Archive for the ‘ Uncategorized ’ Category

Orioles pretenden picar adelante en casa vs. Tigres

BALTIMORE — Los Orioles por fin saben cuál será su oponente para la Serie Divisional de la Liga Americana, unos Tigres con los que tuvieron marca de 1-5 en la serie particular esta temporada. Ahora, ¿qué harán los Orioles, quienes ganaron fácilmente el Este de la Liga Americana, para que esta serie tenga un resultado diferente?

A continuación los tres elementos para que Baltimore tenga éxito.

1. Atacar al bullpen
No es un secreto que el talón de Aquiles de Detroit es su grupo de relevistas, un hecho que ha sobresalido en las últimas postemporadas y que se proyecta como un factor en octubre. El bullpen de los felinos tuvo 4.07 de efectividad en 24 1/3 episodios en los playoffs del 2013, 3.90 en 32 1/3 capítulos en el 2012 y 8.01 en 39 1/3 innings en el 2011.

Aunque los Tigres tienen una excelente rotación, los encargados de las últimas entradas no están a la altura del brillante trío de los Orioles, Andrew Miller, Darren O’Day y el cerrador Zach Britton. Si la ofensiva de Baltimore logra enfrentar al bullpen de Detroit en un juego reñido, tendrá una buena oportunidad contra un grupo de relevistas que tiene promedio de carreras limpias de 4.28 de la séptima entrada en adelante este año.

2. Aprovechar la ventaja de local
Tras asegurar el título de la División Este de la Liga Americana hace unas semanas, el dirigente Buck Showalter pudo darles descanso a los titulares. Jugadores como Nick Markakis y Steve Pearce tuvieron la oportunidad de recuperarse de persistentes lesiones, los abridores tuvieron días adicionales de descanso y los relevistas tuvieron un menor volumen de trabajo. Los Orioles se tomaron un día libre y después tendrán dos días de ligeros entrenamientos antes de recibir a los Tigres el jueves.

En cambio, Detroit tendrá que disputar los Juegos 1, 2 y 5 (de ser necesario) en la ruta y tuvieron que ganar el último partido de la temporada regular para evitar jugar un partido de desempate contra los Reales. Si los Orioles aprovechan la ventaja de local, solamente tendrán que ganar un partido en Detroit, donde perdieron dos de tres compromisos en el 2014.

3. Pitcheo, pitcheo y más pitcheo
No se trata del tema del bullpen. Los abridores de los Orioles tienen la difícil tarea de medirse a una rotación que incluye a tres ganadores del Cy Young de la Liga Americana con Max Scherzer, Justin Verlander y David Price. Según el dicho, el pitcheo gana campeonatos, y muchos piensan que Detroit cuenta con el trío más letal en esta postemporada.

La rotación de Baltimore, tras darle vuelta a su campaña desde el 1ro de junio, tendrá que controlar a una alineación que incluye a los venezolanos Miguel Cabrera y Víctor Martínez para evitar caer en una desventaja que le pondría presión a los bates de los Orioles. Baltimore tiene una potente alineación que encabezó la Gran Carpa en cuadrangulares esta campaña y que es muy capaz de tomar una ventaja tempranera. El abridor por los Orioles en el Juego 1, Chris Tillman, junto al resto de sus compañeros en la rotación tendrá el reto de colgar ceros.

A continuación, el calendario de la Serie Divisional entre los Orioles y Tigres (hora de los partidos aún por definirse):

Juego 1: 2 de octubre 5:30 ó 6 p.m. ET en Baltimore
Juego 2: 3 de octubre 12 del mediodía o 3 p.m. ET en Baltimore
Juego 3: 5 de octubre 3:45 p.m. ET en Detroit
Juego 4: 6 de octubre en Detroit (de ser necesario)
Juego 5: 8 de octubre en Baltimore (de ser necesario)

 Brittany Ghiroli / MLB.com

¿Será el año en que Kershaw, Trout se lleven el JMV?

NUEVA YORK — Clayton Kershawtrabaja cada cinco jornadas, mientras que un pelotero de posición sale a jugar todos los días. Los lanzadores, además, ya tienen su propio premio, el Cy Young.

Son viejos argumentos que hacen que un serpentinero rara vez sea considerado para el premio al Jugador Más Valioso de cada liga.

Le pese a quien le pese, no obstante, el zurdo de los Dodgers es un candidato en toda regla para completar el doblete como el Cy Young y Más Valioso de la Liga Nacional.

“Es el mejor”, afirmó Bruce Bochy, el mánager de San Francisco. “No sé si puede existir un `MVP’ tan meritorio. Olvídense del Cy Young. Fíjense en los números que tiene, son de locos”.

Estos son los números a los que se refiere Bochy sobre Kershaw, ganador del Cy Young en 2011 y 2013. Y hay que recordar que se perdió casi todo el primer mes de la temporada por una dolencia en la espalda.

• Primer lanzador en la historia que lidera ambas ligas en promedio de carreras limpias permitidas por cuatro años consecutivos, con 1.77.

• Esa efectividad es la más baja en la Liga Nacional desde 1995. Nadie le supera en victorias (21), juegos completos (6) y corredores embasados por inning o WHIP (0.86).

• Los Dodgers ganaron en 20 de sus últimas 21 aperturas.

“Si alguien propone a otro, es un idiota”, sostuvo el primera base de los Dodgers Adrián González.

El último lanzador que logró acaparar ambos premios fue Justin Verlander, con Detroit en 2011. Y habría que remontarse a 1968 para el último doblete en la Nacional, conseguido por Bob Gibson de los Cardenales.

Para quienes argumentan que un lanzador abridor como Kershaw la tiene fácil con su carga de trabajo, se debe señalar que este año enfrentó a 749 bateadores. El bateador con más turnos esta campaña fue Ian Kinsler de los Tigres con 684.

Y es así que Kershaw debe ganar su tercer Cy Young en cuatro años, escoltado por el dominicanoJohnny Cueto (Rojos) y Adam Wainwright, ambos con fojas de 20-9 en la campaña.

Como es posible que los votantes prefieran a un bateador por el JMV, entonces los nombres deAndrew McCutchen (Piratas) y Giancarlo Stanton (Marlins) son los primeros que suenan.

Pese a que una lesión en las costillas provocó que se perdiera un par de semanas en agosto, el jardinero central McCutchen lideró la Nacional en embasado (.410) y OPS (.952) y la etiqueta de ser considerado uno de los jugadores más completos del béisbol apuntalan su candidatura para repetir con el premio.

Un pelotazo en la cara puso fin a la temporada de Stanton, un jardinero derecho, el 11 de septiembre. Sin sus servicios, Miami perdió 11 de sus últimos 17 juegos.

Stanton acabó al frente del Viejo Circuito en jonrones (37) y slugging (.555), además de figurar segundo en impulsadas (105) y apenas dos puntos porcentuales detrás de McCutchen en OPS.

Pittsburgh avanzó a la postemporada como comodín por segundo año seguido, mientras que los Marlins quedaron fuera.

Aunque no se indique explícitamente en los criterios de la votación de la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica, el que el equipo del candidato se clasificó a los playoff es un factor fundamental para el JMV.

En la Liga Americana, la potencia de Miguel Cabrera eclipsó en los últimos dos años la versatilidad de Mike Trout. Cabrera y sus Tigres llevan cuatro campañas seguidas como campeones de división, en tanto que Trout y sus Angelinos ya estaban de vacaciones en octubre.

Panorama diferente para Trout en esta ocasión: los Angelinos lograron la mejor marca de las mayores con sus 98 victorias.

Menguado por dolencias físicas, los números de poder del venezolano Cabrera declinaron, su OPS bajó de 1.078 a .895 y la zafra de jonrones declinó de 44 a 25. Cabrera fue superado por un compatriota en su propio equipo, ya que Víctor Martínez lideró la liga en OPS (.974) y quedó segundo en promedio de bateo (.335).

Martínez, sin embargo, se desempeña como bateador designado. Y Trout es el claro favorito, avalado por encabezar su circuito en carreras impulsadas (111) y anotadas (115), además de quedar tercero en jonrones, slugging y OPS. Lo único negativo es que su cuenta de ponches se ha disparado, de 136 a 184, al igual que la cantidad de boletos, de 110 a 83.

El venezolano Félix Hernández (Marineros) parecía encaminado a conseguir su segundo Cy Young de la Americana. Pero el ganador de 2010 flaqueó en el último mes y Corey Kluber (Indios) puso reñida la contienda con un notable septiembre.

El “Rey Félix” quedó primero en efectividad (2.14) y WHIP (0.92) y fue segundo en innings (236). Pero Kluber marcó el paso en victorias (18) y terminó segundo en ponches (269), dos detrás deDavid Price.

Donde Hernández marca una buena diferencia es con sus aperturas en las que lanzó al menos siete innings permitiendo dos o menos carreras limpias. Fue el mejor de las mayores con 23 de ese tipo, mientras que Kluber acumuló 19.

En otros premios:

• Novato del Año, Americana: El desertor cubano José Abreu (Medias Blancas) no tiene competencia tras una campaña con 36 jonrones, por más que no sea el típico novato.

• Novato del Año, Nacional: Jacob de Grom (Mets) con su efectividad de 2.63 y 114 ponches en 140 innings y un tercio por encima del veloz jardinero Billy Hamilton (Rojos).

• Mánager del Año, Americana. Buck Showalter, cuyos Orioles arrasaron en la división Este, pese a perder a tres pilares, Manny Machado, Chris Davis y Matt Wieters. Sería la tercera vez que Showalter gane el premio, después de hacerlo con los Yanquis en 1994 y con Texas (2004).

• Mánager del Año, Nacional. Bochy dirige a un equipo de San Francisco con varias limitaciones, que perdió por lesión al Matt Cain y luego debió sacar de la rotación a Tim Lincecum por su irregular desempeño. Pese a ello, los Gigantes le dieron a pelea a los Dodgers hasta la última semana.

 Eric Núñez / Associated Press

Abreu disfrutó de su último momento en Grandes Ligas

NUEVA YORK — Fue un momento que le puso punto final a una carrera de 18 años y 2,425 encuentros.

Con un sencillo en el quinto episodio del último juego de la temporada entre los Mets y los Astros, el jardinero venezolano de Nueva York, Bobby Abreu, conectó su imparable número 2,470 y el último en las Grandes Ligas. Agradeció la ovación de los espectadores y recibió la bola de su hit antes de ser reemplazado por un corredor emergente para ponerle final a una carrera de casi dos décadas en la Gran Carpa.

“Bastante especial”, declaró Abreu con lágrimas. “Era la manera en que quería terminar — en el terreno. Muchas gracias a todos los aficionados por la ovación y a mis compañeros que fueron parte de eso. Fue bonito. No creo que pudo haber sido mejor”.

Fue un día emotivo y un momento emotivo para Abreu, y aunque dice que está listo para dejar de ser pelotero — lo contempló por gran parte de la campaña — se sentó en su casillero por casi media hora después del juego, todavía vistiendo todo su uniforme. Luego volvió a tocar el tema de ser un coach en algún momento en el futuro.

“Fue maravilloso vestir el uniforme por última ocasión”, manifestó Abreu. “Cuando me lo quite, no lo volveré a vestir — como jugador. Solamente disfruto del momento”.

Abreu se retira con un promedio de por vida de .291, 288 jonrones, 1,363 impulsadas y OPS de .870.

Tim Healey / MLB.com 

Paul Konerko puso fin a su carrera con mucha clase

CHICAGO — Paul Konerko se convirtió oficialmente en un ex ligamayorista en la sexta entrada del último juego entre los Medias Blancas y Reales en el U.S. Cellular Field.

Tras conectar un roletazo, Konerko corrió hacia su puesto para calentar con los demás infielders.Andy Wilkins esperó en la cueva y cuando el abridor de Chicago terminó sus tiros de calentamiento, Wilkins corrió para reemplazar al capitán de los Patipálidos.

Konerko abrazó al novato y se paró en el terreno para agradacer la ovación de los aficionados. Después regresó para una segunda ovación de los 32,266 espectadores presentes para la celebración en homenaje al veterano de 18 campañas, 16 de ellas con los Medias Blancas.

Cuando tomó su posición el domingo, Konerko saludó al árbitro de la primera base, Chris Conroy, y al coach de la incial de los Reales, Rusty Kuntz. Después escribió con el pie Nick, Owen, A (Amelia) y J para reconocer a sus tres hijos y esposa Jennifer. Terminó su obra de arte sobre el terreno con un corazón debajo, algo que había contemplado 20 minutos antes del primer lanzamiento.

“Fue un agradecimiento porque tu familia siempre pasa a segundo plano. Tu madre, padre, esposa e hijos”, expresó Konerko. “Haces todo lo posible, pero si juegas en las Grandes Ligas, debes ser un poco egoista. Tienes que salir de la casa temprano. Tienes que viajar. Llegar tarde a la casa. Te pierdes muchas cosas. No es nada normal”.

Un final perfecto hubiera sido su cuadrangular número 440 o un hit de cualquier clase. Pero Konerko, jugando con una fractura en la mano izquierda, terminó de 3-0 con dos ponches. Sus estadísticas en su carrera quedaron en un promedio de .279, 439 jonrones y 1,412 remolcadas, aparte de 2,340 imparables, de ellos 410 fueron dobletes.

 Scott Merkin / MLB.com

Minnesota despide a Ron Gardenhire como manager

Ron Gardenhire, quien dirigió a Minnesota durante 13 temporadas, ha sido despedido como manager del equipo.

El piloto llevó a Minnesota a seis títulos de la División Central de la Liga Americana durante su mando del 2002 al 2014, incluyendo tres seguidos en sus primeras tres temporadas y cuatro en sus primeras cinco. Además, el equipo de las Ciudades Gemelas ganó la división tanto en el 2009 como el 2010.

Sin embargo, en las últimas cuatro campañas Minnesota cayó al quinto lugar tres veces, terminando en el cuarto en otra ocasión.

Gardenhire fue elegido Manager del Año en el 2010 y terminó segundo en las votaciones en cinco ocasiones. Su récord al frente de Minnesota fue de 1068-1039.

Joey Nowak / MLB.com

MAESTRO JUAN, FELICIDADES, SE HIZO JUSTICIA EN SU TIERRA

Por Andrés Pascual

Las diferencias de criterio nunca pueden se utilizadas para desacreditar u ofender a nadie; sin embargo, en estos tiempos ultramodernos, en que cualquiera puede adquirir una computadora y vestirse de “super fanático” cibernético, que no es al que más le guste el deporte ni el que defiende su posición con ferocidad irracional, sino el que quiere vivir un pedazo de la fantasía creada por la posibilidad como “sabio de la actividad”, al que, por lo común, se le sube el “genio” y desconoce la grandeza ajena y obligada; acaso porque no averiguan el impacto general en el mundo circundante de los verdaderos “increíbles de la crónica deportiva”, ES COMÚN LEER opiniones tan desacertadas como inaceptables a veces.

Son las legiones que en realidad saben poco, porque cualquier “sabichoso” del beisbol debe conocer quién fue Ramiro Cuevas, Duncan Campbell o el promedio general de Honus Wagner, pero, si no conoce y respeta nombres e historias, digamos que como las de Buck Canel, Musiú o Juan Vené, perdón, para mi es un “seboruco”, palabra cubana para identificar al que no podía competir con éxito ni entre “sabios de cuneta”.

El Salón de la Fama del Beisbol Venezolano, institución prestigiosa por la historia que contiene, porque responde a un país al que se le agradece que hubieran nacido allí GRANDES HOMBRES DE LOS MEDIOS EN IGUAL MEDIDA QUE JUGADORES, capaces dos de sus grandes administradores, Pablo Morales y Oscar Prieto sr, de crear junto a nombres importantes de Cuba, Puerto Rico y Panamá la CONFEDERACIÓN CARIBEÑA DE PAÍSES DEL BEISBOL PROFESIONAL DE INVIERNO, pero que fueron el Negro y Pablo los Padres de la Serie del Caribe, evento que sirviera de colofón al magnánimo acontecimiento confederado que ayudó a acercar al beisbol del área con el Beisbol Organizado, tomando como referencia la idea que desarrolló y ejecutó durante 4 años otro caraqueño destacado, Jesús Corao, repito: ese recinto acaba de exaltar a uno de los últimos cronistas gloriosos de verdad “del buen tiempo ido” con que, gracias a Dios, todavía cuenta la lengua de Cervantes en la figura y la historia de inmortal Juan Vené.

Al Maestro Vené (a la derecha cuando develevó su foto con otro exaltado, Dámaso Blanco) hay que felicitarlo por el acceso, a la Comisión que elige aplaudirla por haberlo hecho posible, a la vez que halarle las orejas a algunos que han demorado para acoger el nombre de quien, por ejemplo, para muchos cubanos, es una leyenda conocida, respetada y venerada como hacemos, digamos que con Felo, Molina, Secades, Losada o el nica René Cárdenas.

El concepto gran familia beisbolera regional nunca es posible si no son reconocidos los méritos. A Juan Vené no le queda más por hacer para llenar un currículum que desborda, es una leyenda.

Acusado de controversial por el público joven o relativamente, es el tipo de comentarista que habla o escribe lo que piensa, que lo hace diferente a muchos porque, en porcentaje, tiene más razón que la mayoría.

Un miembro que vota para Cooperstown, no porque lo acredite la regla de, muchas veces, mal escribir en prensa diaria de dudosa clase y relativo interés durante 10 años, como sucede con muchos “seborucos”, algunos de origen cubanos, a Juan lo amapara su historia, su bregar durante más de 70 años por los pasillos deportivos que, con inteligencia e intuición, ha sabido caminar sin obstáculos.

Por encima del cartoncito inútil y falso que acredita como votantes a algunos que ni la “B” de beisbol conocen, JUAN VENÉ es un nombre veterano que prestigia a la Asociación de Cronistas, por eso, a pesar de lo tardío, al fin Venezuela recapacitó y lo convirtió EN PROFETA EN SU TIERRA.

MAESTRO, FELICIDADES, ESTAS SON LAS NOTICIAS GRATAS QUE NOS HACEN SENTIR MOMENTOS TAN INOLVIDABLES COMO AGRADECIDOS

José Altuve conquistó la corona de bateo de la Americana con .341

Un cierre de oro tuvo la temporada regular 2014 de las Grandes Ligas para los venezolanos.

Entre tantas noticias buenas  José Altuve acaparó las miradas con su primera corona de bateo en la Liga Americana, al dejar .341 de promedio.

Fue el primer título para un jugador en la historia de los Astros de Houston, el séptimo para un venezolano -de cinco jugadores que lo han logrado y cuarto consecutivo- y culminó con el mejor average de las Grandes Ligas, además de dar  225 inatrapables, récord entre criollos y en su equipo.

La batalla fue dura hasta el final, pues Víctor Martínez, de los Tigres de Detroit, inició la jornada de ayer con solo tres puntos por debajo de Altuve (.337 ante .340).

El manager interino de los Astros de Houston, Tom Lawless, no  tenía a Altuve en su alineación inicial. ¿Qué ocurrió luego? Son conversaciones que solo sus protagonistas conocen. Lo cierto fue que el aragüeño fue puesto más tarde en la papeleta como segundo bate y titular de la intermedia ante los Mets de Nueva York.

¿Se tomó un riesgo? Sin duda, porque de haber fallado Altuve en esos cuatro turnos que consumió, combinado con una impecable actuación de Martínez en el triunfo de Detroit ante Minnesota, se le hubiese escapado el cetro de bateo. Es decir, el bolivarense hubiese finalizado con .340 mientras que Altuve le diera punto final a su actuación con .337.

Muestra de perseverancia

“Pienso que jugar es la mejor manera, que solo sentarse en la banca y esperar por algo”, dijo el nuevo monarca de los bateadores en el joven circuito a la agencia AP. “Si tú quieres ganar algo, tienes que obtenerlo en el terreno”, agregó.

Así encaró el criollo  este último desafío de la temporada regular, aunque Houston perdió 8-3 ante los Mets de Nueva York en el Citi Field.
Altuve falló con un rodado para doble play en el mismo primer episodio. Pero, en el inicio del tercero, consiguió un doble.

En el quinto aseguró su hazaña cuando consiguió un hit dentro del cuadro que empujó una rayita. En el séptimo, culminó su labor ofensiva al fallar de segunda a la inicial.

Retiro honroso

Adicional a la gesta de José Altuve también hubo un espacio para Bob Abreu. Días atrás anunció su retiro y los Mets le dieron la titularidad ayer, para darle una oportunidad de ser ovacionado por el público.

El “Comedulce”, quien fue puesto como segundo bate y en la pradera derecha, falló con rodado a la intermedia en su primera oportunidad.

En el cierre del tercero tomó cuatro malas, una de sus principales firmas cuando se habla de su carrera. Pero el mejor momento llegó en el quinto. Con par de outs ligó sencillo de línea a la izquierda.

La mayoría de las 34.897 personas que asistió al juego se levantó para darle un adiós. Eric Young Jr. corrió a la inicial, para emerger como corredor. Entre lágrimas, Abreu se fue al dugout donde sus compañeros lo abrazaron.

“Especial (…) La manera que buscas finalizar en el terreno”, dijo un emocionado Abreu tras culminar el choque, según AP.

“Me siento realmente bien por él. Es uno de los mejores jugadores de Venezuela. Jugó 18 años en las Grandes Ligas y tuvo realmente una buena carrera”, se expresó José Altuve, con quien el “Comedulce” se abrazó mientras vivía su último gran momento en un diamante de las mayores.

Bob Abreu: Los números de un grande

Este viernes se conoció que el “comedulce” Bob Abreu se retira del beisbol norteamericano, despues de 18 temporadas en las mayores (Astros de Houston 1996 – 1997), Phillies de Philadelphia 1998 – 2006), (Yankees de Nueva York 2006 – 2008), (Los Angeles Angels of Anaheim 2009 – 2012), (Los Angeles Dodgers 2012) y por ultimo, los Mets de Nueva York (2014) equipo con el cual terminara su carrera esta semana.

Se espera que Bob Abreu se reporte a los Leones a mediados de octubre. Esta noticia se dio a conocer a través de la cuenta oficial de Omar Vizquel en Twitter @VizquelOmar13 tras publicar lo siguiente: “Se retira Bob Abreu. Qué orgullo haber jugado con esta leyenda y disfrutar de todas sus hazañas”.

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 10,310 other followers

%d bloggers like this: