Archive for the ‘ Uncategorized ’ Category

S.F. doblega a Arizona y gana terreno en el Oeste

PHOENIX — El emergente Matt Duffy quebró el empate mediante un sencillo en el noveno episodio y los Gigantes de San Francisco se impusieron el miércoles 4-2 a los Diamondbacks de Arizona, para acercarse a la punta de la División Oeste de la Liga Nacional.

San Francisco se aproximó a dos juegos de los Dodgers de Los Ángeles, líderes divisionales, aplastados 16-2 en la jornada ante Colorado. A los Gigantes y a los Dodgers les restan 10 juegos de la campaña regular.

El hit de Duffy, con un out, llegó con la cuenta llena ante el taponero Addison Reed (1-6). El venezolano Pablo Sandoval recibió un pasaporte cuando había un out, Brandon Crawford pegó un sencillo y el emergente Brandon Belt gestionó un boleto, lo que preparó la escena para Duffy.

Crawford acumuló cuatro imparables en el encuentro.

El mexicano Sergio Romo (6-4) resolvió un inning y Duffy lo sustituyó al bate. El dominicano Santiago Casilla se acreditó su 17mo salvamento.

Por los Gigantes, los venezolanos Gregor Blanco de 3-0 con una empujada, Pablo Sandoval de 3-0 con una anotada. Los dominicanos Joaquín Arias de 3-0, Juan Pérez de 2-0.

Por los Diamondbacks, los venezolanos Ender Inciarte de 5-2, Miguel Montero de 1-0.

Rockies aplastaron a Dodgers para llevarse la serie

DENVER — Justin Morneau empató su mejor marca de la temporada, con seis producidas, incluidas cinco como parte de un racimo de ocho carreras en la primera entrada ante el dominicano Carlos Frías, y los Rockies de Colorado humillaron el miércoles 16-2 a los Dodgers de Los Ángeles.

Morneau disparó un jonrón de tres carreras y un sencillo que impulsó otro par durante ese ataque temprano, y los Rockies, colistas de la Liga Nacional, sorprendieron a los Dodgers, líderes de la División Oeste.

La labor de Frías (0-1), improvisado como abridor, terminó después de conseguir apenas dos outs.

Morneau y el venezolano Carlos González son los únicos peloteros de los Rockies que han remolcado cinco carreras en un inning.

Charlie Blackmon bateó de 5-5, incluido un jonrón solitario, y los Rockies ganaron dos de tres juegos en la serie ante Los Ángeles, que comenzó la jornada con una ventaja de tres encuentros en su división sobre San Francisco.

Tras conectar tres imparables y elevar un globo de sacrificio, Morneau tiene un promedio de .320, y superó a Josh Harrison, de Pittsburgh, como líder de bateo de la Nacional.

Frías aceptó ocho carreras y 10 indiscutibles, incluidos siete seguidos en el comienzo del juego. De acuerdo con la firma Elias Sports Bureau, es el primer pitcher en la historia moderna que admite 10 inatrapables y saca menos de tres outs.

El mexicano Jorge de la Rosa (14-11) toleró un par de hits y ninguna carrera en seis innings, para mejorar a una foja de 10-2 en casa esta temporada.

Por los Dodgers, los cubanos Yasiel Puig de 3-0, Alex Guerrero de 1-0, Erisbel Arruebarrena de 2-0. El mexicano Adrián González de 2-1. El dominicano Juan Uribe de 2-0. El venezolano Miguel Rojas de 4-0 con una impulsada.

Por los Rockies, los dominicanos Wilín Rosario de 4-2 con una anotada y tres impulsadas, Rafael Ynoa de 5-3 con una anotada y una producida. El mexicano De la Rosa de 3-1 con una anotada y una remolcada.

Los 20 records indestructibles del béisbol

Los tiempos han cambiado y el béisboltambién. Hoy el juego de las cuatro bases no es el mismo que ayer. En sus inicios, un pitcher podía abrir 40 o más partidos en una temporada y completarlos casi todos. Eso, simplemente, resulta imposible que suceda en el siglo XXI.

Se han presentado algunas variaciones en el juego, los equipos necesitan proteger las enormes inversiones que hacen en peloteros, la medicina moderna también dicta una pauta y la estrategia ha cambiado sobre todo en lo referente al pitcheo. A diferencia del pasado, ahora los jugadores tienen límites, actuaciones restringidas, que han convertido algunos records del béisbol en inquebrantables.

Y si bien es cierto que los records se hicieron para batirlos, a continuación nos atreveremos a presentar los 20 registros de Grandes Ligas que, a nuestro juicio, serán indestructibles o en extremo difíciles de quebrar durante el paso de los años y a pesar del surgimiento de nuevas estrellas del béisbol.

20 .- Ed Reulbach, dos blanqueos n un mismo día
El 26 de septiembre de 1908 se produjo un hecho que difícilmente volverá a ocurrir. El pitcher Ed Reulbach, nativo de Detroit, Michigan, fue el abridor del doble juego que su equipo Cachorros de Chicago sostuvo ese día ante los Dodgers de Brooklyn y en ambos logró apuntarse un blanqueo.

19 .- Carl Hubbell, 24 victorias seguidas en temporada regular
Entre el 17 julio de 1936 y el 27 mayo de 1937, hilvanando una temporada con otra, el zurdo Carl Hubbell, de los Gigantes de Nueva York, logró 24 victorias consecutivas en la temporada regular sin pérdida alguna. Su registro global en ambas temporadas fue de 48-14. Sin embargo, él perdió el cuarto juego de la Serie Mundial de 1936 ante los Yankees.

Ads
Conecta En Facebook
www.facebook.com
Encuentra Y Conecta Con Amigos En Facebook. ¡Inscríbete Hoy!

Zlatan Ibrahimovic
www.facebook.com
Encontre Zlatan Ibrahimovic no Facebook. Junte-se agora!

18 .- Johnny Vander Meer, dos juegos consecutivos sin hit
El 11 de junio de 1938, en el parque Crosley Field, el pitcher de los Rojos de Cincinnati Johnny Vander Meer lanzó juego sin hits ante los Bees de Boston. Cuatro noches después, el 15 de junio del mismo año y en su siguiente apertura, concretó otro partido sin imparables, esta vez frente a los Dodgers de Brooklyn en el Ebbets Field. Ningún otro serpentinero ha lanzado dos ‘no hitters’ consecutivos en Grandes Ligas.

17 .- Ichiro Suzuki, 225 hits sencillos en una temporada
Conectar 200 hits en una campaña ya de por sí es difícil, pero para el connotado bateador japonés en realidad no ha sido tan complicado lograrlo. Suzuki ligó 262 imparables en la campaña de 2004, 225 de los cuales fueron sencillos. Ese año, Ichiro bateó 24 dobles, 5 triples y 8 jonrones.

16 .- Barry Bonds, 2.558 bases bolas por bolas recibidas
Bonds, el bateador que mayor número de jonrones ha conectado en Grandes Ligas(762), también posee los registros de ligas mayores de bases por bolas (2.558), la de transferencias intencionales de por vida (688) y en una temporada (120 en 2004). Son otros records difíciles de batir.

15 .- Rube Marquard, 19 triunfos en fila
Richard William ‘Rube’ Marquard, a quien muchos consideran el mejor pitcher zurdo de la historia, consiguió ganar 19 juegos consecutivos en la temporada de 1912 para los Gigantes de Nueva York. En esa campaña terminó con registro de 26-12 en 43 partidos, 38 de ellos como abridor.

14 .- Las 31 victorias de Bagby Sr., Grove y McLain
La mayor cantidad de triunfos en una temporada por un pitcher de Grandes Ligas en la llamada “era de la pelota viva”, que data desde 1912 hasta el presente, la comparten Jim Bagby Sr. (Indios de Cleveland-1920), Lefty Grove (Atléticos de Filadelfia-1931) y Denny McLain (Tigres de Detroit-1968). Hoy un lanzador abridor inicia alrededor de 33 juegos por temporada.

13 .- Tris Speaker, 792 dobletes en 22 temporadas
Tristram Speaker, a quien apodaban ‘El Águila Gris’, ha sido uno de los más notables bateadores en la historia del béisbol, líder de todos los tiempos en dobles conectados con 792, una marca que luce inalcanzable si tomamos en cuenta que los jugadores activos que le siguen son veteranos: el puertorriqueño Iván Rodríguez (572, con 39 años de edad), el venezolano Bobby Abreu y Todd Helton (554, ambos con 37 años).

12 .- Sam Crawford, 309 triples de por vida en 19 años
El triple es el batazo inatrapable más difícil del béisbol, porque para alcanzar tres bases con una misma conexión impone velocidad del bateador- corredor, fuerza y habilidad. Esos eran los atributos de Sam Crawford, quien es el dueño de la marca de triples de todos los tiempos con 309, en su actuación de 19 años con Rojos de Cincinnati y Tigres de Detroit. Entre los activos Carl Crawford es líder con 112 en 10 temporadas.

11.- Orel Hershiser, 59 innings sin permitir carreras
El pitcher derecho Orel Hershiser tuvo una sensacional temporada para los Dodgers de Los Ángeles en 1988, cuando finalizó con balance de 23-8, 15 juegos completos y 8 blanqueos. Lo más impactante es que durante esa campaña logró lanzar 59 innings consecutivos sin permitir carreras a sus oponentes, un récord para las ligas mayores.

10.- Joe DiMaggio, 56 juegos seguidos con al menos un hit
‘El Yankee Clipper’, como se conoció a DiMaggio, mantiene una de las marcas más apasionantes del béisbol: la de 56 juegos con al menos un hit conectado, que inició el 15 de mayo de 1941, cuando el jugador bateó un hit en cuatro turnos ante el pitcher de los Medias Blancas de Chicago Eddie Smith, y que concluyó el 17 de julio ante los Indios de Cleveland. Pete Rose ha sido el que más cerca ha estado del record, al completar 44 juegos seguidos con hit en 1978.

9.- Rickey Henderson, 1.406 bases robadas
Nadie ha corrido las almohadillas como él, pero para lograr esta aparente inalcanzable marca de 1.406 bases robadas, es necesario batear también muchos hits. No cabe la menor duda de que Henderson fue un gran toletero. En 1987, registró 130 bases estafadas, la segunda mayor en la historia del béisbol, sólo superada por las 138 que robó Hugh Nicol con los Red Stockings de Cincinnati, en 1881, en tiempos de la Asociación Americana.

8 .- Cal Ripken Jr., 2.632 partidos jugados en forma consecutiva
Entre el 30 de mayo de 1982 y el 19 de septiembre de 1998, Cal Ripken Jr. Se mantuvo en acción en todos los partidos que realizaron los Orioles de Baltimore a lo largo de todos esos años. Para mantenerse en el line up de un equipo por tanto tiempo sin fallar un solo día se necesita ser un gran pelotero y eso fue, precisamente, Ripken Jr., dos veces Jugador Más Valioso (1983 y 1991) y en 19 ocasiones integrante del All Star de la Liga Americana.

7.- Billy Hamilton, 192 carreras anotadas en 1894
Se trataba de un outfielder de baja estatura (5’6” pies, 1,68 metros), de esos que ya los scouts de Grandes Ligas no se preocupan ni de ver. Sin embargo, Hamilton se destacó por su velocidad para correr las bases y su notable contacto con el madero. Promedió de por vida .344 y en la temporada en la que estableció el récord de 192 carreras anotadas bateó para .403. Esta marca está destinada a permanecer por siempre.

6.- Pete Rose, 4.256 hits
Sólo dos bateadores en la historia de Grandes Ligas han superado los 4.000 hits: Pete Rose (4.256) y el legendario Ty Cobb (4.189). Y sólo 28 jugadores, entre quienes se incluyen Rose y Cobb, han conectado 3.000 o más imparables. Muy lejos a la distancia no se avizora algún artillero que pueda poner en peligro el record de Pete Rose. Este registro traspasa cualquier dimensión.

5.- Ty Cobb, .366 promedio de bateo de por vida
El ‘Melocotón de Georgia’, el jugador insignia de los Tigres de Detroit durante 22 temporadas, acumuló promedio de por vida de .366, después de consumir 13.068 turnos con el bate. Cobb se retiró como pelotero después de jugar sus últimos dos años con los Atléticos de Filadelfia. Su legado como bateador será imborrable. En la lista de los toleteros con mejor average de por vida siguen Rogers Hornsby (.358) y el ‘Descalzo’Joe Jackson (.355), mientras que entre los activos están en el tope, hasta la campaña de 2011, el dominicano Albert Pujols (.328) e Ichiro Suzuki (.325)

4.- Charles ‘Old Hoss’ Radbourn, 59 victorias en una campaña
Ningún pitcher jamás podrá emular una temporada como la de Radbourn en 1884, cuando se adjudicó 59 de los 84 juegos ganados en aquel año por los Grises de Providencia, un club hoy desaparecido de la Liga Nacional. En esa campaña lanzó en 75 partidos, 73 de ellos como abridor, los cuales completo todos. Bueno, eran otros tiempos, pero es el récord de Grandes Ligas y estará ahí para siempre, ¡indestructible!

3 .- Nolan Ryan, 5.714 ponches
A diferencia de otras marcas, los mayores ponchadores se encuentran en épocas más recientes. Nolan Ryan, uno de los más grandes lanzadores de la historia, posee el récord de 5.714 ponches, seguido por el zurdo Randy Johnson, con 4.875. Enorme diferencia como para pensar que Ryan reinará por muchas décadas. ¿Y qué podemos decir de sus siete juegos sin hits ni carreras? Otra marca insuperable si advertimos que, otra leyenda del béisbol, Sandy Koufax es segundo con cuatro no hit no run.

2 .- Walter Johnson, 110 blanqueos
‘El Gran Tren’, como se conocía a Johnson, logró 110 blanqueos en su carrera de 21 años en Grandes Ligas, asombrosa cantidad que luce muy difícil de rebasar en el béisbol de nuestro tiempo, en el cual los pitchers abridores completan menos partidos y son relevados con mayor frecuencia. Es otro récord que estará siempre vigente. Imagínense que el lanzador activo con mayor número de blanqueos es Roy Hadallay, quien suma 20 en 14 temporadas.

1 .- Cy Young, 511 triunfos en Grandes Ligas
Denton True Young o simplemente Cy Young, permaneció durante 22 temporadas en aquellos incipientes años de las mayores, en los cuales lanzó 906 partidos, 815 como abridor. Es el dueño de la marca de victorias con 511, que estará inalterable en el tiempo, como su récord de 749 juegos completos de por vida. Young posee otros seis registros para Grandes Ligas, incluyendo el de innings lanzados con 7.356. Este pitcher derecho tuvo que enfrentar a veteranos y jóvenes bateadores por igual, porque todos en su época jugaban el mismo béisbol. Por eso, sus perdurables marcas, como todas las que hemos presentado aquí, están más que validadas. Sin duda, el premio Cy Young, que distingue al mejor lanzador de ambas ligas cada año, no puede tener un mejor nombre.

Ernesto Mejía se roba el show en Japón

El toletero venezolano necesitó de 90 juegos y descomunales batazos para convertirse es la sensación de la pelota nipona. Mejía pelea junto con Takeya Nakamura y Willy Mo Peña el liderato de vuelacercas de la Liga del Pacifico

mejias

A sus 28 años de edad, Ernesto Mejía comienza a vivir la dulce etapa de su carrera profesional. Pese a que no ocurrió en Grandes Ligas, el guanareño se abre paso con su poder en Japón y tiene en la mira a coterráneos que dejaron huella en la pelota nipona.
Con apenas 90 juegos y alrededor de cuatro meses en tierra asiática, ya es una estrella, incluso fuera del Seibu Dome de Tokorozawa venden banderas de Venezuela con su nombre y el 99 que porta en su uniforme. Para eso, entre otras razones, hay una especial: Antes de su llegada, los Leones de Seibú registraron 13 victorias y 26 derrotas, mientras que desde su primer juego tienen 42 ganados, 43 perdidos y cuatro empates.
El poderoso inicialista tiene su secreto para elevar su producción, el “Camarita” cambió su forma de pararse en el plato a una más erguida, lo que le ha dado más relajamiento y comodidad para esperar los picheos e iniciar el swing. Mejía suma 31 jonrones (líder de la Liga del Pacífico) y 63 empujadas. En su primera temporada ya sugiere que en par de años más podría convertirse en el quinto venezolano con al menos 100 cuadrangulares en ese circuito, junto con Álex Ramírez (380), Álex Cabrera (357), Roberto Petagine (233) y Robert Marcano (232).
“Estoy sorprendido por cómo me está saliendo todo. Estoy muy animado”, dijo el slugger recientemente a La Verdad. “Lo mejor que me ha pasado en mi carrera ha sido venir a Japón. No todo ha sido fácil, pero estoy ‘fajao’ a diario en mi trabajo”.
Una campaña completa de Mejía, si mantiene el ritmo, pondría en peligro el récord de Wladimir Balentien de 60 vuelacercas en una zafra, máxima cantidad para toletero alguno en la historia del Béisbol Profesional Nipón. También amenazaría con ser el cuarto criollo en hacerlo, además de Petagine (2001), Cabrera (2002) y Ramírez (2008 y 2009).
Pura gloria
Además de Mejía, Takeya Nakamura es el único pelotero de los “melenudos” que alcanzó 30 o más bambinazos en los últimos cinco años. Tomando en cuenta las edades, el primera base tiene proyecciones similares a los números de Cabrera y Ramírez al finalizar si termina su carrera en el béisbol nipón. El primero de ellos llegó con 29 años, mientras que Ramírez arribó con 26, dos menos que “Camarita”.
Los medios japoneses lo ven como una de las mejores tres adquisiciones de mitad de temporada por su producción. “Los chances del club de llegar a playoffs acabaron hace rato, pero los Leones podrían beneficiarse de tener a Mejía para 2015″, publicó el Japan Times.
Seibú es reacio a ofrecer contratos extensos a jugadores foráneos, muestra de esto es que el último pacto a largo plazo a un extranjero fue el de Cabrera. Pese a ese asunto, el portal web Daily Sports asegura que hay interés en firmar al llanero —quien devenga aproximadamente 330 mil dólares— a un contrato multianual, que normalmente en Japón son entre dos y siete años.
“Mejía desea jugar en Japón el próximo año por encima de Estados Unidos. Siente pasión por Seibú”, declaró un ejecutivo del equipo. “Se evaluará la situación al finalizar la temporada”.

Así va Mejía
J
H
2B
3B
JR
CI
CA
AVG.
90
101
11
1
31
63
47
.300

Cifras del slugger
10.9 turnos al bate, en promedio, necesita Ernesto Mejía para conectar cuadrangular.
37 jonrones proyecta el inicialista para el final de temporada. Restan 23 desafíos.
3 peloteros venezolanos sumaron 30 o más jonrones en su primer año en Japón: Mejía, Álex Cabrera (49) y Roberto Petagine (44).

Dejaron huella en Japón
Jugador
Temp.
JR
CI
Máx. JR en un año
Álex Ramírez
13
380
1272
49 (2010).
Álex Cabrera
12
357
949
55 (2002)
Roberto Petagine
7
233
635
44 (1999)
Robert Marcano
11
232
817
32 (1979)
(Toleteros criollos con 100 o más jonrones en la NPB).

Calidad de más valiosos
Jugador
Año
Álex Cabrera
2002
Álex Ramírez
2008, 2009
Roberto Petagine
2001

La frase
“Para mí es un orgullo y un privilegio que los fanáticos me apoyen y que se note el cariño. No me esperaba algo como esto”.
Ernesto Mejía. Jugador de Seibú.

Por Juan Páez / Maracaibo / jpaez@laverdad.com

MLB suspende a umpire por altercado con Papelbon

papelbon

NUEVA YORK — El umpire Joe West fue suspendido un juego sin paga por haber tomado de la camisa al taponero de los Filis de Filadelfia Jonathan Papelbon.

Joe Torre, ejecutivo de Grandes Ligas, indicó el miércoles en un comunicado que West “admitió que había una mejor manera de manejar la situación”.

Papelbon fue suspendido siete partidos y multado el lunes por haber hecho gestos obscenos hacia los aficionados y por encarar a West. El derecho ha insistido en que no hacía un gesto vulgar mientras abandonaba el campo en medio de abucheos después de permitir cuatro carreras en la novena entrada de la derrota por 5-4 de Filadelfia ante los Marlins de Miami el domingo.

West lo expulsó luego que el umpire determinó que Papelbon hizo el gesto en respuesta a los gritos de los aficionados.

“Comprendo completamente que haya reaccionado a un jugador que actuaba agresivamente, y puedo comprender su frustración ante la situación”, dijo Torre. “Sin embargo, Joe sabe que un umpire no puede iniciar un contacto físico con un jugador tal como un jugador no puede iniciar un contacto físico con un umpire”.

West cumplirá la suspensión el miércoles por la noche en vez de trabajar en el juego para el que había sido asignado entre los Yanquis de Nueva York y los Rays de Tampa Bay en St. Petersburg, Florida.

Altuve goza su nuevo récord de imparables en Astros

HOUSTON – Lo primero que hizo José Altuve cuando llegó a la segunda base después de su hit número 210 para empatar el récord de los Astros de Craig Biggio fue rendirle honor a éste de alguna manera.

Altuve saludó desde la segunda almohadilla a Biggio, quien estaba presente en el Minute Maid Park. Dos innings después de eso, el venezolano rompió la marca para una temporada de Biggio con un sencillo frente a los Indios.

Fue la culminación de una temporada improbable e increíble del segunda base de Houston, quien ha enseñado una notable habilidad de ponerle el bate a la bola.

“Tengo que salir a terminar fuerte la temporada”, dijo Altuve. “Tenemos que ganar un par de juegos más para ponernos en buena posición, entonces fue bueno dar el 211 para que la gente pueda dejar de hablar de eso y podamos salir a jugar”.

Altuve se convirtió en el primer jugador de los Astros en registrar seis juegos seguidos con dos hits o más desde que lo hizo Hunter Pence en el 2011. El martes, el maracayero se fue de 5-2 para subir su promedio a .343 y llegar más cerca de convertirse en el primer jugador en la historia de los Astros en ganar un título de bateo.

“Es especial para todos y para mí, porque conozco a José desde hace mucho tiempo y lo vi desde el principio”, dijo el manager interino de los Astros, Tom Lawless, ex instructor de liga menor en el sistema de Houston. “Es especial para mí ser testigo de lo que vi (el martes). No olvidaré esto. Y sé que él tampoco lo olvidará. Podemos estar 20 años más en el béisbol sin volver a ver esto. Es así de especial”.

Altuve, de cinco pies y seis pulgadas de estatura, encabeza las Grandes Ligas en hits y promedio, además de ser líder de la Liga Americana en bases robadas. Lleva 64 juegos de dos hits o más, un récord de la franquicia de los Astros, y es uno de sólo cuatro jugadores desde 1900 en tener por lo menos 211 hits, 43 dobles y 52 robos en una temporada.

“Sé que la gente se ha sorprendido algo por mi temporada, y yo también”, dijo Altuve. “Me preparé todos los días y estoy trabajando muy duro. No estoy tratando de hacer demasiado, sino lo que sé hacer. No quiero desperdiciar turnos, sino luchar cada uno de ellos. Esa ha sido la clave este año”.

Después de que Altuve empató la marca de Biggio en el quinto episodio frente a Corey Kluber, recibió una ovación de pie de sus compañeros y del público en Houston mientras saludaba a Biggio.

“Esa es la mejor sensación de mi vida, cuando ves a tus compañeros apoyándote de esa manera”, expresó Altuve. “Eso me hizo sentir completo. Estoy saliendo a jugar al 100% para darle todo lo que tengo para ganar el juego. Cuando doy los hits y ellos reaccionan así-los compañeros, los coaches, los fans-eso me hizo sentir completo y muy contento”.

Altuve no se detuvo ahí.

El público se puso de pie cuando el venezolano llegó al plato en el séptimo inning y se hizo sentir cuando Altuve le conectó al primer pitcheo al jardín central para su hit 211 de la campaña. Otra ovación de pie siguió dicho batazo; hasta algunos de los jugadores de los Indios participaron.

Kluber se bajó del montículo después del batazo que le dio el récord a Altuve.

“Es un gran logro para él tener más hits que cualquier otro en la historia de esa franquicia”, dijo Kluber. “Hay que dejar que él disfrute eso”.

“Es divertido ser parte de esto”, dijo el receptor de los Astros, Jason Castro. “Creo que fue apropiado cómo ocurrió, otro partido de dos hits o más. Todo el mundo estaba contento por él en el dugout, no sólo cuando empató (el récord) sino cuando lo rompió”.

Más adelante, Biggio felicitó a Altuve.

“Él me dijo, ‘Felicidades, sigue dando tus swings'”, relató Altuve. “Eso significa mucho viniendo de él. Eso significa que él estuvo viendo el juego. Llegó temprano para las prácticas de bateo y me dijo, ‘Hey, dos más’. Él me animaba a hacerlo y eso me puso contento. Fue divertido de verdad”.

Ahora que está en la cúspide de un título de bateo, el enfoque de Altuve no ha cambiado, sino sigue siendo el mismo del invierno pasado.

“Llegué al invierno con una mentalidad de trabajar fuerte y tratar de ponerme en un 100% de condiciones para llegar a la temporada y ayudar a mi equipo”, dijo. “Estamos teniendo una buena temporada y todo el mundo está jugando duro. Esta fue la primera vez que no jugué pelota invernal.

Estamos (a mediados de septiembre) y me siento al menos en un 98% de mis habilidades”, continuó. “Es bueno que no tomé ese tiempo para perderlo, sino para trabajar duro. Voy a hacer lo mismo en este invierno que viene, porque sé que podemos estar en los playoffs y voy a hacer todo lo que pueda para que eso sea una realidad”.

Brian McTaggart / MLB.com 

Polo Grounds fue hogar de Gigantes, Yankees y Mets

Coral Gables, Florida (VIP-WIRE).-

“Fe es dar el primer paso, aún cuando no se vea la escalera completa”… Martín Luther King.-

-o-o-o-o-o-o-

Hoy es día del correo, como todos los miércoles.

José Monroy, de Higuerote, pregunta…: “¿Qué dimensiones tenía, o tiene, el Polo Ground?. Y si todavía existe, ¿está apto para jugar ahí beisbol?”.

Amigo Cheché…: Polo Grounds, la casa de los Gigantes de Nueva York, también durante 10 años, de los Yankees (1913-1922) y dos de los Mets (1962-1963), fue inaugurado para beisbol, como hogar de los New York Gothams, en 1883. Antes había sido escenario del deporte del Polo bajo el nombre de Polo Field East. Los Gigantes lo tuvieron por casa entre 1891 y 1957, cuando se fueron a San Francisco. Lo echaron abajo en 1964 para construír unas torres de apartamentos. Las distancias en pies del home-plate al LF 279, LF-CF 455, CF 483, RF-CF 449, RF 258. Estaba ubicado a dos cuadras de Yankee Stadium. Solo los separaba en río Harlem.

Luis Zazueta, de Guasave, pregunta…: “¿Por qué su columna aparece ahora en “El Debate” y no en ‘Noroeste’?”

Amigo Güicho…: Porque me declaré agente libre y me contrataron para escribir en este célebre tabloide.

José L. Cevallos, de Mazatlán, pregunta…: “¿Quienes son los mejores de Series Mundiales en jonrones, impulsadas, promedio al bate, juegos ganados, strikeouts, efectividad?”.

Amigo Pepe…: El líder en jonrones es Mickey Mantle, 18… En impulsadas, también Mantle, 40… Promedio al bate, 418, empatados, Pepper Martin en tres Series, con 55 turnos 23 hits; y Paul Mólitor, dos Series, igualmente 55-23… Victorias, Whitey Ford, 10… Streikeouts, Ford 94… Efectividad, Harry (El Gato) Brecheen, 0.83 en 32.2 innings.
Oscar García, de Guanare, pregunta…: “¿Quién cree puede ser el shortstop de los Yankees en 2.015?”.

Amigo Caro…: Ahora mismo estudian a sus propios candidatos de las menores. Si no lo consiguen por eso alrededores, buscarán entre los agentes libres. Pero tienen una opción más en la casa, con Alex Rodríguez, si es que no pueden salir de él, como lo intentan.

Ramón Cuello, de Caucagua, pregunta…: “¿Se puede comprobar si Alex Rodríguez usó esteroides antes del caso biogénesis, y cuáles efectos causan tales sustancias en el organismo?”.

Amigo Moncho…: No hay que comprobar nada. Él confesó públicamente que sí uso esteroides, pero antes de la prohibición. Y ni los esteroides, ni las hormonas de crecimiento humano, ni los anexos, causan mal alguno si se suministran bajo vigilancia científica. José Canseco, el mayor consumidor de tales productos entre los bigleaguers, está perfecto en lo físico y en lo mental, igual que el mismo Alex. Lo que producen es mayor poder al bate o mayor velocidad en la recta, según el tipo que se aplique. Ahora, si alguien consume esos productos sin control, sí pueden perjudicarse los nervios, el corazón y el cerebro.

Gracias a la vida que me ha dado tanto, incluso un lector como tú.

Jbeisbol5@aol.com
@juanvene5
Juan vene

Ubaldo puso de su parte en la coronación de Orioles

BALTIMORE – Cuando los Orioles adquirieron a Ubaldo Jiménez durante las últimas semanas de los entrenamientos-lo cual le ameritó al derecho dominicano el mayor contrato (cuatro años, US$50 millones) para un lanzador agente libre en la historia de la organización-fue para que el veterano lanzara juegos como éste.

A pesar de ello, Jiménez–sacado de la rotación el mes pasado luego de tener marca de 4-9 con efectividad de 4.83–era visto como el candidato menos pensado para una apertura tan importante como la del martes.

Sin embargo, el diestro le premió la confianza al manager Buck Showalter y se adjudicó la victoria al Baltimore vencer por 8-2 a Toronto y asegurar su primer título del Este de la Liga Americana desde 1997.

Jiménez se recuperó de un tambaleante inicio del juego para tirar un total de 5.0 innings, en los que permitió dos carreras y retiró a los últimos 10 bateadores que enfrentó ante un entusiasmado público de 35,297 espectadores. Fue una especie de borrón y cuenta nueva para Jiménez, quien en el clubhouse después del partido y empapado de champán dijo que “esto lo borra todo”.

“Lo necesitábamos (el martes)”, dijo el jardinero central de los Orioles, Adam Jones, acerca de Jiménez. “Y a él le hacía falta esto. El primer par de innings tuvo que batallar, pero pudo recuperarse, darlos cinco innings y brindarnos la oportunidad de ganar”.

Showalter explicó cuál era el plan con el dominicano.

“Íbamos a tenerlo ahí para un máximo de 80 pitcheos”, dijo el capataz sobre Jiménez, quien no iniciaba un juego desde el 16 de agosto. “Salí (al montículo) con la intención de sacarlo del partido (en el cuarto inning), pero cometí el error de mirarle los ojos.

“No me suplicó, sino que tenía una mirada que me decía, ‘Dame la oportunidad de una entrada más. Me siento bien’. Ese fue uno de los momentos en que pensé con el corazón y no la cabeza. Estuve bien contento por él. Y estuvieron presentes su mamá y su papá.

“Eso fue algo grande para él”, continuó Showalter. “Creo que fue más grande para él que para nosotros. Quién sabe lo que podría significar para los próximos tres años y medio”.

Jiménez también se tomó un tiempo para reflexionar, en medio de la celebración.

“Teniendo un año tan malo, definitivamente no crees que vayas a ser el que va a estar en el montículo para un juego como éste”, dijo el quisqueyano. “Pero pude estar ahí y pude hacer mi trabajo, así que se siente muy bien”.

Jiménez, quien dio cuatro bases por bolas, permitió una carrera en cada uno de los primeros dos episodios y necesitó hacer 60 pitcheos para sacar los primeros seis outs, vio que Showalter tenía a relevistas calentando en el bullpen en la segunda entrada. Pero el derecho pudo hallar un buen ritmo después de eso y no volvió a embasar a bateador alguno en lo que restó de su apertura de 97 lanzamientos.

 Brittany Ghiroli / MLB.com

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 10,233 other followers

%d bloggers like this: