospectos a seguir en la MLB para 2017

El venezolano Luis Alexander Basabé se encuentra entre los novatos que esperan tener un impacto notable el próximo año

 

Estados Unidos, -Los prospectos llegan a su potencial en diferentes momentos. Algunos empiezan con un camino claro hacia las Grandes Ligas y nunca se detienen. Otros comienzan de esa manera y luego se ven estancados en los altos niveles de liga menor.

Otros se desarrollan de manera lenta, pero cuando todo cae en su lugar, se convierten en estrellas.

La lista de los Top 100 prospectos de MLBPipeline.com no saldrá hasta finales de enero, pero lo más seguro es que dicho listado incluya a jugadores que no fueron tomados en cuenta en el 2016. Con eso en mente, a continuación presntamos a 10 prospectos que podrían dar ese salto en el 2017, informó MLB.COM

(Su lugar representa su puesto en su organización ahora mismo):

Luis Alexander Basabé, OF, Medias Blancas (número 9): El venezolano fue parte del paquete de prospectos que pasaron de Boston a Chicago en el cambio por Chris Sale. Basabé es menos conocido que el cubano Yoan Moncada y Micahel Kopech, también parte de dicho paquete. Pero el jardinero es un bateador ambidextro que podría jugar en el bosque central. Es una amenaza para robar bases y debe de aumentar su poder al bate. Cumplió los 20 años de edad apenas en agosto.

Walker Buehler, LD, Dodgers (número 7): Una selección de primera ronda en el 2015, Buehler tuvo que someterse a una cirugía Tommy John dos meses después de ser elegido en el draft. Hizo 10 presentaciones en el 2016, incluyendo cinco sin permitir carrera alguna en los playoffs de la Liga del Medio-Oeste.

Ryan Castellani, LD, Rockies (número 12): Una selección de segunda ronda en el 2014, Castellani tuvo un límit escricto de entradas en el 2015, pero en el 2016 tiró 167.2 innings y mejoró su proporción de hits permitidos, a la vez que mantuvo intacta su proporción de ponches. Consiguió muchos outs vía rodados al lanzar en la Liga de California (muy favorable para los bateadores).

Max Fried, LZ, Bravos (número 11): El zurdo se perdió casi dos años de béisbol competitivo debido a una cirugía Tommy John, primero con la organización de los Padres y luego con los Bravos como parte del cambio por Justin Upton. En el 2016, Fried provocó muchos swings en blanco y consiguió muchos outs vía rodados.

Vladimir Guerrero hijo, 3B, Azulejos (número 7): ¿Qué tan interesante sería que Guerrero Jr. se destacara en una temporada completa el mismo año que su padre fuera exaltado al Salón de la Fama? Está por verse si se dará lo segundo, pero lo primero sí podría producirse. Guerrero Jr. ya ha exhibido una mentalidad avanzada en el plato y con el potencial para batear tanto para poder como promedio. Eso quedó claro en su breve debut en los Estados Unidos en el 2016.

Jahmai Jones, OF, Angelinos (número 2): Jones cuenta con habilidad atlética y herramientas crudas, además de un buen sentido del béisbol. Dicha combinación normalmente resulta en un futuro como ligamayorista. Debe de estar listo para jugar en la Liga del Medio-Oeste en el 2017. James Kaprielian, LD, Yankees (número 9): Cuando seleccionas en el draft a un lanzador universitario en medio de la primera ronda, se supone que el serpentinero va a hacer más de tres aperturas de liga menor en su primera temporada. Sin embargo, Kaprielian se perdió casi todo el 2016 debido a un tirón en un músculo flexor en el antebrazo de lanzar. La buena noticia es que el derecho lució muy bien en la Liga Otoñal de Arizona y de estar en salud, debe de rendir más en el 2017.

Carson Kelly, C, Cardenales (número 11): Se podría argumentar que Kelly es ahora mismo el mejor prospecto completo de la receptoría en el béisbol. El jardinero convertido en cátcher luce bien cómodo detrás del plato y cuenta con el liderazgo natural que buscan los equipos en la receptoría. Su bateo ha mejorado también. Tomando en cuenta que el puertorriqueño Yadier Molina no está firmado más allá del 2017, Kelly podría llegar a Grandes Ligas justo a tiempo.

Thomas Szapucki, LZ, Mets (número 8): Szapucki ya se hizo un nombre en el 2016, saltando a la Liga Nueva York-Pennsylvania sin problemas. Mejoró su velocidad y combina bien la recta con un buen lanzamiento rompiente. Sólo faltaría refinar su comando.

Leody Taveras, OF, Rangers (número 3): Firmado en el 2015 por US$2.1 millones, el dominicano empezó su carrera profesional en la Dominican Summer League y terminó en la Liga del Noroeste, donde tenía unos cuatro años de edad menos que el jugador promedio. El bateador ambidextro cuenta con mucha velocidad, lo cual le servirá mucho corriendo las bases y defendiendo los jardines. Como la madurez podría llegar más poder al bate.

Ocho agentes libres de bajo perfil pero bastante valor en el mercado

Las Reuniones Invernales trajeron varias contrataciones y canjes que llamaron la atención. También es de esperarse que en las próximas semanas, los agentes libres de alto perfil como los dominicanos Edwin Encarnación y José Bautista, junto a Justin Turner, entre otros, firmen nuevos contratos.

Sin embargo, los equipos con un menor presupuesto pueden encontrar agentes libres de calidad detrás de los peloteros de renombre. Como lo demostraron los Cachorros, que firmaron a Dexter Fowler por menos de US$10 millones en invierno pasado y los Indios, que encontraron lo mismo en Mike Napoli, no es necesario que los equipos vacíen sus cuentas bancarias para adquirir a alguien que marque una gran diferencia.

Por eso, a continuación los bateadores y serpentineros agentes libres cuyas recientes estadísticas indicarían que pueden causar un gran impacto a un bajo precio en el 2017:

BATEADORES

Colby Rasmus, OF
Equipo en el 2016: Astros
Salario en el 2016: US$15.8 millones
Estadísticas del 2016: .206/.286/.355, 15 jonrones, 54 impulsadas
Rasmus probablemente no gane lo mismo que este año luego de una decepcionante campaña, pero aunque no volvería a alcanzar el mejor promedio de su carrera de .276 que consiguió tanto en el 2010 como el 2013, definitivamente es un mejor bateador de lo que indica su promedio de .206 en el 2016.

Chris Carter, 1B/BD
Equipo en el 2016: Cerveceros
Salario en el 2016: US$2.5 millones
Estadísticas del 2016: .222/.321/.499, 41 jonrones, 94 impulsadas
Carter compartió el primer lugar de la Liga Nacional con 41 vuelacercas en el 2016, pero también encabezó el Viejo Circuito con 206 ponches antes de que Milwaukee decidiera no ofrecerle un contrato. Con tal de que un equipo se sienta cómodo a la hora de aceptar los ponches junto al poder, Carter se perfila a castigar con el bate.

Luis Valbuena, INF
Equipo en el 2016: Astros
Salario en el 2016: US$6.1 millones
Estadísticas en el 2016: .260/.357/.459, 13 jonrones, 40 impulsadas
El venezolano ocupaba el cuarto lugar de los Astros en OPS (porcentaje de embasarse más slugging) con .816 antes de perder tiempo por un tirón en la corva derecha a finales de julio. Valbuena también ha demostrado que puede jugar por todo el cuadro interior y hasta en las praderas si el equipo lo necesita. El utility se proyectaría para volver a pegar entre 20 y 25 cuadrangulares y sería consistente con su defensa si se mantiene en salud.

Angel Pagán, OF
Equipo en el 2016: Gigantes
Salario en el 2016: US$11.25 millones
Estadísticas en el 2016: .277/.331/.418, 12 jonrones, 55 impulsadas
Los Gigantes premiaron al puertorriqueño con un contrato de cuatro años y US$40 millones después de que el jardinero ayudara al equipo a conquistar el título de la Serie Mundial en el 2012. Aunque su producción no alcanzó las expectativas de su contrato, Pagán tuvo un ascenso en su poder esta temporada. El guardabosque se perfila como una adquisición a menor precio, pero fijó una nueva marca personal con 12 bambinazos y cuenta con la capacidad de encender una ofensiva como bateador ambidiestro.

LANZADORES

Doug Fister, LD
Equipo en el 2016: Astros
Salario en el 2016: US$7 millones
Estadísticas en el 2016: Foja de 12-13, 4.64 de efectividad, 180 1/3 entradas, 62 BB, 115 K
Los números principales del diestro han bajado desde el 2014, su mejor año con los Nacionales; su promedio de carreras limpias empeoró de 2.41 a 4.19, luego a 4.64 y concedió 24 vuelacercas en el 2016 — la peor marca en su carrera — un gran salto de los 14 que promedió antes. Pero al analizarlo detalladamente, el diestro de 32 años de edad se proyecta para tener un repunte.

Derek Holland, LZ
Equipo en el 2016: Rangers
Salario en el 2016: US$10 millones
Estadísticas en el 2016: Foja de 7-9, 4.95 de efectividad, 107 1/3 entradas, 35 BB, 67 K
El firmar a Holland representaría una inversión arriesgada en cuanto a salud y control se refieren. Holland se perdió gran parte de las últimas tres campañas debido a lesiones, pero también es un zurdo que supera las 90 millas por hora con su recta y apenas cumplirá los 30 años de edad. Es una inversión de alto riesgo con la posibilidad de una gran recompensa.

Joe Smith, LD
Equipos en el 2016: Angelinos/Cachorros
Salario en el 2016: US$5.25 millones
Estadísticas en el 2016: Foja de 2-5, 3.46 de efectividad, 52 entradas, 18 BB, 40 K
Los Cachorros adquirieron a Smith en la fecha límite de cambios, pero el veterano no fue parte del roster de Chicago para la postemporada. De todas maneras, el diestro podría darle a su equipo del 2017 bastantes motivos para esperar un gran desempeño. Durante cinco temporadas antes del 2016, Smith fue uno de los mejores preparadores de mesa en Grandes Ligas, promediando 72 presentaciones por año con 2.51 de efectividad y permitiendo apenas cuatro vuelacercas por campaña.

Brad Ziegler, LD
Equipos del 2016: D-backs/Medias Rojas
Salario en el 2016: US$5.5 millones
Estadísticas en el 2016: Foja de 4-7, 2.25 de efectividad, 68 entradas, 26 BB, 58 K, 22 rescates
El veterano siguió marchando a todo motor después de los 30 años de edad y ahora en su temporada con 37 años, Ziegler podría ser una alternativa para un equipo que piense que el derecho le queda suficiente en el tanque. Nada señala lo contrario. En el 2016, Ziegler registró promedio de carreras limpias de 2.25, superando su marca personal de 2.44. Tuvo 1.52 de efectividad por los Medias Rojas después de su llegada a Boston en julio.

Valbuena espera llegar a un acuerdo en la MLB esta semana

Luis Valbuena / AVS PHOTO REPORT.

 

 

 

 

De a poco, como ha sido su carrera en Grandes Ligas, Luis Valbuena se ha convertido en uno de los peloteros más importantes para los Cardenales de Lara. Su incorporación es esperada, sobre todo después de ser el hombre crepuscular que más bateó entre 2012 y 2014. Todo parece indicar que el infielder estará ataviado de rojo cuando llegue el último mes del año.

Lo único que separa al paleador zurdo de los pájaros rojos es firmar un contrato con algún equipo en las mayores. Eso luce como un hecho para esta semana. “Espero es una semana llegar a un acuerdo (en MLB)”, le dijo el grandeliga al periodista Alfonso Saer Gómez, en el programa radial Puro Beisbol. “Creo que puedo estar en acción (con Cardenales) en la fecha que ya había dicho, el 1 de diciembre”.

Valbuena bateó .260 y remolcó 40 carreras este año con los Astros de Houston, antes de lesionarse el tendón de la corva. Si bien tuvo la responsabilidad de ser el tercera base titular de los cósmicos en 2015, no logro mantener la regularidad en la posición en la pasada temporada, debido a los diversos bajones ofensivos que tuvo.

“Estoy en el Estadio Antonio Herrera Gutiérrez preparándome todos los días para cuando llegue esa noticia (la firma con alguna organización) y comenzar a jugar con Lara”, dijo el antesalista que también tiene la capacidad de ser camarero. “Si fuera por mí ya estaría jugando. Pero de verdad me estoy preparando para estar donde llegue el equipo”.

La última vez que Valbuena defendió los colores larenses fue en la campaña 2014-2015, cuando disputó 20 compromisos, conectó cinco cuadrangulares, remolcó 16 carreras y su promedio fue de .247, guarismo que dista mucho de los .278 de average que ostenta de por vida en la LVBP.

Cuando el zuliano se incorpore a la parvada roja, encontrará a uno de los mejores equipos de la temporada. Los crepusculares ocupan el segundo puesto de la tabla de posiciones y su record de 24-19 los ubica a solo medio juego de las Águilas del Zulia que se han adueñado de la cima desde el inicio de la campaña.

“Hay un tremendo grupo. Vamos a tener un gran lineup y un gran pitcheo. Lo importante es estar como una familia”, le expresó Valbuena a Saer Gómez. “Estoy jugando en tercera base todos los días, pero me gustaría volver a jugar en segunda aquí. Estaré disponible donde me necesiten”.

“Estoy muy positivo ” Vladimir Guerrero se ilusiona al pensar que puede llegar a Cooperstown

 

Resultado de imagen para vladimir guerrero

 

Héctor Gómez

Recientemente se dio a conocer el listado de los jugadores cuyos nombres aparecerán por primera vez en las papeletas de votación para el Salón de la Fama de Cooperstown, entre los que se destacan Vladimir Guerrero, Iván Rodríguez y Manny Ramírez.
Guerrero, quien tiene grandes chances de ser electo en su primer intento, concedió una entrevista exclusiva para el Diario HOY y para el Programa “Héctor y Orlando en los Deportes” del canal 35.
Al hablar de la posibilidad de ser electo y unirse a Juan Marichal y Pedro Martínez como los únicos dominicanos en formar parte de Cooperstown, una sonrisa se dibujó en el rostro de Vladimir Guerrero.
“Para mi sería un gran honor unirme a dos glorias como Don Juan Marichal y mi “papá” Pedro Martínez en el Salón de la Fama. Es algo que me haría sentir muy feliz y orgulloso de darle ese regalo a mi mamá, mi familia y toda mi comunidad de Don Gregorio”, indicó Guerrero, al tiempo de señalar que ya esa sería la decisión de los periodistas.
“Yo estoy muy positivo, tengo mucha fe en Dios. Creo que puse los números necesarios, pero es algo de lo cual no tengo control. Los periodistas tendrán la última palabra y la decisión en sus manos”, dijo.
Agredece ponderaciones
Sobre el hecho de que figuras de la talla de Juan Marichal, Felipe Alou, Ricardo Carty, Manuel Mota, Pedro Martínez y David Ortiz, entre otros, lo señalan como una línea para ser electo al Salón de la Fama, Guerrero dijo sentirse muy satisfecho de dichas ponderaciones.
“Me hace sentir muy contento y orgulloso de escuchar que personas como Marichal, Felipe, Carty, Mota, Pedro y David entiendan que yo tengo los méritos para llegar al Salón de la Fama. Nunca olvido las palabras que Pedro dijo de mi cuando fue exaltado en Cooperstown”, señaló.
Guerrero tuvo un promedio de bateo de por vida de .318, el más alto entre todos los dominicanos en la historia de las Grandes Ligas. Conectó 449 cuadrangulares y 1,496 carreras remolcadas.
Asimismo, fue el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en el 2004. Fue seleccionado a 9 Juegos de Estrellas y ganó 8 Bates de Plata.
Guerrero es uno de apenas siete jugadores en la historia con un promedio de bateo de .315 y más de 440 cuadrangulares. El exclusivo club está integrado por Babe Ruth, Lou Gehrig, Ted Williams, Jimmie Foxx, Stan Musial, Miguel Cabrera y Guerrero.
Los 500 cuadrangulares
Ante la pregunta de cuál logro estadístico le hubiese gustado alcanzar, Guerrero sostuvo que “me hubiese gustado llegar a los 500 jonrones, pero lamentablemente las lesiones me impidieron seguir jugando para alcanzar esa meta. De todas formas, me siento muy contento con la carrera que tuve”, significó.
Momentos inolvidables
Al relatar los momentos que marcaron su carrera en las Grandes Ligas, Guerrero recordó varios momentos que nunca olvida.
“Pienso que tengo varios recuerdos inolvidables: mi debut en Grandes Ligas, jugar al lado de mi hermano Wilton, jugar en una Serie Mundial, cuando superé en hits a Julio Franco y el premio de Jugador Más Valioso. Tengo muchos recuerdos muy bonitos, pero esos tienen un significado muy especial en mi carrera en las Grandes Ligas”, expresó.
Arturo De Freites, Felipe Alou y Pedro Martínez
Con respecto a las personas que le han ayudado y le han dado consejos que ha puesto en práctica dentro y fuera del terreno, Guerrero destacó a Arturo De Freites, Felipe Alou y Pedro Martínez. “Son muchas las personas que me ayudaron y siempre me dieron buenos consejos”, dijo.