Archive for the ‘ Uncategorized ’ Category

Today in Baseball History: October 24th

1996
On October 24, 1996, the New York Yankees defeat the Atlanta Braves, 1-0, in a thrilling fifth game of the World Series. Cecil Fielder’s double scores Charlie Hayes with the only run of the game. Andy Pettitte pitches five-hit ball over eight and a third innings to pick up the win for the Yankees, who move within a game of the World Championship

1992
On October 24, 1992, the Toronto Blue Jays become the first Canadian team to win the World Series. In the sixth game of the Series, Dave Winfield’s two-run double in the 11th inning gives the Jays a 4-3 win over the Atlanta Braves

1972
On October 24, 1972, Hall of Famer Jackie Robinson dies from a heart attack at the age of 53. Nine days earlier, Robinson had thrown out the ceremonial first pitch prior to the start of Game Two of the World Series. In 1947, Robinson became the first black player in 20th century major league history.

1963
On October 24, 1963, the New York Yankees name former star catcher Yogi Berra their new manager. Berra replaces Ralph Houk, another former catcher, who was promoted to general manager

1930
On October 24, 1930, the Cleveland Indians release future Hall of Famer Joe Sewell. The veteran third baseman batted .289 in 1930, but provided little power, with no home runs and only 48 RBIs.

1911
On October 24, 1911, the New York Giants and Philadelphia A’s resume the World Series after six consecutive rainouts. Philadelphia’s “Chief” Bender outlasts Christy Mathewson, 4-2, in a matchup of future Hall of Famers. The victory gives the A’s a three-games-to-one lead in the Series.

Grégor Blanco, nacido para el rol de primer bate

SAN FRANCISCO — Ser el primer bate de una novena que intervenga en una contienda tan importante como lo es la Serie Mundial tiene que ser una de las experiencias más extraordinarias para cualquier profesional del apasionante mundo del diamante.

Imagínese usted al hombre que se dispone a entrar al cajón de bateo, con todo el estadio pendiente de él, con milllones y millones de espectadores preparados para verlo alrededor del planeta por televisión, algunos corriendo a última hora para instalarse frente a la pantalla chica, “armados” con una refrescante bebida y/o un humeante bocadillo.

Y se presenta el primer bateador a dar un elevadito al pitcher, le bromea un humilde periodista latinoamericano. “No, qué va, ya vengo a pegar una línea”, respondió con una carcajada Grégor Blanco al escuchar el cuadro imaginativo previo que le presentaba el enviado de LasMayores.com.

Debutar tan bien en la Serie Mundial de 2014 fue una experiencia bien chévere para Blanco, de acuerdo a lo que explicó a nuestros lectores. Embasarse como primer bate, anotar la primera carrera, salvar un inning peligroso con un engarce en el jardín central, impulsar una rayita con boleto con las bases llenas, son experiencias que va a atesorar el resto de su vida.

“Me imagino cómo debe haber estado mi familia en casa, muy contentos”, comentó Blanco, instalado como primer bate y jardinero central titular en la recta final de la campaña al lesionarse el estelar puertorriqueño Angel Pagán. “Todo esto es increíble, más que todo para Venezuela. Sé que están pendientes de todo lo que ocurre en esta Serie Mundial”.

Ser un primer bate en las Grandes Ligas no es flor de un solo día para Blanco, uno de los mejores jardineros a la defensiva del béisbol más exigente que se juega en el mundo. Vislumbraba esa experiencia de pegar el primer hit de la Serie Mundial de 2014 en Kauffman Stadium prácticamente desde que estaba en el vientre de su madre y gozará un mundo cuando sea el artillero inicial de los Gigantes al reanudarse el Clásico de Octubre el viernes en el AT&T Park de San Francisco.

“Ser un primer bate es como parte de mi vida desde que era niño”, rememoró Blanco. “Fíjate que mi pelotero favorito era Kenny Lofton” , refiriéndose al pelotero que bateó 2,428 hits en las Grandes Ligas con seis equipos diferentes, fundamentalmente los Indios de Cleveland.

Constituirse en primer bate de un equipo de Serie Mundial es una experiencia que no fue necesariamente proveniente de un camino de rosas para Blanco, que fuera el jardinero izquierdo titular de los Gigantes cuando barrieron a los Tigres de Detroit en la Serie Mundial de 2012.

Para su fortuna, el dirigente Bruce Bochy siempre le tuvo una gran confianza a Blanco, aún cuando casi a diario era torpedeado por preguntas de periodistas y críticas de comentaristas en torno a si le pudo haber convenido a los Gigantes bajar al veloz pelotero al tercio final de la alineación.

Cada vez que se producía una critica, Blanco respondía con un partido con más de un imparable, alguna carrera remolcada en un momento clave y por supuesto su gran agresividad en las almohadillas, aparte de su capacidad para jugar con enorme habilidad en los jardines. Su promedio de .260 en la temporada y de .170 en sus primeros 11 partidos de Play-Off no reflejan ni remotamente lo útil que ha sido a la novena de la Bahía.

“En mi carrera me han pasado muchas cosas que me han hecho valorar lo que es estar en un equipo de Grandes Ligas, no solamente como jardinero central y primer bate, sino como pelotero en general y hasta como recoge bates”, formuló Blanco, que a sus 30 años de edad ya ha defendido tres uniformes en la meca de la pelota porque previamente estuvo con los Bravos de Atlanta y los Reales de Kansas City.

“Es tremendo contar en nuestro equipo con un tipo como Grégor que ha tenido experiencia como primer bate”, elogió el dirigente de los Gigantes, Bruce Bochy. “Era nuestro cuarto jardinero, pero cando perdimos a Pagán necesitábamos ayuda, no solamente en el tope de la alineación sino también en el bosque central”.

No conforme con cumplir con la misión encomendada, Blanco, que luego de una campaña invernal de receso volverá a jugar en Venezuela con los Tiburones de La Guaira en la temporada 2014-15, ha sido de utilidad enorme a los Gigantes.

“Ha amortiguado el golpe que sufrimos por la pérdida de Pagán”, indicó Bochy. “Es fabuloso a la defensiva y un buen primer bate. Puede hacer muchas cosas que son valiosas para el equipo. Puede tocar bien la bola, participar en las jugadas de bateo y corrido, robar bases. De manera que tuvimos el lujo de tener este año dos jardineros centrales y primeros en el orden de bateo que sacaron la cara por el equipo”.

Entre esas cosas pequeñas estuvo ese tremendo toque de Blanco en el tercer juego de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional que derivó en un error del lanzador zurdo Randy Choate y como consecuncia de ello los Gigantes dieron un paso en firme a la Serie Mundial al dejar en el terreno a su fiero adversario.

“Siempre lo he dicho, tú puedes ser impactante en un juego sin ni siquiera pegar un hit”, filosofó en ese momento Bochy.

Tanto admiraba a Lofton, que una de las cosas que suele hacer Blanco es tirarse en la primera base de cabeza al tratar de apuntarse un sencillo por el cuadro, algo que ejecutaba con frecuencia el otrora grande de las Ligas Mayores que no le es muy recomendable a la juventud.

No obstante, no son muchas las cosas que haga el veterano venezolano para preocupar a su equipo, sino más bien todo lo contrario ya que su aporte a los Gigantes le convierte en una especie de amuleto para la novena de Bochy.

Por cierto que Blanco comenzó también exitosamente el miércoles el segundo partido de su carrera como primer bate al convertirse en el 19no pelotero que arranca un juego de Serie Mundial con un cuadrangular y el primero desde que Dustin Pedroia lo hiciera con los Medias Rojas de Boston en 2007.

Manolo Hernández Douen / LasMayores.com

Pablo Sandoval orgulloso, con o sin Guante de Oro

SAN FRANCISCO – Pablo Sandovalse siente bien contento de los progresos que ha logrado con su defensiva en 2014 y se sentiría bien orgulloso si le dan el Guante de Oro como mejor tercera base de la Liga Nacional, pero es algo que no le quita el sueño para nada.

“Para mí no es una de las metas ni uno de los logros, es normal, si me lo gano, bienvenido sea”, comentó el antesalista de los Gigantes de San Francisco a una pregunta de LasMayores.com, luego de la práctica de los campeones de la Liga Nacional con miras al tercer partido de la Serie Mundial a celebrarse el viernes en el AT&T Park de San Francisco.

Sandoval es el único pelotero de los Gigantes que aparece entre los finalistas para el Guante de Oro. Figura entre los tres antesalistas candidatos de la Liga Nacional, junto al dominicano Juan Uribey Nolan Arenado, de los Dodgers de Los Angeles y los Rockies de Colorado, respectivamente.

“Lo que me importa es que mejoré mi defensa y eso es lo que más me gusta, que me sienta bien con mi defensiva”, proclamó Sandoval. “Pero si no pasa que sea lo que Dios quiera”.

El bateador ambidextro de Puerto Cabello, Venezuela, suele ser bien humilde con respecto a sus logros personales, pero sí considera que hizo los suficientes méritos para llevarse ese galardón.

“De verdad, el que se lo gane hizo su trabajo, pero si no me lo gano yo sería injusto porque ellos jugaron menos partidos que yo”, analizó con sinceridad Sandoval para los lectores de LasMayores.com

En este sentido, los números le dan la razón a Sandoval. Intervino en 151 juegos e hizo 11 errores, la menor cantidad de su trayectoria en las Grandes Ligas si se toma en cuenta la cantidad de encuentros en los que participó. Uribe intervino en 102 juegos e hizo 25 errores. Arenado, que ya tiene un Guante de Oro en su vitrina de trofeos, incurrió en 15 marfiladas en 111 desafíos.

Los premios Guantes de Oro son determinados por los votos de los dirigentes e instructores de las Grandes Ligas, pero no pueden emitir sufragios por sus propios peloteros.

Manolo Hernández Douen / LasMayores.com

El legendario Alou le tiene gran admiración a los Reales

 

 

 

SAN FRANCISCO – Felipe Rojas Alou tiene una gran confianza en el posible éxito de los Gigantes en la Serie Mundial de 2014, pero el legendario ex pelotero y dirigente, actualmente integrante del alto mando de la novena de San Francisco, reconoce que le profesa gran admiración a los Reales de Kansas City.

“Ellos tienen un gran equipo que va a ser mejor para los próximos años y quizás hasta mejor que ahora en la temporada venidera”, analizó Alou para LasMayores.com de la novena que ganó sus ocho primeros partidos de la postemporada de 2014 antes de caer en el primer encuentro de la Serie Mundial por 7-1 a manos de los Gigantes.

Con la cordialidad que lo caracteriza, Alou, asistente especial por casi una década al gerente general Brian Sabean, ofreció sus impresiones sobre el Clásico de Octubre de 2014 al ser entrevistado por Daniel Arreola en un video que usted, apreciado lector, puede observar en las redes sociales de LasMayores.com.

“Es raro eso”, calificó Alou sobre la curiosidad de que se enfrenten dos equipos que avanzaron a la Serie Mundial como comodines, algo que también ocurrió cuando los Gigantes se midieron a los Angelinos de Los Angeles en la finalísima beisbolera de 2002. “Nosotros tuvimos un año que no fue tan bueno, pasamos como dos meses que no podíamos ganar. Kansas City también tuvo momentos difíciles”.

La experiencia de ganar en la postemporada es precisamente un factor favorable a los Gigantes que va a ser difícil de superar por los Reales, de acuerdo al punto de vista del segundo dominicano que entró como jugador por la puerta grande de la pelota -el primero fue Oswaldo Virgil- y que de nuevo hizo historia como el primer dirigente latinoamericano con más de 1,000 victorias en las Grandes Ligas.

“Tenemos un grupo que sabe ganar juegos de Play-Off y esa es nuestra ventaja”, describió Alou, que obtuvo marca de 342-302 como manager de los Gigantes. “Aquí no hay nadie con 40 jonrones ni con 20 triunfos, pero nuestros jugadores sí saben hacer lo necesario para triunfar en la postemporada”.

Como si tuviera una bolita de cristal en su poder -Arreola lo entrevistó antes de la inauguración de la Serie Mundial- Alou, campeón internacional del lanzamiento de la jabalina que bateó 2,101 hits -entre estos 206 jonrones- en las Grandes Ligas, pronosticó que los Gigantes ganarían por lo menos uno de los dos primeros partidos en Kauffman Stadium y luego retornarían a definir la serie en San Francisco.

“Se lo hicimos a los Cardenales de San Luis y también a los Nacionales de Washington”, rememoró Alou. “Podemos hacerlo de nuevo, pero va a ser más difícil frente a ese grupo de peloteros que tienen los Reales. Son agresivos, no le tienen miedo a nada y van a dar una gran batalla”.

El legendario deportista de la tierra del merengue también considera que la Serie Mundial de 2014 va a ser de resultados mucho más parejos del que se produjo en el primer partido de la misma.

“El cuerpo de relevistas de cada equipo va a frenar el bateo y también el corrido de bases de su adversario”, precisó Alou con la misma claridad con la cual dirigía como si fuera un maestro de ajedrez uniformado de pelotero. “No creo que nos vayan a sorprender porque estamos muy bien preparados para [contrarrestar] el robo de bases en los playoffs.

“A menos que se calienten uno o dos bateadores de cada uno de los equipos, creo que los juegos de esta Serie Mundial van a ser bien cerrados”, concluyó la leyenda del deporte latinoamericano, que en 2014 redondea 59 años en la pelota profesional.

Manolo Hernández Douen / LasMayores.com 

Una escuela para Pablo fue el slump de 2010

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).-

“El amor hace que el tiempo pase pronto…
El matrimonio hace que el amor pase pronto”… La Pimpi.

-o-o-o-o-

La pregunta de la semana…: Este año dirigieron en Grandes Ligas tres mánagers con experiencia de mil 800 juegos o más, incluso, uno de ellos con dos mil 107, y otro dos mil 420, sin haber aparecido en uno solo de Serie Mundial. Anótate 200 de 300 puntos si aciertas dos de ellos.

La respuesta…: El mánager de los Twins, Ron Gadenhire, dejó ese cargo con dos mil 107 juegos… Buck Showalter (Orioles), lleva dos mil 420… Y Clint Hurdle (Piratas) mil 807.

Le mejor de lo peor.- Pablo Sandoval considera haberle sacado el mayor provecho posible a uno de los períodos más difíciles y desesperantes de su carrera. La postemporada de 2010, cuando solamente apareció en seis de los 15 juegos de los Gigantes. Tuvieron que sentarlo debido a un slump. En aquella Serie Mundial apenas consumió tres turnos. “Aprendí mucho durante ese octubre” dice ahora El Panda, ·y le supliqué a Dios me diera otra oportunidad de postemporada. Me ha dado dos. Gracias, Señor”…

Aunque Riplay no lo crea.- Uno de los héroes de los Royals, Lorenzo Cain, Más Valioso en la Serie por el título de la Americana 2014, no jugó beisbol sino después de haber cumplido los 16 años de edad. Y eso porque lo botaron del club de basquetbol del high school. Es decir, lo que soñaba era ser estelar de la NBA en vez de tercer bate y centerfielder de los Royals…

-o-o-o-o-

“Para los hombres, casarse es como el trabajo… Todo va bien si a uno le gusta el jefe”… Pacomio.-

-o-o-o-o-

¡Y de la Regla, ¿quéééééé?.- Me cuesta creer que en Estados Unidos, el país más respetuoso de las leyes, se discuta lo que es, o debe ser, la zona de strike, después de 169 años de utilizar las Reglas del beisbol y 143 de jugar en Grandes Ligas. Major League Baseball debió obligar hace años a sus umpires a respetar la zona que bien demarca la Regla 2:00. ¡Y punto!. Si un umpire quiere utilizar su propia zona de strike, es un arbitrario al que deben mandar a su casa más rápido que inmediatamente…

Lo de esta Serie.- Interesante Serie Mundial, ésta de 2014, con dos equipos que han desmentido la vieja máxima de que “se necesitan no menos de 90 victorias para obtener el título de cada Liga”. Los wild cars and Co. lo han cambiado todo. Estos Gigantes 2014 ganaron solamente 88 veces, y sufrieron 74 derrotas. Los Royals, 89-73. Y aquí están, protagonistas de una apasionante Serie Mundial, menos para FOX-TV, quienes padecen por la falta de dólares en estos mercados pequeños. Buena $erie Mundial para e$a gente hubiera $ido Dodger-Media$ Roja$ o Yankee$-Rojo$… Digo yo, ¿no?…

-o-o-o-o-

“La mejor manera de saber a ciencia cierta lo que una mujer piensa de uno, es casándose con ella”… Dick Secades.-

Ahora en juanvene.com, el archivo de estas columnas y mucho más.

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

Jbeisbol5@aol.com
@juanvene5
Juan vene

Fueron anunciados los finalistas al Guante de Oro

 

 

 

Tres finalistas en cada posición en la Liga Americana y la Liga Nacional fueron nombrados finalistas para el Guante de Oro del 2014.

Los ganadores se anunciarán el 4 de noviembre a las 7 p.m. ET.

A continuación los candidatos:

LIGA AMERICANA

LANZADOR: Mark Buehrle(Azulejos), Félix Hernández (Marineros), Dallas Keuchel (Astros)

RECEPTOR: Alex Avila (Tigres),Yan Gomes (Indios), Salvador Pérez (Reales)

INCIALISTA: Miguel Cabrera(Tigres), Eric Hosmer (Reales), Albert Pujols (Angelinos)

INTERMEDISTA: Robinson Canó (Marineros), Ian Kinsler (Tigres), Dustin Pedroia (Medias Rojas)

ANTESALISTA: Josh Donaldson (Atléticos), Adrián Beltré (Rangers), Kyle Seager (Marineros)

TORPEDERO: Alcides Escobar (Reales), J.J. Hardy (Orioles), Alexei Ramírez (Medias Blancas)

JARDINERO IZQUIERDO: Michael Brantley (Indios), Yoenis Céspedes (Medias Rojas), Alex Gordon(Reales)

JARDINERO CENTRAL: Jackie Bradley Jr. (Medias Rojas), Adam Eaton (Medias Blancas), Adam Jones (Orioles)

JARDINERO DERECHO: Kole Calhoun (Angelinos), Kevin Kiermaier (Rays), Nick Markakis (Orioles)

 

LIGA NACIONAL

LANZADOR: Zack Greinke (Dodgers), Clayton Kershaw (Dodgers), Adam Wainwright (Cardenales)

RECEPTOR: Jonathan Lucroy (Cerveceros), Russell Martin (Piratas), Yadier Molina (Cardenales)

INICIALISTA: Adrián González (Dodgers), Adam LaRoche (Nacionales), Justin Morneau (Rockies)

INTERMEDISTA: DJ LeMahieu (Rockies), Brandon Phillips (Rojos), Chase Utley (Filis)

ANTESALISTA: Nolan Arenado (Rockies), Pablo Sandoval (Gigantes), Juan Uribe (Dodgers)

TORPEDERO: Zack Cozart (Rojos), Adeiny Hechavarría (Marlins), Andrelton Simmons (Bravos)

JARDINERO IZQUIERDO Starling Marte (Piratas), Justin Upton (Bravos), Christian Yelich (Marlins)

JARDINERO CENTRAL: Billy Hamilton (Rojos), Juan Lagares (Mets), Denard Span (Nacionales)

JARDINERO DERECHO: Jason Heyward (Bravos), Gerardo Parra (Cerveceros), Giancarlo Stanton(Marlins)

Los Gigantes regresan a S.F. con la moral en alto

 

 

 

KANSAS CITY – A nadie le gusta sufrir una derrota, especialmente en el escenario de una Serie Mundial, pero los Gigantes de San Francisco retornan a casa con el Clásico igualado 1-1 y con la ventaja de que los tres siguientes encuentros serán en el AT&T Park, hogar de los campeones de la Liga Nacional.

“Es una batalla dura y nadie pensó que iba a ser de otra manera”, manifestó el jardinero derechoHunter Pence, uno de los baluartes de los Gigantes. “Es emocionante ser parte de una serie como ésta. Hay que seguir esforzándose. Nada se puede predecir en la pelota. Ni siquiera puedo decir de inmediato cuántos outs nos faltan”.

La Serie Mundial de 2014 se reanuda el viernes en San Francisco, con Jeremy Guthrie (13-11, 4.13 en la temporada, 0-0, 1.80 en los playoffs) en la lomita por los Reales de Kansas City y Tim Hudson(9-13, 3.57/0.0, 3.29) como abridor por los Gigantes, luego del desenlace por 7-2 del miércoles, bastante parecido al de 7-1 de la victoria de San Francisco en el encuentro inaugural.

Un partido que era bien parejo a lo largo de los primeros cinco episodios se convirtió en un juego de una sola calle cuando se derrumbó uno de los departamentos clave de los Gigantes, como lo es su cuerpo de relevistas.

“No queríamos eso, esperábamos ganar de nuevo”, declaró el relevista venezolano Jean Machí a una pregunta de LasMayores.com “No se nos dio, pero regresamos a casa para los siguientes tres partidos con la serie 1-1 y eso es bueno”.

Los Gigantes habían ganado 16 de los 18 partidos más recientes disputados en la postemporada y sacaron una ventaja con un cuadrangular del jardinero central Grégor Blanco comenzando el juego para igualar de nuevo en el cuarto capítulo, antes de tolerar cinco carreras en el sexto inning que definieron el encuentro.

El bambinazo de Blanco tiene matices históricos porque es apenas la 19na vez que alguien dispara un cuadrangular comenzando un partido de la Serie Mundial y la primera ocasión que un pelotero de los Gigantes da un batazo de esa naturaleza. Nadie pegaba un cuadrangular iniciando un partido del Clásico de Octubre desde que Dustin Pedroia lo hiciera para los Medias Rojas de Boston en el primer desafío de 2007 frente a los Rockies de Colorado.

La novena dirigida por Bruce Bochy había ganado siete partidos consecutivos en la Serie Mundial, una racha que comenzó en el cuarto partido del Clásico de Octubre de 2010. Era la sexta racha exitosa más larga de la historia de la finalísima beisbolera.

“No fue un día bueno para nuestro bullpen, pero esperamos que el viernes sea mejor”, describió Machi. “Hay que darle crédito a los bateadores de ellos. Yo salí a buscar una doble matanza, pero no fue así. Le tiré dos sinkers [a Billy Butler] y el siguiente lanzamiento se me quedó en el medio”.

Ese sexto tramo de los Gigantes culminó en un remolino de emociones cuando el veloz relevistaHunter Strickland se metió en un intercambio de palabras con el receptor venezolano de los Reales, Salvador Pérez, luego de que el también venezolano Omar Infante pegase cuadrangular.

“Me dejé envolver por el momento y no pude controlar mis emociones de la forma como debí hacerlo”, manifestó Strickland, que ha tolerado cinco cuadrangulares en la actual postemporada. “No estoy orgulloso de lo que pasó”.

Jake Peavy, abridor de los Gigantes, lució dominante en algunos momentos del encuentro, pero se le embasaron los dos primeros bateadores en el sexto episodio y eso abrió los grifos para la reacción triunfal de los Reales.

“No jugamos muy bien a la pelota”, se autocriticó Peavy. “Uno nunca disfruta cuando sale de un inning dejando hombres embasados. Ahora nos vamos a casa con Tim [Hudson] en la lomita y le tenemos una fe grande. Ojalá yo tenga una nueva oportunidad”.

Entre las cosas positivas que le ocurrieron a los Gigantes en el segundo partido de la Serie Mundial de 2014 estuvieron las marcas de los relevistas Jeremy Affeldt y el boricua Javier López. Affeldt tiene ahora 19 partidos de postemporada en blanco, una racha apenas superada en la historia por el gran taponero panameño Mariano Rivera (23). López le sigue de cerca con 17 cotejos consecutivos sin permitir anotaciones en los playoffs.

Por su parte, el tercera base Pablo Sandoval conectó un doblete en el cuarto inning para extender a 25 su racha de juegos seguidos embasándose en la postemporada, una secuela apenas superada en la historia de las Grandes Ligas por las hilvanadas por su paisano Miguel Cabrera (31) y Chase Utley (27). El “Panda” venezolano está ahora igualado en el tercer lugar con Boog Powell.

Entre los aspectos no tan positivos, aparte de la derrota por supuesto, está el hecho de que Tim Lincecum, que no lanzaba en un juego desde el 28 de septiembre, salió del encuentro con rigidez en la espalda luego de brillar con 1.2 episodios perfectos, aunque el dirigente Bruce Bochy espera que se recupere para permanecer activo en la actual serie. Todo depende de cómo amanezca el jueves.

“Se nos escapó el juego en el sexto inning, cuando no pudimos sacar algunos outs, pero es bueno regresar a casa con la serie empatada”, describió Bochy. “Enfrentamos a dos buenos lanzadores y el muchacho [el dominicano Yordano Ventura] tiró buena pelota. De manera que nos recuperaremos para estar listos para el retorno a San Francisco”.

Por cierto que Blanco comenzó también exitosamente el miércoles el segundo partido de su carrera como primer bate al convertirse en el 19no pelotero que arranca un juego de Serie Mundial con un cuadrangular y el primero desde que Dustin Pedroia lo hiciera con los Medias Rojas de Boston en 2007.

 

 Manolo Hernández Douen / LasMayores.com 

MADISON BUMGARNER vs LOS “MEJORES RELEVISTAS DE LA HISTORIA”

Madison BumgarnerPor Andrés Pascual

¿De qué sirve un buen relevista cuando hereda una desventaja cuyo team no podrá remontarla? Ese es parte del problema del beisbol, si el abridor no puede contener durante por lo menos 6 ó 7 innings…

Desde que la clasificación de los comodines se hizo realidad en las Mayores, incluso con aquellos Marlins del 2003, que derrotaron a unos Yankees que presagiaban el presente de lamentos y frustraciones que los absorbe, por lo general la Serie Mundial no resulta todo lo atractivo-competitiva como jugaron ese tipo de novenas durante el calendario para ganar su participación.

El primer encuentro de este otoño, celebrado en Kansas City, fue una muestra del desnivel de juego por el marcador desproporcionado de 7-1 por San Francisco que, nadie lo dude, atenta todavía más contra la teleaudiencia.

Resulta que en el juego de pelota, para que un club rápido pueda correr el cuadro, deben embasarse sus bateadores, para exhibir su velocidad desde home a primera, necesitan enfrente un pitcher cuyos lanzamientos sean fáciles de conectar por el suelo. Todo lo que no fue Madison Bumgarner, pitcher estilo antiguo cuya escopeta no hace sonar la mascota con disparos de 100 m/h que, se sabe, no hacen estrellas a los serpentineros si carecen de control, de inteligencia, de coraje y de otros lanzamientos efectivos en curvas y cambios.

En 1959, el Chicago Medias Blancas llegó a la Serie Mundial con la auréola de haber brindado cátedra sobre cómo se jugaba al beisbol, hacía 2 años que intimidaban al cuadro y a los jardineros contrarios en la Americana; porque, cualquier parpadeo lo convertían en una base más, en un robo, o en un quieto en primera, verdad que al Clásico llegaron sin su 1era pieza de importancia a la ofensiva, porque Al López nunca escondió su desagrado por Miñoso y le sugirió su traslado a la gerencia, pero, en el cambio con Cleveland, adquirieron a un HOF que, ese año, ganó más de 20 y el CY Young: Early Wynn; además, Aparicio, Fox y Landis parecían con suficiente gasolina como para hacer favorito al club del Joven Circuito.

En la Serie Mundial se desinflaron, no pudieron correr contra John Roseboro ni llegar primero que el disparo de Gilliam, de Maury Wills o de Charles Neal, tampoco alcanzar otra base porque el Duke estuviera avejentado, para apoyarlo estaba Tommy Davis; el pitcheo los maniató y la produción por el cuadro fue exigua ante los envíos de Drysdale, Podres, Craig, McDevitt o Koufax, más Larry Sherry trabajando de forma imponente.

Ganaron los Esquivadores en un estadio de football preparado para el evento, de tal forma malo, que pudiera decirse que fue un desastre: 250 pies por el jardín izquierdo y una malla para encubrir con la altura el regalo que suponía para bateadores de poder derechos como Hodges, Lollar o Al Smith.

Los Dodgers corrieron más porque se embasaron más y la receptoría de los perdedores se vio impotente ante el veloz ataque “guerrillero” de Maury Wills, Gilliam, Neal, Davis o el propio Roseboro.

Esta Serie 2014 rememora aquella de hace 55 años, cuando un club que asistió al Clásico con etiqueta de campeón se destiñó de tal forma que lucieron casi ridículos por la forma como los maniataron.

Aunque no existía la difusión de hoy y en el Oeste solo estaban los Dodgers y los Gigantes, porque no se saturaba al público con 32 equipos, partidos interligas y tantas seriecitas de postemporada como juegos tiene el calendario regular, aquella Serie Mundial tampoco fue exitosa por una razón: NO ESTUVIERON LOS MULOS, la única medicina con poder “curador” para todos los usuarios, a quienes les perdonaban cualquier cosa, desde venderle a Vic Power a los A’s, hasta prescindir de los servicios de Bob Cerv en medio de una campaña que concluyó exitosamente en Kansas City en cantidad de jonrones conectados.

Por el momento, ojalá se arregle, tal vez Gigantes y Reales no resulten en el terreno los ejecutores del buen beisbol como jugaron durante la temporada; hasta ahora, lo mejor ha sido Bumgarner, que no es relevista, sino abridor, y dio una clase maestra de cómo se domina a un club pobre en el bateo, que corre mucho, pero que no lo pudo demostrar porque apenas llegaron a primera sus bateadores.

Por lo que se vio en el primero, sin compromiso, los de San Francisco pudieran terminar rápido, sin dejarle un juego de ganancia a los peloteros después que separen para causas humanitarias lo recaudado en los primeros 4.

Se está jugando el segundo, vamos a rezar porque la serie se nivele en calidad de juego y no concluya tan desniveladamente que haga exclamar al fanático: ESTO NI ES PELOTA, NI ES SERIE MUNDIAL, NI SON LAS GRANDES LIGAS NI NADIE SABE QUÉ SON REALMENTE…

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 10,440 other followers

%d bloggers like this: