EL “MONSTRUO” KERSHAW

kershaw y koufax 4 esta

Por Andrés Pascual

La prensa comenta que el juego casi perfecto que lanzó Clayton Kershaw contra Colorado es “el más perfecto” de todos los recetados hasta hoy en la historia de este tipo de actuaciones. El hombre dejó a 15 “con la carabina al hombro”.

Un juego perfecto es mucho más difícil que el cero hit cero carreras simple (si cabe tal expresión), del que, dicen, solo acepta comparación, como rareza, con la jugada de triple matanza o tres outs continuados en la misma entrada, porque no admite a nadie en bases bajo ninguna circunstancia, de hecho, se han lanzado cero hits cero carreras con hasta 10 bases por bolas otorgadas, o cinco, o siete…Johnny Vander Meer embasó por su descontrol a varios en cada uno de los dos que tiró consecutivamente, pero, el segundo, según Buck Canel, debieron apúntarselo al antesalista, que fildeó maravillas. Del lanzado por Bobo Newson, dijo Bill Veek, que había sido una exhibición de fildeo de todos los otros jugadores, incluyendo al catcher.

En cambio, un hit faltando un strike o un out para concluir una faena monumental, ha estropeado la labor grandiosa de un serpentinero, le sucedió a Mussina contra Carl Everett en una novena entrada con dos outs y cuenta de una bola y dos strikes el bateador zurdo; peor aún a Harvey Haddixx, de los Piratas contra los antiguos Bravos de Milwakee en 1959, que llegó al noveno empatado a cero y siguió, con la consecuente ruptura del juego perfecto, del no hit y hasta de la blanqueada (hubo de todo: error, base por bolas y hasta un jonrón de JOE Adcock), porque conspiraron Satanás y medio Infierno contra su gloria personal. En 1926, un amigo íntimo de Pete Alexander bateó de emergente contra el pitcher y le dio hit saltarín sobre segunda, arruinando el único que hubiera tenido en su fabulosa carrera el inmortal pitcher derecho. Y le sucedió a Clayton Kershaw por un error de Hanley Ramirez, que nunca ha sido un gran shortstop defensivo y tiende a titar abierto a primera, o corto con lances de alguna complejidad hacia la segunda base.

A.J Burnett concedió 7 bases por bolas en el que pitcheó por los Marlins, luego, el que embase corredores por bases por bolas, puede decirse que no dio un no hit, de tal modo efectivo el razonamiento, que, se puede decir, el verdadero no-no es el que mantenga cerrada la inicial por cualquier circunstancia: base por bolas, SENCILLO, golpeado por lanzamientos o lo que no es responsabilidad del lanzador, el error a la defensiva.

Los clubes más difíciles de contener, a la hora de terminar felizmente un juego sin hits ni carreras, son los que tengan alineaciones de velocidad, con hombres rápidos en el banco, de buen contacto, para utilizarlos como emergentes, sobre todo, los que usen “el suelo” como territorio de bateo”; pocas veces un jonronero ha malogrado un no hit, sin embargo, un corredor rápido, sobre todo zurdo, puede llegar primero que un tiro a primera, incluso puede ser capaz de provocar que un fildeador se atropelle y tire mal o que se quede con la bola en la mano.

Clayton Kershaw regresó de la lista de enfermos y ha necesitado trabajo para recuperar la forma, este pitcher de 26 años es, prácticamente, el retrato de Sandy Koufax, con gran curva en cambió, gran velocidad y control, el más peligroso arma en el arsenal de un zurdo que tire duro, lo diferente en la recta entre Kershaw y Sandy es que el actual monstruo de la lomita tira un par de millas más duro; pero, al inmortal de las cinco campañas consecutivas como ganador del porcentage de limpias, la recta le hacía efecto hacia arriba, ventaja que tuvo en Cuba Conrado Marrero, que solamente lanzaba rectas y, sobre todo, curvas por el lado del brazo (sliders), pero, al caso los tres serpentineros, el control como principal aliado de la facultad natural es un recurso demoledoramente efectivo contra los bateadores, ayer, hoy y mañana.

Kershaw tiene dos trofeos Cy Young en una vitrina de su casa, este año su récord es de 7-2 con 2,52, 8 bases por bolas y 86 ponchados en 64 episodios, excelente para un inicio de temporada que comenzó “lento”. En sus 7 campañas con los Dodgers ha ganado 84 con 48 derrotas y tiene 2,60 de limpias por juego; promedia más ponches que innings, lo que le convierte en el 5to fildeador por los errores posibles que le ahorra al cuadro.

El zurdo empezó a lanzar en el nivel de superestrella más rápido que Koufax, porque, este año, tiene 26 de edad y a esa pudo arreglar Koufax los movimientos en la lomita que le ocasinaban el descontrol hasta 1960, con la ayuda y el señalamiento de John Cherry, receptor reservista del club hermano del pitcher Larry.

Nadie sabe cuánto mejor que Sandy Koufax puede ser este joven, que posee el record de dinero por contrato a lanzadores, porque, ahora mismo, no parece que existan diferencias entre uno y otro cuando pitchean, así que, en la medida que el tiempo avance, si no se lesiona…

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 10,436 other followers

%d bloggers like this: