Vicente “Huevo” Romo : el Cy Young mexicano

vicenteromo.jpg

Vicente ‘Huevo’ Romo, considerado por muchos el mejor lanzador derecho de todos los tiempos, es el pitcher que hizo historia en la Liga Mexicana del Pacífico al tirar el primer juego perfecto del circuito, donde dejó cifras de 182-143, recetó 2038 ponches y logró la asombrosa marca de 99 entradas y dos tercios sin permitir carrera, mientras en LMB también obtuvo 182 victorias a cambio de 106 descalabros y abanicó a 1857 bateadores.

El oriundo de Santa Rosalía, Baja California, nos cuenta que su gusto por el béisbol comenzó cuando tenía 9 años y se mudó a Guaymas en donde hacía una que otra travesura en el estadio Abelardo L. Rodríguez.

“Miraba el estadio de los Ostioneros y me metía a robar pelotas para jugar, de ahí empezó mi inquietud por el béisbol y me dije que algún día iba a ser beisbolista”,comentó.

Conocido como ‘El Huevo’ por su larga cara y cuerpo delgado, se convirtió en lanzador por mera casualidad, ya que jugaba la tercera base, pero un día cuando estaba en un choque de segunda fuerza un pitcher se ausentó y se fajó en la labor.

Primer sin hit ni carrera de la liga
En 1961 es tomado en cuenta por el equipo de Guaymas, donde fue nombrado ‘Novato del año’ y no solo eso, lograría lanzar junto a Emilio Ferrer el primer juego sin hit ni carrera de la LMP (en ese entonces llamada Liga Invernal de Sonora).

El domingo 19 de Noviembre de ese año, durante el juego Ferrer fue golpeado en su brazo de lanzar por Arnulfo “Huateque” González, aunque éste conectó una fuerte línea, la pelota fue fildeada por el segunda base: Alfredo “Yaqui” Ríos y alcanzó a sacar en primera a González, quien no era muy veloz.

Además, en ese encuentro, fue descubierto por el scout Corito Varona, gran cazador de talentos y quien verdaderamente descubrió a Fernando ‘Toro’ Valenzuela.

“Tenía 17 años cuando el cubano Corito Varona me vio lanzar en Guaymas y le gustó mi estilo, yo era un novato con el equipo de Ostioneros y estaba lanzando el primer sin hit de la liga, porque vino a batear un señor que le decían“Huateque”, pero le dio un bolazo en el brazo al pitcher y lo continué”, contó.

La firma del ‘Camarón empanizado’
“Ya después me firma este señor para los Tigres del México y contrario a los contratos millonarios de hoy en día, Varona me firmó por una orden de camarón empanizado, a lo que acepté, pues lo único que quería era jugar y ahí fui madurando, luego tuve la oportunidad de ir a Estados Unidos”, explicó.

Experiencia en Las Mayores
“Fue muy duro, desafortunadamente, a mí me tocó el racismo, aunque se notaba más hacia los morenos, y no se me dieron las mismas oportunidades que se dan hoy en día al pelotero mexicano, ya que preferían al pelotero estadounidense, pero gracias a un Fernando Valenzuela y un Teodoro Higuera, fueron quienes abrieron las puertas para que se dieran cuenta que sí había talento mexicano”, externó.

Vicente, siente que a pesar de los obstáculos en Grandes Ligas, tuvo un buen desempeño, pues el año que estuvo con Boston tuvo oportunidad de abrir juegos al final de la temporada de 1970, donde lanzó 10 encuentros, de los cuales ganó 7, pero desafortunadamente las cosas no se dieron y al siguiente año fue cambiado a los Medias Blancas.
BOS203romo

10 años después del sin hit vendría el perfecto
Fría mañana del 5 de enero de 1971, poca asistencia en el Abelardo L. Rodríguez, cuentan que si a caso había unos 70 aficionados, nadie imaginaba la joya de pitcheo que estaba por venir, el encuentro inició a las 12: 38 pm.

Los Yaquis de Ciudad Obregón alinearon en ese partido a Leon Brown (LF), Dusty Baker (CF), ”El Pequeño Halcón” John Lowestein (SS), Harold Breeden (1B), Luis Lagunas(3B), Francisco García (RF), Francisco “El Chino” Márquez(C), Carlos Casas (2B) y el lanzador Vicente “Huevo” Romo quien también bateaba, ya que aún no existía el bateador designado.

Por los Ostioneros de Guaymas saltaron al terreno Ramón “El Abulón” Hernández (SS), “Tawa” Lizárraga (RF), Jim Driscoll (2B), Gregg Sims (CF), Francisco “Cisco” Campos(LF), Jesús Bustamante (1B), Domingo Rivera (3B), Vicente Peralta (C) y el pitcher zurdo José Soto.

El juego hasta la octava, estaba 4-0, pero los Yaquis hicieron 8 carreras en la novena, sin embargo Vicente Romo siguió concentrado, logró el out 25 con Mingo Rivera, con Salvador ‘La Bullanga’ Sánchez de emergente vendría el out 26 y el out 27 cae cuando Rubén Soqui, quien tomó el lugar del serpentinero José Soto, eleva al izquierdo, donde Leon Brown consumió la hazaña, después de 87 lanzamientos de Romo son las 3:08 pm; ¡Se consigue el primer juego perfecto de la LMP!
1379935_614994738523293_815836746_n

Pasan los años y para Vicente es un gran orgullo.

“Siento muy bonito haber sido uno de los pitchers en el primer juego sin hit ni carrera y el primer lanzador en tirar un juego perfecto y esos encuentros ya Dios te los pone en el destino, 27 hombres en línea y no toquen primera base,es un gran reto, luego vino Jesús Moreno (89), y después de 27 años lo hizo Joakim Soria (2006).
Agradecimiento
“Es muy bonito que me han hecho muchos reconocimientos y gracias a Dios que han sido en vida, lo disfruto con mi esposa, mis hijas y mis nietos”, finalizó.
524021_645106032187695_1320893163_n

Este fue un momento con Vicente Romo Navarro, lanzador histórico, un pitcher perfecto.

1 Comment

Reblogged this on Beisbol 007.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.

Join 10,437 other followers

%d bloggers like this: